Viernes 08 de Septiembre de 2017

"Mi viejo me dijo que sienta las notas y que no tengo nada que demostrar"

Juan Salinas, el guitarrista de 18 años, hijo de Luis Salinas, toca hoy por primera vez como solista en Rosario. Los consejos de papá y la banda con pulso local.

Juan Salinas tiene más escenario que muchos, y eso que apenas cumplió 18 años. Tocó en festivales de Francia, de España, actuó en Belo Horizonte y en Punta del Este, y hasta en aquella "Reunión Cumbre" del Coliseo porteño junto a Jorge Navarro, Rubén Rada y Alex Acuña. Pero siempre le hacía la segunda a Luis Salinas, su viejo y también su mentor. Hasta hoy, que empieza otra historia. "Cuando tenés que liderar sos el que pone la cara, pero lo vivo con naturalidad", le dijo Juan a Escenario en la previa de lo que será su primer show como solista en Rosario.

Quizá este 8 de septiembre no sea un día más en la agenda de Juan Salinas. Hace cuatro o cinco shows que viene siendo la cara visible de la escena, siempre con su "viejo" (como lo llama él) como invitado, pero el de esta noche, a las 21, en Berlín (Pasaje Simeoni 1128/Mitre al 300) es su debut en esta ciudad.

Para que Rosario esté más cerca que nunca, los tres músicos que lo acompañarán son nacidos acá a la vuelta. "Son los tres rosarinos en la banda, van a estar Hernán Flores en el bajo; Alvaro Manzanero en la batería y Leonel Lúquez en el piano. Vamos a tocar los cuatro juntos por primera vez. El jueves (por ayer) vamos a ensayar y a pasarla bien. Vamos a disfrutar", dice Juan y se lo siente relajado.

La presión es para los jugadores de fútbol que tienen que clasificar a un Mundial, no para él. Y quizá esa paz que surge de sus palabras está asociada a algún sabio consejo paterno: "El consejo que me dio mi viejo en Gessell la primera vez que subí a tocar fue que sienta las notas, que escuche a mis compañeros, que disfrute y que no tengo nada que demostrar. Eso fue lo que me dijo".

Y agregó: "La mayoría de los músicos sentimos que siempre hay que demostrar algo, y nada que ver, hay que ir a tocar, disfrutar uno y con los músicos que estás tocando. Nada te puede impedir el disfrute".

Ese "disfrutar" aparece una y otra vez en su relato. Y no es casualidad. Basta dejarlo que cuente su historia para ver que a él le sienta muy bien la máxima de que se toca como se vive. "Arranqué con bongó, cajón y un poco de batería y después me fui metiendo con la viola de a poquito. Creo que toqué por primera vez en Rosario en un lugar medio rockero, que tiene el escenario muy muy alto, no sé si está todavía", dirá en referencia al recordado Willie Dixon, de Suipacha y Güemes. "Me acuerdo que tenía 11, 12 años —agregó— hay un videíto en Youtube que se me ve muy bien cuando estoy chiquito al lado de mi viejo. Esa fue la primera vez que toqué la viola en Rosario".

En el show habrá temas de Luis Salinas, que tocará en los bises unos temas a dueto, y una selección de autores elegidos a puro rock, funk y fusión. "Por suerte lo vivo con naturalidad, lo vivo como cuando toco con mi viejo, sólo que cuando tenés que liderar sos el que pone la cara, digamos. Pero trato de disfrutar de la música y tocar, más simple, como toco con mi viejo toco lo mío y así, tranquilo", agregó.

Tratándose de ver a padre e hijo en escena, las comparaciones pueden ser inevitables para el público. Pero la palabra competencia está lejos de subirse a las tablas. "Hay mucha gente que me habla del tema de la competencia, pero nada que ver, nosotros vamos a tocar y ya fue. Yo tengo muchas cosas parecidas a él pero es genético. Cuando tocamos juntos, a veces él me dice que toque un acorde más agudo y yo lo toco más grave, pero es como para tocar algo diferente. A veces nos sale el mismo acorde naturalmente y nos reímos de eso, son cosas de la genética, ¿viste?", apuntó Juan, quien ya grabó en el quíntuple disco solista de Luis Salinas "El tren", y ahora prepara su placa debut en solitario, que podría editarse en 2018.

"Lo mío solista tiene temas de él a mi manera, con versiones un poco más rockeras, podríamos decir, con la eléctrica, la distorsión y qué se yo. Yo hago algo más funky, más baladas, me gusta así como bajar y subir y tener mucho movimiento en el show. Es como seguir su línea, pero de otra manera. Incluso tarareo con la viola, pero no canto", indicó.

Al finalizar la charla, Juan Salinas habla de sus preferencias y cierra con una declaración de principios: "Me gusta mucho Stevie Wonder, B.B. King, Jeff Beck y Django Reinhardt. Me gustan muchos estilos del jazz y del rock, y me puede gustar AC/DC y también George Benson. Soy muy abierto con la música". Y si lo dice un Salinas, la música abre.

Clásico y moderno. El look rockero de Juan contrasta con el de su padre Luis, pero la música los empareja.

Comentarios