Escenario
Domingo 29 de Noviembre de 2015

“Lo que pasa en el mundo es algo muy intenso”

La cantante Omara Portuondo, de 85 años, será una de las figuras el próximo domingo cuando se presente buena vista social club en el casino city center

Buena Vista Social Club dará un concierto en Rosario el próximo domingo en el casino City Center. Será el debut en esta ciudad del exitoso grupo de veteranos músicos de La Habana, artistas redescubiertos y relanzados hace 18 años a través de la orquesta cuyo nombre es el mismo al del club que había cerrado 50 años atrás.

   En este hallazgo mucho tuvo que ver el guitarrista estadounidense Ry Cooder, quien grabó un disco junto a los antiguos miembros del club. La grabación, que llevó el nombre de la orquesta, fue un éxito internacional. Por esto, el colectivo musical obtuvo varios premios, entre ellos un Grammy. Las puertas del mundo se les abrió tras esta premiación, y así pasaron a ofrecer un calendario repleto de conciertos en todas partes del mundo. Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Elíades Ochoa, Rubén González, Cachaíto López, Omara Portuondo, Manuel Galbán, Anga Díaz y Roberto Fonseca eran las cabezas más visibles de Buena Vista con sus ritmos que pasaban de guajiras a danzones, boleros, cha cha cha y rumbas.

   El grupo se presentó en Amsterdam en 1998. El director Wim Wenders grabó la presentación; después hubo un segundo concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, que fue la frutilla del postre del documental del cineasta alemán. El filme, que también incluyó entrevistas con los músicos en La Habana, fue aclamado por la crítica y recibió una nominación al Oscar al mejor documental, y además obtuvo el premio por mejor documental en el European Film Awards. A esta altura de los hechos, los veteranos músicos ya eran reconocidos mundialmente.

   Lo cierto es también que en estos 18 años de exitosa trayectoria, muchos de los miembros originales de Buena Vista Social Club han muerto, entre ellos Compay, Ibrahim y Rubén González.

   Ahora, la cantante Omara Portuondo, con sus jóvenes 85 años, encabeza el “Adiós Tour” que llegará a Rosario. Esta gira mundial de despedida, aparte de sus grandes clásicos, incluye canciones inéditas y versiones de populares temas cubanos. que en conjuntro representan un fiel reflejo del pasado y presente de la experiencia de Buena Vista, con homenajes a muchos de los grandes músicos que han contribuido de un modo muy singular en la historia de la banda.

“«Adiós Tour» es la despedida de la Orquesta Buena Vista Social Club después de tantísimos años de música, alegrías, conciertos, viajes y sorpresas”, dice la cantante.

   “Porque quién hubiera dicho que una grabación en los estudios Egrem nos llevaría tan lejos como hizo este proyecto”, añade Omara, derrochando simpatía. “Nuestra presentación en Rosario será especial, pero no le puedo contar todos los secretos, pero sí decirle que cantaremos las canciones más populares del Buena Vista, hay un homenaje a todos los que han formado parte del grupo así como canciones nuevas, del disco que salió hace unos meses y que se llama «Lost & Found»”.

   La vida de Omara parece de película. Desde su casamiento de jovencita hasta nuestros días. “Sí, así es. Desde la relación de mis padres que fue especial ya que él era un jugador de besibol y mi madre de familia española, en su momento no era una relación bien vista. En mi casa se escuchaba mucha música, a falta de un gramófono siempre cantábamos. Primero comencé en el baile, de ahí participé en varias agrupaciones, incluso dábamos conciertos en varios países fuera de Cuba. Pero, el proyecto Buena Vista Social Club vino de sorpresa para todos nosotros. Cuando te sucede una cosa así uno no sabe bien cómo tomárselo, sólo sentir agradecimiento y fortuna por estar allí”.

   — Usted comenzó siendo bailarina, antes de empezar a cantar en público. ¿Cómo fue aquello?

   —Sí, empecé como bailarina con mi hermana Haydée en Tropicana. Era una niña vergonzosa pero en el año 45 una de las bailarinas dijo que no quería participar, yo siempre acompañaba a mi hermana en los ensayos y me sabía los pasos de memoria. Fue cuando me propusieron participar. Le repito, yo era muy tímida y vergonzosa. Imagínese tener que ensañar las piernas, pero gracias mi madre quien me alentó a hacerlo y allí empieza todo.

