Escenario
Domingo 18 de Diciembre de 2016

Los estrenos bajo la lupa de Escenario

►"Rogue one: una historia de star wars": las mil y una vueltas de la saga. ►"Le confessioni": silencios que matan. ►"La llegada": misterios del lenguaje.

"Rogue one: una historia de star wars": las mil y una vueltas de la saga

  • Calificación: 3 estrellas
  • Intérpretes: Felicity Jones, Forest Whitaker, Diego Luna, M. Mikkelsen, B. Mendelsohn.
  • Dirección: Gareth Edwards.
  • Género: ciencia ficción.
  • salas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village

Pedro Squillaci / La Capital

Las sagas, precuelas y spin off tienen la particularidad de que si uno no vio la segunda o quinta parte de siete películas, por citar un ejemplo, corre el riesgo de quedarse perdido en mitad de un relato. "Rogue One", que se sitúa entre los episodios III ("La venganza de los Sith") y IV ("Una nueva esperanza")de "Star Wars" cae en ese defecto en la primera hora de la película. Para quien no es un fanático de "La guerra de las galaxias", la cita que identifica lugares y estaciones puede convertirse en soporífera y hasta confusa. No obstante, en la segunda hora la acción se apodera de la trama. Hay guiños a ciertos personajes históricos como el icónico Darth Vader o el truco digital para recrear a Peter Cushing (fallecido en 1994), como Moff Tarkin, que provocarán el regocijo de los fans. Pero la historia central no es más que la lucha de los rebeldes contra los villanos, nada nuevo bajo el sol. Jyn (Felicity Jones) se asociará, casi impensadamente, a Cassian (Diego Luna) para desactivar La Estrella de la Muerte, que es una estación destructiva orquestada por El Imperio, pero creada por el bueno de Galen Erso, el padre de Jyn (el inexpresivo Mads Mikkelsen). En esa espiral de relaciones, Erso le hizo trampita a los malos para que un rebelde capture los planos y su honor esté a salvo. Hay decenas de peleas y algunas muertes importantes para activar la lágrima. Con todo "Rogue One" sale airosa, sin brillar.

“Le confessioni”: silencios que matan

  • Calificación: 3 estrellas
  • Intérpretes: Toni Servillo, Daniel Auteuil, Pierfrancesco Favino, Connie Nielsen y Lambert Wilson.
  • Dirección: Roberto Andó.
  • Género: Drama.
  • salas: Del Centro

Rodolfo Bella / La Capital

Como en “Viva la libertad”, la política vuelve a ser el tema del director italiano Roberto Andó, y nuevamente Toni Servillo, el protagonista de “La gran belleza”, encabeza el elenco. Esta vez, en “Le confessioni”, suma la economía, pero también al mundo de la literatura, el rock y la religión. Con una menor dosis de humor, esta notable película atraviesa el drama, el thriller y la farsa, todo en un tono elegante y medido para abordar el universo de las finanzas y sus consecuencias sobre la humanidad. El G8 se reúne en una ciudad de Alemania en un lujoso hotel. La novedad es que el director del FMI, personaje a cargo de Daniel Auteuil, decide invitar además a un monje, interpretado por Servillo, quien será un referente de la facción que completan una exitosa autora de novelas infantiles y una estrella de rock, en medio de un grupo de economistas que se proponen tomar medidas extraordinarias que podrían afectar el curso de la historia. El conflicto sobreviene cuando el director del FMI aparece muerto en su habitación. El último en verlo con vida fue el monje, que estaba en el cuarto en carácter de confesor y todas las sospechas recaen sobre él, que además del secreto de la confesión, ha hecho votos de silencio. Andó hace una clara referencia a un clásico de Hitchcock como “Mi secreto me condena”, sólo que en este caso el confesor no es tanto una víctima como un instrumento para modificar los planes de los economistas, que, según se dice, podrían afectar el orden mundial, y a los cuales se oponen en secreto una parte de los invitados. “El silencio es la última forma de libertad”, asegura uno de los personajes, y Servillo persuade poco a poco con la austeridad de su discurso sobre la eficacia de esa afirmación.

“La llegada”: misterios del lenguaje
  • Calificación: 3 estrellas
  • Intérpretes: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Tzi Ma y Mark O’Brien.
  • Dirección: Denis Villeneuve.
  • Género: Ciencia ficción.
  • salas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village.
Carolina Taffoni / La Capital
Doce naves extraterrestres aparecen de golpe en diferentes puntos del planeta. No hay signos de violencia, pero el mundo está desconcertado y en pánico. Ahí entra en juego la protagonista de “La llegada”, una experta en lingüística (Amy Adams) que es reclutada por el gobierno de Estados Unidos para intentar descifrar el idioma de los aliens y averiguar cuál es su propósito en la Tierra. El director canadiense Denis Villeneuve (“La sospecha”, “Sicario”) sabe muy bien cómo contar una historia creando suspenso y reflexión al mismo tiempo. La película está marcada por influencias de “Encuentros cercanos del tercer tipo”, “2001 odisea en el espacio” y el cine de Terrence Malick, y por ese camino la protagonista atraviesa un fascinante proceso en entender el lenguaje de los extraterrestres y sus consecuencias. El problema es que Villeneuve desdobla la historia en dos partes: por un lado sigue la relación con los extraterrestres y por otro la vida privada de la protagonista, marcada por una pérdida muy dolorosa. Estas partes no logran ensamblarse hacia el final, y cerca de la resolución la película se desinfla con revelaciones mágicas y una inoportuna vuelta de tuerca. Es una verdadera pena, porque en apenas 20 minutos se empaña lo que podría haber sido una película con más brillo.

Comentarios