Escenario
Jueves 13 de Abril de 2017

"Ser agradecido influye muchísimo en la percepción de tu propia vida"

Vin Diesel, el protagonista de la película, habló de su faceta como productor, del lado positivo de los desafíos y de cuánto extraña a Paul Walker.

Aunque su carrera cinematográfica se remonta a los años 90, Vin Diesel saltó a la fama en el nuevo milenio gracias a "Rápidos y furiosos", la saga más exitosa de los últimos tiempos. Casi cuatro años después de la repentina muerte de Paul Walker —uno de los protagonistas de la saga—, hoy llega a los cines de Rosario "Rápidos y furiosos 8", que también promete ser otro éxito de taquilla. En esta ocasión, el equipo de corredores callejeros parece haber vuelto a una vida normal hasta que una misteriosa mujer (Charlize Theron) seduce a Dom (Vin Diesel) para devolverlo al mundo de la delincuencia.

La octava película de la saga incluye varias novedades: es la primera sin Brian O'Conner (el personaje de Walker) y además incluye a una mujer como villana. Por otro lado, siguen en el camino Dwayne Johnson, Jason Statham, Tyrese Gibson, Michelle Rodríguez y Kurt Russell.

Vin Diesel —cuyo nombre de real es Mark Sinclair Vincent— pisó por primera vez un escenario cuando aún era un niño. Su primer cortometraje, "Multi-Facial", lo dirigió y filmó en apenas tres días, que le bastaron para estrenarlo en el festival de Cannes. Aquello le valió un papel en "Rescatando al soldado Ryan", de Steven Spielberg. Desde entonces, es un rostro habitual en papeles de héroe o villano, aunque de vez en cuando incursiona en el drama, como en "Culpable en la mafia". En entrevista con la agencia DPA en Berlín, el actor habló del rodaje de "Rápidos y furiosos 8", de su faceta como productor y de cómo afronta su cumpleaños número 50.

—Como a su personaje, ¿también a usted le sucede que está disfrutando de su tiempo libre y de pronto se ve otra vez inmerso en el trabajo?

—No sé si en algún momento tengo realmente tiempo libre. Preparar estas películas supone muchas cosas. La mayoría de los actores de la saga pueden implicarse en otros proyectos, sólo vienen a rodar, pero aunque yo también me pongo ante la cámara, como productor tengo que ocuparme muchos meses antes de recibir luz verde. Y antes tiene que estar listo el guión, un proceso que dura una eternidad... Es una buena pregunta, mi sensación es que nunca tengo suficiente tiempo.

—Por otro lado, si nadie llamara ni le pidiera una nueva película...

—Sí, claro, son problemas buenos que muestran la sed y las ganas de más. En ese sentido, naturalmente estamos en una buena posición.

—Pero cuánto más esperen los fans, más tendrá que ofrecerles...

—Exacto, esa es la cuestión (risas). Esa es la paradoja: cuantas más expectativas tienen los fans, más debés ofrecerles. Tras el éxito de la séptima entrega no sólo tuvimos que introducir los cambios que exigía el equipo de la película, sino también la fe de los fans: debíamos llevar al protagonista al lado oscuro y decir que es un canalla.

—Este fue también el primer rodaje sin Paul Walker. ¿Cómo se sintió?

—Claramente, la parte más agotadora del rodaje fue no tener a mi "hermano" al lado y poder confiar en él. Me faltaba mi hermano. Recuerdo uno de los últimos rodajes con él, cuando filmamos la fiesta del ático en Abu Dhabi y un asistente de cámara dijo: "Eso es lo que esperan los fans, eso es lo que quieren ver: a ustedes dos juntos".

—Pero ya no está...

—Lamentablemente es así. Entonces, aunque las películas de la saga lo que prometen es diversión, teníamos que cambiar algo. Mi mujer tenía razón cuando me dijo: "Después de «Rápidos y furiosos 7» el mundo no te verá feliz". Y era cierto. Por eso hice antes la película "xXx 3: Reactivado", para dejar ahí la sonrisa y estar listo para emprender este camino por el lado oscuro.

—Este año trae además un nuevo reto para usted: en julio cumplirá 50 años. ¿Cómo se lo toma?

—Me pregunto quién se va a atrever a cuidar de un cincuentón (carcajadas). ¡Tengo ganas, no he tenido nunca 50 años! ¡Seguro que la voy a pasar bien! ¿Por qué no? Tengo 49 y estoy al frente de la mayor franquicia cinematográfica. Siempre viene bien algo más de inteligencia y sabiduría, ¿sabe a lo que me refiero? No, en serio. Tengo ganas de cumplir 50. Va a ser algo grande.

—¿Siempre ve el lado positivo de los retos?

—Sí, lo intento, porque nos hace bien a todos. No siempre tenemos éxito, no siempre encontramos algo bueno. Pero mi padre me enseñó desde bien pequeño lo importante que es estar agradecido por lo que uno hace. Es algo que todos deberíamos hacer. Suena a cliché y a dicho fácil, pero estar agradecido por lo que uno es, por lo que tiene, influye muchísimo en el bienestar de uno y en la percepción de tu propia vida.

Dirk Steinmetz

DPA


Comentarios