Escenario
Sábado 03 de Septiembre de 2011

Sandra Corizzo y el guiño de una voz de película en la Lavardén

Sandra Corizzo presenta hoy en el teatro Lavardén un disco con canciones propias inspiradas en los filmes que la marcaron en su vida.

Apenas 34 años separan "Películas", el disco de "La Máquina de Hacer Pájaros" de 1977, con "Qué se puede hacer salvo ver (películas", el flamante disco de Sandra Corizzo, que presenta hoy, a las 21.30, en el teatro Lavardén (Sarmiento y Mendoza). "El título es un guiño para el que sepa, y el que no, que investigue", dijo Corizzo, mientras degustaba un carlitos de pollo en un bar céntrico de calle San Lorenzo.

En aquel disco de la primera banda que tuvo Charly García tras la separación de Sui Generis, se apreciaba en la tapa a los 5 integrantes de la banda saliendo de un cine. La película era "Trama macabra", de Alfred Hitchcock.

La tapa del disco nuevo de Corizzo es una "bola de info giratoria" ilustrada por Pablo Bernasconi, en la que se ven retazos de celuloide, una sonrisa, un zapato, teclados y varios ojos. La mirada de Corizzo es clave en este disco. Porque eligió hacer canciones inspiradas en películas que le gustaron, por su estética, porque son de culto o simplemente porque se entretuvo con ellas.

"Cuando puse el título me di cuenta que "Películas" ya existe y pensé cómo el cine, aún siendo pasatista, puede ser perfectamente una excusa para proyectarse en la pantalla", dice Corizzo sin temor a enroscarse en una metáfora filosófica.

Y por eso aclara y va por más: "Pensé en las relaciones humanas como la proyección de uno en la pantalla del otro, y uno como la pantalla donde el otro se proyecta". Esas imágenes que van y vienen en la vida de esta cantante y compositora rosarina fueron plasmadas mejor que nunca en este disco, el tercero de su carrera solista, y por qué no, el más redondito y parejo a nivel estético, sonoro y conceptual. Y en el que Corizzo demuestra que hace rato que merece un espacio en la escena nacional. "Es la primera vez que siento que hice un disco disco", remarca la intérprete.

Cada una de las 12 canciones tienen un link con una o más películas que disfrutó en distintas etapas de su vida.

Así, aparecen "La edad de la incredulidad", único tema que no es propio, basado en "La bruja novata", a la que definió como "una de las películas más flasheras de Walt Disney". La perlita del disco es "Momento sexto sentido", inspirada en el famoso filme "Sexto sentido" de M. Night Shyamalan. Es por lejos el tema donde más se luce su voz, y en el que se atreve a jugar con sonidos de música incidental y hasta con una señal de ajuste. Corizzo le da una vuelta de tuerca al suspenso de ese filme y lo hace con una sonrisa: "Trabajo mucho desde el humor, que es una gran válvula de escape, sobre todo en los procesos dolorosos".

En la lista de temas, también está "King Kong", que fue "basada sólo en una escena de la película", y que "permite reflexionar acerca de las relaciones de poder y control". El verdadero King Kong la observa a Sandra en medio de la producción de fotos realizada en el hall del Cine El Cairo, y hasta parece que el Submarino Amarillo de Los Beatles se le trepa al gorila para pedir algo de protagonismo. "Es un disco en el que Los Beatles también tienen mucho que ver" admite Corizzo, quien no oculta el sinfín de referencias que se plasmaron a la hora de sellar este proyecto. "En el mismo canastro donde estaban buscando Charly, Los Beatles, La Máquina, Los Beach Boys y Regina Spektor, yo encontré esta música", comentó.

Corizzo destaca que este disco sigue una suerte de orden en su carrera. Y que así como "Mi jardín", su anterior trabajo, hacía alusión a su infancia, éste "tiene que ver con el fin de la inocencia".

"Hechizo del tiempo" ("es una metáfora excelente de la vida"), "Hook", las bellísimas "Antes del amanecer" y "Antes del anochecer", la inolvidable "Alta fidelidad" y la obra de culto de Win Wenders "Las alas del deseo" ("la vi mil veces") conviven con "Novia fugitiva", sí, la de Richard Gere y Julia Roberts, y hasta con "La llamada".

"Enciendan luces de otra piel/que no sea mi piel/ Qué se puede hacer—...tan solo ver...ver más películas.../Somos injustas pupilas,/pantallas de diván,/ somos mentiras vividas/ en fábulas de bien y mal", canta en "Blancos", quizá el tema más conceptual de "Qué se puede hacer salvo ver (películas)". "Aquel tema de Charly era un guiño, en el Proceso, para decir "vamos a evadirnos un poco".

Este guiño, 34 años después, tiene por suerte otro contexto, y una voz de película.

Comentarios