Benjamín Vicuña
Domingo 07 de Agosto de 2016

"Perrmitidos", el sueño que es una pesadilla

Todo cambia de sentido cuando lo que surgió en una forma fortuita se convierte en realidad.

"Perrmitidos", el sueño que es una pesadilla

Calificación: ***. Intérpretes: Lali Espósito, Martín Piroyansky, Liz Solari, Benjamín Vicuña, Ana Pauls, Guillermo Arengo. Dirección: Ariel Winograd. Género: comedia romántica. Salas: Del Centro, Monumental, Hoyts, Showcase, Village.

Aquel que se imagine que "Permitidos" sirve para replantearse la libertad sexual en la pareja está minimizando el abanico temático que dispara la última película de Ariel Winograd. Sin ser una obra maestra del séptimo arte, el filme protagonizado por Lali Espósito (Camila) y Martín Piroyansky (Mateo) plantea cómo desde una situación insignificante se puede llegar a algo que cambie radicalmente la vida de una persona y de una pareja. Todo comienza cuando en una charla de amigos alguien plantea cuál sería el "permitido" de cada uno, o sea esa persona tan irresistible e inalcanzable que si te diera el sí, tu novia o novio no tendría derecho a reclamar nada. Mateo afirma que su elegida es Zoe del Río (Liz Solari) y Camila, casi obligada, indicará a Joaquín Santos (Benjamín Vicuña). Todo cambia de sentido cuando lo que surgió en una forma fortuita se convierte en realidad. Planteado como comedia, los protagonistas viven momentos dramáticos cuando quien era el amor de su vida duerme con una estrella. En ese quiebre, Winograd encontrará el hueco para hablar de las miserias de las redes sociales y el universo mediático, del poder de la televisión, de los doctores truchos (impecable rol de Pablo Rago); del fanatismo desmedido de algunos líderes de los clubes de fans; de la extravagancia de los actores y la falta de valores de los que se dicen artistas. Para reírse y charlar de todo esto a la salida del cine.

Por Pedro Squillaci


"Jason Bourne", un antihéroe cercano

Calificación: ***.Intérpretes: Matt Damon, Julia Stiles, Alicia Vikander, Tommy Lee Jones, Vincent Cassel y Riz Ahmed. Dirección: Paul Greengrass. Género: Suspenso/acción. Salas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village.

Este regreso de Jason Bourne viene con dos cartas ganadoras: Matt Damon vuelve al papel protagónico y detrás de cámara está Paul Greengrass, el director de "La supremacía Bourne" (2004) y "Bourne ultimátum" (2007). Después de la fallida "El legado Bourne" (de Tony Gilroy, con Jeremy Renner), la quinta parte de la saga llega para cerrar cuentas pendientes. Esta vez el agente de la CIA descarriado está escondido en el anonimato. Pero una nueva pista lo pone en acción para recuperar una parte esencial de su pasado, mientras la agencia de inteligencia recurre a los métodos más sucios para tapar las viejas operaciones que dañaron la integridad de Bourne. El director elige una estética bien clásica, con una narración muy precisa que impone suspenso y acción en dosis justas. El ritmo de la película nunca decae, y hay dos pasajes puntuales de persecuciones que son un verdadero festín en la cámara de Greengrass. Además el reparto es un lujo: Tommy Lee Jones y Vincent Cassel componen a dos villanos que se hacen entender con apenas unos gestos, y Alicia Vikander demuestra por qué se está convirtiendo en una de las actrices más cotizadas de Hollywood. Otro punto a favor es que la película está inmersa en la realidad política y social que nos rodea, con un planteo que apunta a la paranoia y la vigilancia en plena era de redes sociales y venta de datos. En ese sentido, Jason Bourne aparece como un antihéroe de carne y hueso, que en su búsqueda deja al descubierto un mundo manipulador y despiadado. El punto débil de la película es un guión demasiado esquemático y sin sorpresas. La narración aquí es exclusivamente cinematográfica, demasiado dependiente de la técnica de montaje, pero en el fondo falta el apoyo de un guión más original y consistente.

Por Carolina Taffoni


"El niño y la bestia", amigos son los amigos

Calificación: ***. Intérpretes: Bryn Apprill, Kumiko Asô, Morgan Berry Jessica Cavanagh, Luci Christian, Rirî Furankî y Josh Grelle. Dirección: Mamoru Hosada. Género: Animación. Salas: Hoyts.

Las películas de aprendizaje y crecimiento suelen tener un tono similar, en el que se ponen en primer plano las asimetrías entre maestro y discípulo. "El niño y la bestia" apunta en otra dirección, y ese es uno de los aciertos de este filme del reconocido director Mamoru Hosada que tuvo el privilegio de haber sido la primera película animada que participó del festival de San Sebastián.

   "El niño y la bestia" no solo tiene la originalidad de poner casi en el mismo plano de igualdad a los dos protagonistas, sino que suma varios puntos más a partir de un argumento simple pero dramático, con grandes dosis de acción y fantasía, y que se desarrolla entre mundos paralelos. Todo comienza con Ren, un chico a quien se le muere su madre. Luego del posterior abandono de su padre, Ren deambula perdido y hosco por las calles de uno de los barrios de Tokio.

   En eso está hasta que atraviesa un portal que lo lleva al mundo antropomorfo de de las Bestias que cambiará su vida. Allí conocerá a Kumatetsu, otro ser impulsivo y malhumorado que lo tomará como aprendiz. Lo que parecía imposible sucede, y allí vuelve a acertar el director, al desbalancear el equilibrio y mostrar que el aprendizaje es una tarea compartida, con sensibilidad, pero sin sensiblería.

Por Rodolfo Bella

Comentarios

Últimas Noticias