TelevisiónClemente Cancela
Lunes 22 de Agosto de 2016

"Me gusta el humor, no me siento cómodo hablando de política"

El ex "Caiga quien Caiga" debuta hoy en su nuevo rol de conductor en "Desordenados", el ciclo de entretenimientos de la TV Pública

Clemente Cancela va por un nuevo desafío. El conductor, conocido por su rol de notero en "Caiga quien Caiga", debuta hoy con "Desordenados", el flamante ciclo de entretenimientos que irá de lunes a viernes a las 20 por la TV Pública. Cancela afirmó que se siente a gusto en este emprendimiento y que ya no lo fascina aquella época de "CQC" cuando inquietaba con sus preguntas a los funcionarios de turno: "Hoy no me siento cómodo hablando de política".

A Cancela se lo conoció en 2002, cuando con su acidez, ironía y humor supo poner incómodo a más de un político, en una época en que la seriedad de los programas informativos era moneda corriente y recién se salía del fatídico 2001 con el ya célebre "que se vayan todos".

A pesar del éxito que cosechó como movilero del programa que conducía Mario Pergolini, este hombre de radio se fue alejando de a poco de la coyuntura política para abrazar al humor y, así, reinventarse en la pantalla.

"Desde «CQC» que ya me alejé del programa político y no quiero volver a hacer ese papel. Me gusta más ir por el lado del humor que por el de la acidez. Hoy no me siento cómodo hablando de política", comentó el conductor de 38 años ante una consulta de Télam en el Estudio 2 del canal estatal.

A pesar de la falta de comodidad en el contacto con la prensa, rodeado de iluminadores que probaban luces, productores que pasaban por delante y por atrás y sin una silla para sentarse a dialogar, Cancela siempre estuvo de buen humor, bien predispuesto para las respuestas y expectante para esta nueva tarea.

"El de «Desordenados» es un formato sencillo, que me tomó diez segundos en entenderlo y en aceptar el trabajo. Yo presento diferentes preguntas, cuya complejidad va en aumento con el dinero que se puede ganar", explicó.

En rigor, se trata de un programa de preguntas y respuestas que trae como novedad el hecho de que los participantes en vez de elegir una opción para responder, deben ordenarlas en forma ascendente según se pida (ver aparte).

"El formato es único. Las opciones que damos, el participante las tiene que poner en orden. Los participantes participan de a uno pero se verá si van a participar más adelante", apuntó respecto a algunas especificidades del nuevo envío.

"Siempre trabajé por medio de productoras privadas y Cuatro Cabezas, que tenía una autonomía muy fuerte, y yo quizá no iba al canal, así que no puedo pensar en diferencias con la Televisión Pública", comentó Cancela.

Y agregó: "Ahora me siento menos periodista que conductor -agregó-. Disfruto mucho de conducir y tenía muchas ganas de hacerlo. Hoy no me preocupo mucho por prepararme como periodista", a la vez que aseguró que "nunca" se paró de "ningún lado de la grieta".

En su opinión, esa postura de extremismo político es algo que no le interesa porque eso condiciona a uno al momento de opinar: "En mi programa (en referencia al ciclo radial "Gente Sexy") marco lo que me gusta y lo que no me gusta de lo que pasa en el país".

A su vez, destacó el hecho de que la producción no piense a "Desordenados" —que ya tiene grabados 20 episodios— como un programa que deba competir en el minuto a minuto, a pesar de ir en el horario central, y comentó que él no piensa a la televisión "en términos de competencia con otros canales".

Productor de experiencia. El producto es original de la productora The Magic Eye, de Juan Parodi, quien fue programador de América, a la vez que ya había trabajado en la Televisión Pública en 1995 en un noticiero deportivo, y que pensó en poder vender al extranjero este formato.

Parodi, a su vez, comentó que el producto estaba pensado originalmente para la tarde y que si bien lo sorprendió el cambio para la noche, lo puso "muy contento", debido a la confianza depositada para ocupar la pantalla de la televisión estatal en el horario principal.

"Siempre pensé que era un programa para la noche. Yo tengo chicos y en ese horario hay noticieros y no se pueden ver con chicos. Hay mucha violencia. Este es un programa familiar, entretenido", agregó el productor, mientras esquivaba las luces de los reflectores que se movían por encima del decorado.

"Lo bueno de la TV Pública es que tiene paciencia y no corre atrás del rating. Más allá de eso, por ahora no encuentro diferencias entre un canal privado y este en la forma de trabajar. Para «Desordenados» nosotros le dimos el paquete completo, con escenografía, música y todo, mientras que los técnicos los pone el canal", concluyó Parodi.

Comentarios