Escenario
Miércoles 18 de Enero de 2017

"Si me dejas 15 días en mi casa sin cantar me siento fatal, me duele todo"

El cantante que ya suma 40 años de trayectoria se definió como un hombre "disciplinado y vital" que está impulsado por su pasión por el escenario

José Vélez ya cuenta 65 años y 40 de trayectoria, pero habla con el entusiasmo de un joven de 20. También sigue en la ruta con una vitalidad admirable. El año pasado estuvo tres veces en la Argentina, cantó en Colombia y también en Estados Unidos. Ahora acaba de venir de Canarias, su tierra natal, donde actuó ante cuatro mil personas, y esta noche, a las 22.30, se presentará en el casino City Center. El cantante de clásicos como "Procuro olvidarte", "Un año más" y "A cara o cruz" se mantiene vigente desde la década del 80, cuando se impuso en la Argentina con su álbum "Confidencias". En charla con Escenario, José Vélez habló del valor de la disciplina en su larga carrera y aseguró: "Me siento querido porque doy verdad, nunca he sido el producto de un marketing".

—¿Cómo es el show que traés esta vez a Rosario?

—La gente va a ver al José Vélez de toda la vida, el que se ha metido en sus casas sin pedir permiso (risas), durante muchas generaciones ya. Estoy cumpliendo 40 años con la música. Tengo un repertorio muy extenso que la gente quiere escuchar y que se conoce de arriba a abajo. Hay canciones que no puedo quitar porque ellos no quieren que las quite. Tengo temas muy populares, pero también cantaré algunos que no son tan conocidos. Además voy a hacer temas de otros artistas, como una versión de "My Way", que la he grabado hace poco.

—¿Qué te impulsa a seguir sobre el escenario después de tantos años de carrera?

—La pasión. Yo canto desde que tengo uso de razón. Si me dejas 15 días en mi casa sin cantar me siento fatal, me duele todo (risas). Yo acabo de cumplir 65 años, lo llevo muy bien, soy un hombre muy disciplinado, tengo mucha vitalidad, y tengo muchas ganas de seguir cantando. Pero lo que más me mueve es la pasión que tengo sobre todo por el escenario. Lo que más me gusta de la profesión es cantar en vivo. Cuando estoy 15 días sin cantar me siento bastante mal. Tengo muchas aficiones, tengo mi familia hecha, pero tengo la profesión que he amado y amo desde siempre, y no podría vivir sin estar cantando.

—¿Cómo fue tu infancia? ¿Qué música se escuchaba en tu casa?

—El puente geográfico entre España y América es Canarias. Entonces yo estoy muy influenciado por la música sudamericana. He escuchado tangos, música mexicana, boleros... Más tarde, cuando ya fui a Madrid, a los 17 años, allí no se escuchaba ni música mexicana, ni tangos ni boleros en la época en que yo fui. Después mis gustos musicales empezaron a cambiar. Me empezó a gustar Queen y empecé a alimentarme de los artistas que cantaban en los festivales de San Remo.

—¿Hay algún artista que te haya marcado especialmente?

—Siempre me impresionó mucho Charles Aznavour. Además lo he visto en vivo y creo que es un crack impresionante. Además es un hombre de 90 y pico de años. Hace poco estuve en París viéndolo en el Palacio de Congresos y me quedé absolutamente alucinado: no podía creer cómo estaba cantando y su forma de pisar el escenario. Sinceramente me quedé dos horas absorto y no podía mirar otra cosa. El es de la época de las grandes leyendas, como Edith Piaf. Son artistas tocados por una varita mágica.

—¿Qué aprendiste de tus orígenes humildes en Canarias?

—Bueno, yo sigo siendo humilde. He ganado dinero, afortunadamente, porque llevo años en esto. De lo que tenía, que era nada, a lo que tengo, es mucho, claro. Creo que he trabajado bien. De aquellos orígenes me queda la capacidad de sorprenderme a mí mismo y que exista todavía esa cosa de que cuando cantas es como la primera vez. Ese niño que todos llevamos dentro no quiero que se me vaya nunca. Para mí esto es primordial. Porque cuando se vaya la pasión voy a tener que dejar esto.

—¿Por qué creés que se da este romance entre tu carrera y la Argentina?

—Se da con la Argentina y con muchos países más. Me siento muy querido primero porque creo que doy verdad, nunca he sido el producto de una promoción o del marketing de una multinacional, siempre ha sido todo a pulmón, el boca a boca ha sido muy importante para mí. Yo no saco un disco en España hace mucho tiempo y, sin embargo, hace tres años consecutivos, estoy llenando todos los lugares donde me presento. Algo debe haber. Y esto lo tiene que saber la gente, yo no puedo decirlo. También tiene que ver con la honradez. Cuando tú eres honrado con el público y te entregas, cuando eres un artista que lo tienes claro y la gente sabe que va a ver a José Vélez y que no imita a nadie, entonces la gente responde y te quiere ver.

—¿Qué es lo que hay que tener para mantenerse vigente durante mucho tiempo?

—Primero hay que ser respetuoso con el público, que es el que te ha hecho. Yo creo que jamás en la vida yo he tenido un mal gesto con la gente porque a ellos les debo todo. Y después hacer tu trabajo bien, ser una persona responsable, disciplinada. Yo acabo de llegar de viaje y estoy acá en el hotel, tranquilo, relajado, esperando que llegue el miércoles (por hoy) porque quiero estar genial para el público de Rosario. Soy muy profesional, me gusta hacer las cosas lo mejor posible y que la gente se vaya encantada.

—¿Siempre fuiste disciplinado?

—Sí, desde muy joven, y siempre he sido muy vital, tengo una forma de ser que veo siempre el vaso medio lleno, y las adversidades en la vida se me olvidan en dos segundos. Trato siempre de seguir adelante, es la única forma que conozco de vivir.


Comentarios