Escenario
Domingo 29 de Enero de 2017

Mujeres que desafían a las estrellas

Con tres nominaciones a los premios Oscar, este filme cuenta la historia real de una elite de matemáticas afroamericanas de la nasa que ayudaron a crear el programa que permitió a estados unidos ganar la carrera espacial.

Pocos logros en la historia estadounidense han sido tan celebrados como el programa espacial del país y aquellos primeros viajes desorbitados e idealistas por llevar a la humanidad al cosmos. "Talentos ocultos", que ya tiene tres nominaciones a los Oscar incluida a mejor película, revela la verdadera historia jamás contada de una elite de mujeres matemáticas de raza negra de la NASA, que ayudó en el triunfo de la carrera espacial que Estados Unidos libró contra la Unión Soviética, y que, al mismo tiempo, ayudó a lograr la igualdad.

    Este jueves llega a pantalla grande la historia de un trío visionario de mujeres que superó las fronteras del género, de la raza y del mundo laboral en su camino a ser pionero de los viajes espaciales. Protagonizada por la nominada al Oscar Taraji P. Henson ("Benjamin Button"), la ganadora del Oscar por "Historias cruzadas" y nuevamente nominada por esta película, Octavia Spencer, la cantante Janelle Monáe, en lo que representa su debut cinematográfico, y el ganador en dos ocasiones del Oscar por "Danza con lobos", Kevin Costner.

   Esta historia, que además compite en los Oscar por mejor guión adaptado, es dirigida por Theodore Melfi ("St. Vincent", 2014) quien muestra el proceso de ascenso de las mujeres a los rangos más elevados del mundo aeroespacial durante los primeros y emocionantes días de la NASA mostrando los principios poderosos que pueden surgir cuando las mujeres se unen. "Esta historia se desarrolla en medio del conflicto de la Guerra Fría, la carrera espacial, las leyes de Jim Crow y el nacimiento del movimiento de los Derechos Civiles. Es un territorio increíble para una historia espléndida y poderosa que muy poca gente conoce en su totalidad", destacó Melfi.

   Todos han oído hablar de las misiones Apolo y sobre los osados astronautas que dieron los primeros y grandes pasos para la humanidad en el espacio: John Glenn, Alan Shepard y Neil Armstrong. Pero nunca se dijo nada acerca de Katherine G. Johnson (Henson), Dorothy Vaughan (Spencer) y Mary Jackson (Monáe), las llamadas "computadoras humanas", que trazaban trayectorias de cohetes antes de que existieran las computadoras digitales.

   El director explicó que para la NASA, en aquella época, la inteligencia era más importante que la raza o el sexo. Y contó que el filme transportará a la audiencia un mundo que nunca antes habían visto: la remota y segregada ala de la NASA conocida como West Computing, que coexistió con la parte sur de Virginia, a principios de la década de los '60. Para darle vida a este lado oculto de la NASA y a la historia estadounidense, el director reclutó a un equipo de expertos artesanos liderados por la directora de fotografía Mandy Walker. Para completar este equipo se sumó el exitoso cantante Pharrel Williams, que está a cargo de la producción y de la música de este filme, con temas como "Runnin" y "I see a Victory": "Esta historia tiene mucho progreso intrínseco, así que sentí que tenía que igualarla desde un punto de vista musical. Espero que las canciones reflejen la fuente de su energía".

Tríada ganadora. La relación entre las protagonistas durante el rodaje fue de gran cooperación: "Octavia es una verdadera chica de chicas. Se preocupa por hacer crecer a todas las mujeres", dijo Monáe, que interpreta a Mary Jackson, conocida como estrella de la música pop.

   Una vez que obtuvo el papel, Monáe se sumergió con deleite en su preparación. "Hice mucha investigación acerca de Mary. Monáe llegó con nervios de novata, pero Spencer ofreció su consejo profesional y le envió mensajes de texto alentadores después de filmar escenas importantes. "Nuestros personajes lidiaban con sexismo, racismo, segregación, y dependían del apoyo de las mujeres con las que trabajaban. Octavia ejemplifica eso en pantalla y también lo hace en la vida real", destacó.

