Escenario
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Pecky Land: "Acá no hay figuras, la estrella es Glamorée"

Con esa impronta llega "Glamorée Cirkus", el espectáculo que se estrena hoy, a las 21, en Metropolitano (Alto Rosario Shopping), cuya autora intelectual no es otra que Pecky Land.

Hay marcas que dejan huellas y Glamorée va por ese camino, ya que es un music hall estilo Las Vegas, pero hecho en Rosario. Con esa impronta llega "Glamorée Cirkus", el espectáculo que se estrena hoy, a las 21, en Metropolitano (Alto Rosario Shopping), cuya autora intelectual no es otra que Pecky Land. La directora artística, bailarina y coreógrafa, que trabajó con estrellas de la talla de Eber Lobato, Reina Reech y Moria Casán, dialogó con Escenario para contar detalles de este proyecto, que rinde un homenaje a Michael Jackson. Aunque, claro, como bien aclara Land, el rey del pop no es la figura central, ni los 50 artistas en escena, ni la escenografía, ni el vestuario, ni el mago Marzelo, ni Sergio Creis, ni Javier Migled. O es eso, pero todo junto. "La estrella es Glamorée", afirma Pecky. Y cuando se abre el telón sus palabras toman cuerpo y forma. Y en medio de la fantasía del show, esa "estrella" baja del cielo y se convierte en realidad.

Después de una sesión de fotos con todo el staff, Pecky Land se sienta en El Cairo junto a una de sus coreógrafas Cintia Solomita y habla de "Glamorée Cirkus" casi sin poner stop. Tiene el entusiasmo de una principiante y eso que hace 15 años que lanzó "Glamorée" en la ciudad. A los nombres de las figuras ya citadas con las que trabajó se suman Nito Artaza y Miguel Cherutti; Miguel Angel Rodríguez, Patricia Sosa, Valeria Archimó, María Eugenia Ritó, Chiqui Abecasis, Cecilia Milone, Fátima Florez, Ayelén Paleo y Steffie Xipolitakis. Pero va por mucho más.

Afirma que hizo este show en Metropolitano porque por el despliegue de la escenografía no le daba la altura para hacerlo en un teatro, y hasta se sorprende ella misma al decirlo. "Vamos a usar un ataúd de donde va a salir Michael Jackson" y abre los ojos como quien hace una travesura y revela un secreto.

—¿Por qué "Glamorée Cirkus"?

—A diferencia de todos los trabajos que hemos venido haciendo, este es un show con bailarines, más que nada, pero también con acróbatas, humor, magia y sobre todo hemos traído a Sebastián Eiras, que estaba viviendo en Europa, para que interpretara a Michael Jackson. En un primer momento íbamos a hacer solamente dos o tres temas, pero después nos dimos cuenta de la evolución que él había tenido en la interpretación de Jackson y decidimos hacer ocho temas y darle otro vuelvo para hacerle un homenaje al Rey del Pop.

—¿Cuál es el común denominador de este espectáculo?

—El común denominador, como siempre dice Cintia, es que esto tiene el sello glamoreano. Yo hago la dirección general y coreográfica, pero las coreografías son de Cintia Solomita, de Yuslandi Hernández Ortega (que es el bailarín cubano que viene de participar en "Bailando por un sueño"), de Yanina Di Pietro y mía. Y además tenemos a "Cachete", que es campeón nacional de malambo.

—¿Considerás que Glamorée es una marca en la ciudad de Rosario?

—Mirá, siempre digo Glamorée es un orgullo para mí. Yo me niego a ponerme adelante de este proyecto, porque sé que Glamorée es una obra, con sus versiones, disciplinas y mutaciones. Y es una obra que, como dicen los chicos hoy en día, "garpa". Pero los que interpretan la obra son los artistas y todos los artistas que pasaron por Glamorée dejaron su sello. Por eso Glamorée es lo que es, por los artistas rosarinos.

—¿Cuesta llevar adelante un espectáculo con el mismo nivel a lo largo de tantos años?

—Mis shows no son comerciales, son artísticos, está todo puesto en la artística. Mi primer espectáculo fue en 2002 y siempre fue duro. Es muy difícil poner casi 50 artistas en el escenario, pero sabemos que va a tener buena acogida en el público y ya lo estamos pensando para hacer una función más el sábado próximo y otras más en octubre. Pero esto no es el Cirque du Soleil, que son productos artísticos también pero más comerciales. O sea, ellos recuperan lo que invierten, en cambio yo sé que jamás voy a recuperar las inversiones que hice. No te olvides que "Glamorée" es un show, un musical hall gigante, que siempre tiene el estilo Las Vegas.

—¿Cómo surgió la idea de hacerle un homenaje a Michael Jackson?

—Hemos venido haciendo homenajes a Madonna, a Freddie Mercury, pero nunca fue al título del espectáculo ni ocupó este lugar que le damos ahora. Siempre fue una coreografía, un pincelazo, un "touch", pero yo soy una admiradora de la música pop y un artista como Jackson es atemporal.

—¿En qué se basa el show?

—Son 50 artistas, entre bailarines, acróbatas, magia y humor. Pero las figuras relevantes son Sergio Creis, en humor, el cantante Javier Migled, el mago Marzelo Aguzzi, que es ilusionista y se pensó mucho en él en relación con Jackson. Porque Michael trabajaba con ilusionismo y de hecho lo hacía con David Copperfield. Pensá que hay un momento donde Michael aparece dentro de un féretro y después desaparece. Y además Sebastián Eiras tiene una fuerza increíble y es uno de los pocos bailarines que hace todos los pasos de Jackson.

—Después de trabajar con tantas estrellas ¿Es necesaria una cara conocida para encabezar un show?

—No, la estrella es Glamorée, éste es el criterio nuestro. Quiero poner a Cintia, a Yanina, a Yuslandi, a Marcelo Petrín, a Rodrigo Rivero, al grupo con el que empezamos el casting y estamos trabajando. Son todos bailarines de primerísimo nivel, siempre decimos esto: acá la estrella es el producto, es Glamorée.

Comentarios