Escenario
Domingo 30 de Julio de 2017

Schwarzenegger cumple 70

"Soy viejo pero no estoy obsoleto", declaró la estrella de "Terminator" que saltó del cine a la política.

"Mr. Olympia, Conan, Terminator y gobernador de California", así se presenta ante sus fans de Instagram Arnold Schwarzenegger, recordándoles que él mató al "Depredador". "Les dije que volvería", añade la estrella de Hollywood. Y pese a los 70 años que cumple hoy, está claro que hay Schwarzenegger para rato.

   "Felicidades, querido amigo", escribía el 6 de julio a su colega Sylvester Stallone. Y junto a la felicitación, colgó en Instagram una foto en la que ambos veteranos de la gran pantalla aparecían en un hospital. "¿Quizá deberíamos tomarlo con más calma el año que viene?", ironizaba.

   Sin embargo, "Arnie" no da señales de querer una tranquila vida de jubilado. Más bien todo lo contrario: en junio el ex "Governator" colgó en la misma red social un selfie con el presidente francés, Emmanuel Macron. "Un fantástico líder", afirmó. Ambos hablaron sobre temas medioambientales.

   Poco antes, el duelo que desde hace meses libra con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alcanzaba uno de sus picos cuando en un videomensaje, "Terminator" arremetía contra la retirada del Acuerdo climático de París anunciada por Trump. Combativo, instaba a una revolución para "salvar" el planeta.

   El enfrentamiento entre los dos republicanos se remontaba ya a la campaña electoral, cuando Schwarzenegger, de origen austríaco, declaró que por primera vez desde que en 1983 obtuvo la nacionalidad estadounidense no votaría a un candidato republicano.

   La disputa escaló en Twitter, donde Trump declaró que el actor había sido un pésimo gobernador y un "aprendiz aún peor", en alusión a su sucesor como presentador del programa televisivo "The Celebrity Apprentice". En marzo, cuando Schwarzenegger lo dejó, Trump dijo que había tirado la toalla debido a las "tristísimas cuotas de pantalla". Pero él contraatacó: "Debería contratar a alguien nuevo para los chistes y para chequear la información".

   Cuando en enero de 2011 Schwarzenegger, tras dos legislaturas, abandonó el cargo de gobernador de California, dejó un millonario déficit a su sucesor, el demócrata Jerry Brown. No pudo cumplir su promesa de "poner orden" en el gobierno tal y como lo haría un héroe de acción, pero sí ganó puntos como político ecologista. Y sigue empleando músculo en defender medidas drásticas contra la emisión de gases contaminantes.

   Nada más terminar su carrera política, Schwarzenegger volvió a colocarse ante las cámaras. En "The Expendables 2" (2012) derrochó acción al lado de Stallone y en "The Last Stand" encarnó a un veterano sheriff que se las ve con capos de la droga. En "Terminator: Génesis" (2015) volvió a meterse en la piel del legendario cyborg con el que en 1984 dio el salto a la fama de la mano del director James Cameron.

   "Soy viejo, pero no estoy obsoleto", afirma la máquina de matar al comienzo de esta quinta entrega de la saga. "¡Soy un tipo totalmente normal de 67 años! Levanto pesas todos los días, hago mi entrenamiento cardiovascular y dos meses antes del rodaje intensifiqué el entrenamiento", contó a dpa durante la promoción del filme. En las escenas de acción y lucha volvió a pasárselo "de miedo".

   Su propia carrera es de película. Nació en 1947 en Graz, hijo de un policía, y creció en un entorno humilde. Su primera coronación, la de "Mr Universo", llegó a los 20 años. Ya en Estados Unidos, primero se hizo un nombre como culturista y luego como actor, pese a su acento y a tener un apellido impronunciable. Y en 1982, con "Conan, el Bárbaro", llegó su despegue estelar.

   Su trayectoria la recopiló en 2012 en las memorias "Total Recall: My Unbelievably True Life Story", que con sus 672 páginas es un volumen con peso suficiente como para usarlo en sus ejercicios. Por supuesto, en ellas también habla de su glamoroso matrimonio con la periodista Maria Shriver, sobrina de J. F. Kennedy. Ambos tienen cuatro hijos de entre 19 y 27 años.

   En el capítulo 29 de "The Secret" llega la gran confesión. Allí, habla de su affaire con la empleada de la familia. Ocultó la relación y sus consecuencias imprevistas -un hijo de ahora 19 años- a su mujer, hasta que ésta le hizo confesar en 2011. Poco después, llegó el divorcio. Arnie describe su infidelidad como una "estupidez" que no debería haber cometido. El parecido con el más joven de sus hijos, Joseph Baena, es irrefutable. "Gran estudiante, gran deportista. Estoy orgulloso de ti y te quiero", escribió Schwarzenegger el pasado octubre en Instagram junto a una instantánea en la que ambos aparecen en la Oktoberfest de Múnich.

Comentarios