    Spencer, quien recibió un Oscar, Globo de Oro, BAFTA e incontables reconocimientos por su crucial papel como la mucama Minny Jackson en "Vidas cruzadas", sintió una atracción magnética por interpretar a Dorothy Vaughan, en parte porque no podía creer que su sorprendente historia no fuera más conocida. "Me atrajo el hecho que no habíamos sabido de las contribuciones que estas mujeres brillantes de la NASA hicieron para nuestra evolución y para la carrera espacial", comentó Spencer. "Cuando elijo un papel, tiene que ser algo por lo que me siente intrigada o que me ilustre de alguna manera. Esta película tenía ambos, combinados".

   Y continuó: "Este filme se desarrolla en una época tan interesante para nuestro país, cuando se estaba redefiniendo para convertirse en lo que somos ahora. Y la cosa más bella de mirar atrás en la historia, como lo hace este filme, es contemplar cómo podemos influir en el futuro. Tengo la esperanza de que después de ver esta historia, surjan niñas en el mundo que se den cuenta de la gran valía que tienen". Uno de los diálogos favoritos de Spencer que dice en su papel como Dorothy Vaughan es: "Nadie te puede decir que eres mejor que cualquiera, y nadie te puede decir que eres menos".

   "Yo provengo de una extracción muy humilde", indica Spencer, "y una cosa que mi madre nos dijo hasta el cansancio es que tu posición en la vida no dicta tu camino en ella. Así que tener a Dorothy diciendo algo tan similar a lo que siempre me han enseñado me mostraba que estaba interpretando a la mujer correcta".

   Para el director, "Dorothy era la matriarca de este grupo de mujeres". "Ayudó a muchas a obtener sus puestos, además de haberse encargado de ellas. Nunca pudo convertirse en una supervisora oficial debido a las políticas de aquella época, pero, como sea, desempeñó ese papel".

   Al igual que Henson, a Spencer le encantó encontrar la comunión con sus compañeras de reparto. "Esta es una película acerca de la hermandad", comenta. "El trabajo en equipo era muy importante en la NASA, y para estas mujeres cualquier cosa que persona alguna hiciera, afectaba a toda la comunidad. Así que teníamos que encarnar eso, juntas".

   Henson se siente muy orgullosa de sacar a relucir por primera vez la vida de Katherine G. Johnson, la genio de los números que ayudó a calcular trayectorias clave para la órbita de John Glenn alrededor de la tierra y para el vuelo a la luna en 1969 del Apolo, quien en el 2015 recibió la Medalla a la Libertad por parte del presidente. El papel le llegó como una etapa siguiente inesperada, pero también una que, aunque emocionante, la amedrentaba un poco. "Soy una chica que creció en el barrio", señaló, "así que todo lo que siempre tuve fueron sueños. Y cuando provienes de un lugar donde mucha gente siente que no tiene esperanza alguna y todo lo que ves es a gente que se asemeja a ti, que parece no tener un lugar en la sociedad, eso puede ser abrumador. Quizás si hubiera sabido que existieron mujeres como éstas cuando estaba creciendo, hubiera querido convertirme en científica espacial. Hay mucho trabajo importante que hacer en el mundo, y estaba muy emocionada por ser parte de un proyecto que quizás les dé a chicos que estén creciendo en lugares como los que yo crecí una visión distinta de lo que podrían llegar a ser".

   Henson esperaba no sólo exhibir la mente brillante de Johnson, sino también su energía incesante y positivismo. "Eran los inicios de la década de los '60, por lo que había racismo y sexismo por todos lados, sin lugar a dudas. Y, a pesar de ello, aquí tienes a esta mujer que no dejó que nada de eso fuera un traba", comentó.

La sombra del líder. Costner interpreta a Al Harrison, el líder del Space Task Group, quien les dice a sus ingenieros de la NASA: "O llegamos ahí juntos o no llegamos en lo absoluto". Se trata de un personaje ficticio basado en una combinación de varios líderes verdaderos de la NASA, a quien Costner se sintió atraído de inmediato: "Lo que es sorprendente es que sabemos que los Estados Unidos fue erigido por la habilidad de gente extraordinaria, pero esa gente que dio tanto no siempre ha recibido la atención pública que se merece", expresó. "Quizás los nombres de estas mujeres no estén por todos lados, pero fueron de gran relevancia para el programa espacial, para la vida de gente real y, en realidad, para todos nosotros".

Comentarios