Escenario
Domingo 23 de Julio de 2017

Los estrenos que renovaron la cartelera bajo la lupa de Escenario

"Sieranevada", cada familia es un mundo; "La novia", te veo en el infierno, amor; "Transformers: El último caballero", las ideas en extinción.

"Sieranevada", cada familia es un mundo

Calificación: *****. Intérpretes: Mimi Branescu, Judith State, Bogdan Dumitrache, Dana Dogaru y Sorin Medeleni. Dirección: Cristi Puiu. Género: Drama. Sala: Del Centro.

Ante todo un dato importante: "Sieranevada" dura 173 minutos. Entonces conviene entrar al cine con un café en mano, algo rico para comer y después sí, disfrutar a pleno de la cuarta película del director Cristi Puiu ("La noche del señor Lazarescu"), uno de los mejores exponentes del llamado Nuevo Cine Rumano. Filmada casi en tiempo real, "Sieranevada" se centra en una reunión familiar que termina en un pequeño gran caos. El encuentro se da a 40 días de la muerte del abuelo de la familia y, en medio de un almuerzo y de una ceremonia religiosa en recuerdo del difunto, se cruzarán hijos, yernos, cuñados, nietos y abuelos. La cámara de Cristi Puiu se ubica fija dentro de un departamento de Bucarest y muestra con un realismo puro y filoso una panorámica familiar que va in crescendo: discusiones sobre política (las "grietas" de allá), rispideces de todo tipo, confesiones tardías, desahogos dramáticos y momentos cómicos. El director logra captar una intimidad tan intensa que resulta hipnótica, y a pesar de las distancias geográficas el espectador puede sentirse identificado y también interpelado con cada escena. Más allá de la sola experiencia de verla, "Sieranevada" también deja un puñado de personajes memorables: la abuela que defiende a ultranza los tiempos del régimen comunista, un joven obsesionado por las teorías conspirativas del 11-S, y su ocasional protagonista, un médico que busca un equilibrio imposible.

Por Carolina Taffoni


"La novia", te veo en el infierno, amor

Calificación: Intérpretes: Victoria Agalakova, Vyacheslav Chepurchenko y Aleksandra Rebenok. Dirección: Svyatoslav Podgayevskiy. Género: terror. Salas: Monumental, Showcase y Village.

El joven director ruso Svyatoslav Podgayevskiy, según contó, tuvo como punto de partida para "La novia" un antiguo ritual del siglo XIX concerniente a la preparación de la novia para la boda por parte de su familia política. A eso le sumó el hábito de fotografiar a los muertos como si aún estuvieran vivos pintando sobre los párpados del cadáver los ojos abiertos. Añadió una antigua casa familiar en el campo rodeada de bosques y estuvo listo el contexto para narrar una historia con clima de terror gótico cuya mayor parte transcurre en la actualidad. En el filme no faltan los tópicos del género como puertas que se abren o se cierran, maderas crujientes, oscuridad, bruma, luz de velas y fuerzas malignas que pululan por el caserón sembrando el terror a criaturas inocentes.

   El filme comienza en esa casa, en la todavía Rusia zarista, donde se cometió un crimen horrendo. Allí un joven atormentado por la muerte de su esposa, decide probar un ritual para revivirla. Pero el resultado no sale como él esperaba. Salto en el tiempo y ya en la actualidad, la muy ingenua Nastya, acaba de casarse con Ivan, descendiente del hombre que realizó el fallido ritual, aunque ella todavía no lo sabe. Juntos viajan a la destartalada mansión donde Nastya puede ser la nueva víctima.

   Con logrados climas de suspenso y bastantes clichés del género, la película avanza hacia un final previsible y deja muchos interrogantes sobre el comportamiento casi inerme de la bella Nastya ante el peligro, y de su débil marido que no termina de decidirse entre ser fiel a su familia o de salvar, como el príncipe de los cuentos de hadas, que también es eso esta película, a la princesa en peligro.

Por Rodolfo Bella

"Transformers: El último caballero", las ideas en extinción
Calificación: Intérpretes: Mark Whalberg, Anthony Hopkins, Laura Haddock, Josh Duhamel y John Turturro. Dirección: Michael Bay. Género: Ciencia ficción. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.
El caso de la quinta película de la saga "Transformers" es el típico ejemplo de que las ideas están en extinción. Y más en el cine de ciencia ficción y de la industria hollywoodense. Lo peor es que a la falta de ingenio le agregan la repetición de lo malo ya hecho. Es decir, aquí, en "El último caballero" se vuelve a ese universo distópico en el que la amenaza más grande es el fin del mundo. Sí, leyeron bien, es otra película yanqui más de ciencia ficción sobre el fin del mundo. A Michael Bay, en el último filme que dirige de "Transformers" (lo que no implica que sea la última de la saga), se le ocurrió tirar toda la carne al asador, según él, bah. Porque armó una pelea en la que el héroe Cade (Whalberg) se le adjudica el poder del Rey Arturo, y será el encargado de defender la destrucción de la Tierra junto a Vivian (Haddock), última heredera del mago Merlín. En esa mescolanza, se suman los Transformers buenos contra los malos, en un escenario variopinto que va de Londres a Cuba y de ahí a Washington, con batallas, una supuesta historia de amor, un costadito tristón y hasta guiños humorísticos. En ese contexto, se lamenta la actuación de Anthony Hopkins, porque es como ver a Messi en una publicidad de dentífrico. Otra cosa insoportable es que la película, sin un guión inteligente, dure dos horas y media. Sólo para fans de la saga.

Por Pedro Squillaci

Comentarios