Escenario
Sábado 22 de Julio de 2017

Natalia Oreiro, una actriz con ideas y convicciones claras

La protagonista de "Gilda" conducirá hoy la gala de los premios platino, que se entregan en madrid. Ella ya se llevó un galardón por el voto del público.

Natalia Oreiro recibió ayer en Madrid el Premio Platino del Público a la mejor actriz por su papel en "Gilda, no me arrepiento de este amor", en la antesala de la ceremonia de estos galardones a la producción cinematográfica iberoamericana, que conducirá ella hoy desde el espacio Caja Mágica de esa ciudad española. Oscar Martínez, por su parte, se llevó el Premio Platino del Público por su trabajo en "El ciudadano ilustre". Muy "contenta y honrada" por el reconocimiento debido al voto del público, Oreiro —que hoy podría ganar además el Platino a la mejor interpretación femenina— abogó por más pantallas para el cine iberoamericano, que encara una pelea desigual frente al poder de los "tanques" hollywoodenses, e instó a mirarnos "más entre nosotros y menos al Norte".

   La actriz uruguaya que vive desde hace años en Argentina recalcó: "Si bien conocemos mucho lo que viene de Estados Unidos, no conocemos casi nada del cine que se hace en nuestros países, donde a veces ni siquiera tenemos la oportunidad de estrenar nuestras propias películas. Los Platino aparecen para difundir nuestro cine, para que nos conozcamos entre nosotros y para que los 800 millones de personas que formamos esta gran comunidad iberoamericana nos enfoquemos más en lo que nos pasa a nosotros, sin mirar tanto hacia el Norte, que es lo que quieren imponernos", destacó Oreiro en una entrevista con Télam. "El cine es claramente un arma cultural que te entra por el subconsciente y en algunas circunstancias puede condicionar nuestras mentes, por lo que está bueno que mejor nos empapemos de nuestras culturas y nuestros propios temas", agregó.

   Oreiro dijo que se sintió halagada por el premio del público, ya que es "el jurado más real". "Los que hacemos cine lo hacemos por una pulsión personal de interpretar determinado personaje, pero sin dudas que sin el público no existiría el cine. A mí me sucede como espectadora enamorarme de un personaje, con lo cual que el público me haya elegido como mejor actriz para mí es importantísimo, porque en definitiva son ellos los que nos van a ver al cine. Es el jurado más real", aseguró.

"Continente machista". Sobre el éxito de la película biográfica de Gilda, la actriz explicó que se trata de un "drama universal". "Si bien la película es claramente argentina, lo que le pasa a ella es lo que les pasa a muchísimas mujeres hoy en día. Continuamos siendo un continente muy machista, donde las mujeres todavía vamos a tener que seguir luchando por nuestros derechos 100 años más para estar equiparadas. Los derechos existen, pero hay que ponerlos en práctica", subrayó.

   En ese sentido, añadió que "Gilda fue una mujer muy valiente, que decidió luchar contra muchos prejuicios sociales y familiares, porque ni su madre ni su esposo veían con buenos ojos que ella se dedicara a la música tropical, y la música tropical tampoco veía en ella un negocio. Para ella, cantar era un anhelo de vida. Por eso Gilda fue una mujer que componía sus propias canciones y fue siempre fiel a sí misma. Es justamente eso lo que la hizo distintiva", contó.

   Según Oreiro, "nosotros no queríamos hacer una película hitera. Todas sus canciones son hits y claramente debían formar parte de la construcción de la historia. Pero debían estar al servicio más de Miriam (el verdadero nombre de la cantante) que de Gilda, más de la madre que del mito popular. Eso fue algo que se fue construyendo con el tiempo, pero creo que se agigantó con las nuevas generaciones que volvieron a escucharla", aclaró.

   La actriz también opinó sobre la realidad de las mujeres en la Argentina. "Me parece que las mujeres en este momento tienen la posibilidad de expresarse, pero cuando digo que todavía tenemos que luchar lo digo, por ejemplo, en el sentido profesional. La misma capacitación y capacidad en una mujer vale menos que en un hombre. El mismo cargo jerárquico en una empresa es raro que lo tenga una mujer, y si lo tiene, generalmente cobra menos, cuando no debería ser así. Lo mismo pasa en el cine, son más los personajes masculinos, más las historias de hombres que los personajes femeninos. De hecho en la historia misma olvidamos a una gran libertadora como Juana Azurduy", se explayó.

   Siempre activa, Oreiro habló además de sus próximos planes: "Algo que me tiene muy movilizada es que mañana viajo a Kenya, en Africa, para colaborar con Unicef. Después, en octubre o noviembre, empiezo a filmar la ópera prima de Martino Zaidelis, que es socio de Juan José Campanella", anticipó.

Comentarios