Escenario
Viernes 30 de Diciembre de 2016

"No dependemos de un hit"

El dúo Pimpinela presenta su cd "son todos iguales" y celebra 35 años de carrera el próximo viernes en city center. joaquin cuenta cómo vieron a jennifer lópez y marc anthony cantando su mayor éxito.

Treinta y cinco años no son nada. Los creadores de "Olvídame y pega la vuelta" no se conforman con el pasado y van por todo: celebran su 35 aniversario y presentan su nuevo álbum "Son todos iguales", una oda a las mujeres que sufren por amor. Pimpinela sabe tocar las fibras más sensibles de sus seguidores: en sus letras juega con el engaño, la mentira, la infidelidad y la venganza. Tan pasionales son sus canciones que las súper estrellas Jennifer López y Marc Anthony eligieron su hit "Olvídame y pega la vuelta" para cantarlo en los premios Grammy Latinos e incorporarlo en su nuevo álbum en español. "Nos sorprendimos mucho, fue muy halagador que habiendo tantas canciones hechas y por hacerse, hayan elegido la nuestra", expresó Joaquín Galán en una entrevista íntima con Escenario antes de la presentación que darán el próximo viernes 6 de enero en City Center junto a su hermana Lucía Galán.

    —¿Cómo va a ser el nuevo show? ¿Cómo hacen para reinventarse en 35 años de carrera?

    —Llevamos un montón de novedades. Nos encanta ir cada año a Rosario. Este nuevo disco incluye el DVD del Luna Park, así que vamos a hacer el tipo de show que presentamos acá. Estamos muy contentos de darle cosas nuevas a la gente, sobre todo a los fans de Rosario que son tan leales. Creo que el reinventarnos se basa en la observación. Lógicamente que esto surge de la vocación, cuando empezamos no nos planeamos una carrera de 100 metros. Siempre salen cosas nuevas. Desde chico, mi atención está puesta en las percepciones de la gente. Si bien nos fuimos poniendo objetivos, las cosas se fueron dando. Lucía tiene el don de interpretar las canciones como si fueran propias, y muchas lo son.

   —¿Cuál es tu fuente de inspiración después de componer durante tanto tiempo?

   —El tema del hombre y de la mujer es una fuente de inspiración inagotable. Depende desde dónde lo tomes, vas variando las historias. En el caso de "Bastardo", la mujer descubre que el marido la engañaba con su hermana. Cuando la cantamos, recibimos cientos de mensajes de personas contándonos que habían pasado por esa situación, así que algo que parecía ficción terminó siendo muy real. A partir de que hacés canciones, te das cuenta que las historias existen.

   —¿Por qué el nombre del disco es en masculino? ¿Las mujeres no somos todas iguales?

   —Es una frase típica de la mujer cuando se juntan y una le dice a la otra: "No te preocupes, son todas iguales". Como muy por arriba... Los hombres cuando nos juntamos también decimos lo mismo, como un resumen un poco frívolo. Creo que no somos todos iguales, pero hay ciertas características que sí se ven en la mayoría. La mujer de hoy es más reivindicadora de sus derechos, a diferencia de los años ochenta cuando empezamos a componer, cuando Lucía cantaba lo que muchas mujeres no se atrevían a decir. Y ella prefiere estar sola antes que mal acompañada. Antes, por un tema de educación y del qué dirán, las parejas se mantenían mucho más.

   —¿Se están terminando las familias?

   —Sí, ahora se ven los nuevos modelos de familias monoparentales, donde está la madre y su hijo. Por un lado está bien, porque es mejor enfrentar la verdad que vivir en la hipocresía, pero por otro, genera más soledad... Hacer una familia cuesta mucho. Es un gran drama que padece hoy la humanidad, en Europa hay muy pocos nacimientos, las poblaciones van quedando viejas, la gente vive cada vez más. Hoy somos todos más individualistas, la palabra matrimonio suena un compromiso muy grande afectivo y económico...

   —En "Cretinos" vos decís: "No se puede comparar entre el hombre y la mujer, ella engaña por amor y a nosotros el instinto nos obliga sin querer". Esto justifica el engaño y suena súper machista...

   —Hoy el amor y el placer están parejos: lo cual no está mal. Hoy no hace falta enamorarte para tener una relación de placer. Pero quedan estigmas culturales aceptados, y yo juego con lo que nos decían nuestros padres. Nuestras madres decían: "El hombre es así, déjalo, que tenga una canita al aire de vez en cuando está bien, mientras vuelva..." (risas) Y uno lo ve hoy y suena raro... No soy machista... Y en las canciones soy más feminista, estoy del lado de la mujer que es más débil, aunque no lo es...

   —¿Perdonaste alguna infidelidad?

    —Me imagino que sí, a veces no te enterás, pero te lo imaginás, y tenés que comprender... Nunca me dijeron algo explícito.... ¿Y vos? Creo que lo principal es la confianza, hay gente muy insegura que deposita su desconfianza en el otro. A veces es mejor enfrentar la verdad que vivir en la hipocresía.

   —¿Te sorprendió cuando viste a Jennifer Lopez y a Marc Anthony cantando su hit "Olvídame y pega la vuelta" en los Grammy Latinos? ¿Y que además la incorporen en su nuevo disco en español?

   —Estábamos un poquito pre avisados, porque ellos tienen que pedir permiso para interpretar la canción, y la compañía ya nos había dicho que la iban a incluir en su nuevo disco. Lo que sí fue una sorpresa, fue que lo hayan elegido para cantar en los Grammy, un evento tan importante, y más dos artistas que tienen más seguidores en el mercado anglo que en el latino. Y sobre todo nos gustó mucho la forma en que se hizo, porque como todos los temas nuestros, tiene que ser interpretado con mucha pasión y temperamento para que tenga sentido. Y nos sorprendimos mucho, la interpretación nos pareció muy halagadora. Nos llegaron mensajes de los lugares más insólitos del mundo... Fue muy fuerte por la historia de ellos dos también.

   —Me imagino que como todos estuviste atento a cuando Marc le dio un pico a Jennifer (N de R: ellos son ex marido y mujer) y después dijo "Jennifer es una hermana para mí". Al final, ¡son todos iguales!

   —¿¡Viste!? Y después le dio piquitos a todos los músicos, como diciendo, "esto lo hago habitualmente" (risas). Estuvo muy bueno porque nuestras historias son para ser llevadas a la vida real. Y fue halagador que habiendo tantas canciones hechas y por hacerse, hayan elegido la nuestra.

    —Con más de 20 discos editados y la conquista del mercado iberoamericano, llega fin de año y es tiempo de balances... ¿cómo fue el 2016 para el dúo?

   —El balance del año es muy bueno, hacía cuatro años que no grabábamos, por las giras permanentes, y también porque cuando no tenemos mucho nuevo para decir, preferimos no decir nada. Y que haya salido este nuevo disco en 19 países y haya tenido buena repercusión, fue muy importante. Porque hay grupos que a los diez años se quedan en el camino, y ver que nuestro álbum salga en tantos lugares saliendo de Argentina, nos hace tomar conciencia. Ahora no dependemos tanto de tener un hit.Sentimos la lealtad que tiene el público con nosotros, y ese es el mejor balance que podemos tener.

   —¿Qué es lo que viene?

   —Seguiremos con la gira por todos los países donde ha salido el disco. Lo vamos a presentar en Miami el 12 de febrero junto a Dyango, seguiremos por República Dominicana, y por supuesto tocaremos durante el verano en Argentina en los festivales. Y en abril va a salir nuestro libro autobiográfico, Lucía cuenta su versión de nuestra historia y yo cuento la mía.


Comentarios