   —Hoy se habla mucho de la apertura en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. ¿Los músicos de Buena Vista no se anticiparon en el vínculo con aquella histórica actuación en el Carnegie Hall ?

   —Pues nosotros hicimos un primer concierto en el Carnegie Hall, bueno en realidad ese fue el segundo ya que como grupo Buena Vista Social Club ya habíamos hecho un concierto en Amsterdam. Creo que no iniciamos ni imaginábamos iniciar algo como usted sugiere, ni imaginábamos tampoco la repercusión que tendría el disco y la película que después se hizo en todo el mundo. Para todos nosotros fue una ilusión muy grande ofrecer parte de la cultura cubana en Estados Unidos. Nosotros hacemos música y fue muy ilusionante estar allí.

   — ¿Cómo fue ahora cantar en la Casa Blanca? ¿Además, de lo musical, cree que fue un hecho político?

   —Fue un día histórico para el grupo, a nivel individual y como cubanos. Yo personalmente me sentí muy feliz y agradecida por la invitación. Fue una actividad cultural, por la celebración de la Herencia Hispana en Estados Unidos. Por lo que os explicaron el gobierno celebraba el aniversario de un proyecto de inserción de los hispanos en Estados Unidos. Nosotros expresamos cultura y fue un gran honor la invitación, fue muy corta porque sólo pudimos tocar 15 minutos, pero más que político fue un día muy importante para la cultura de todos.

   — ¿”Flor de amor” fue un álbum clave para usted? ¿O fue “Gracias” el disco especial en su carrera artística?

   —Cómo le digo ambos fueron especiales, cada disco marca tu carrera y tu vida de una forma diferente. “Flor de amor” viene después del éxito de Buena Vista y fue lindo poder grabarlo y también poder girar por el mundo cantando sus canciones. “Gracias” fue un disco muy especial, tuve una implicación muy grande en todos los sentidos y fue un trabajo muy dedicado, por lo que estoy muy orgullosa de sus canciones y de la gente que canta en el disco. Le tengo especial cariño a todos, la verdad...

   —Buena Vista y la Nueva Trova fueron dos hitos que relanzaron la música cubana en el mundo. Nunca se habló demasiado de la relación entre los músicos de estos dos movimientos. ¿Cómo es ese vínculo, si es que existe?

   —La Nueva Trova y el Buena Vista Social Club tienen muy buena relación. Tan buena que le digo que antes de fin de año estaremos compartiendo concierto en la Habana Vieja con Silvio Rodriguez. Hay una relación magnifica entre nosotros y Vicente Feliú, Sara González y demás músicos y artistas que forman parte de esta relación. Hay buena relación sí, mire Silvio Rodriguez y Pablo Milanés han hecho un disco de boleros. Así que la relación es positiva.

   —Musical y políticamente, Nueva Trova y Buena Vista, siempre fueron muy diferentes. ¿Cómo definiría esas diferencias?

   —La música se centra en canciones, emociones, sentimientos. La Nueva Trova tiene un papel importante con canciones de protesta, con Silvio y Pablo, por la guerra de Vietnam, por Latinoamérica... y Buena Vista Social Club canta canciones tradicionales cubanas. Danzón y boleros. Son formas distintas de entender la música, pero que funden su raíz en la cultura.

   — Wim Wenders, Ry Cooder, ¿qué representan para usted?

   —Son dos personas que han llevado el proyecto Buena Vista Social Club más lejos. Cuando nos propusieron participar en el proyecto, no teníamos ni idea de que se convertiría en todo un fenómeno musical. Por ello estoy muy agradecida que hayan contado conmigo desde sus orígenes.

   —Se viene la gira europea junto a El Cigala, ¿cómo la imagina?

   —Estoy muy ilusionada con este proyecto. Siempre digo que mi vida es la música y seguiré cantando. Y qué mejor manera que acompañada por un maravilloso interprete como Diego El Cigala. Es un hombre al que admiro ya que transmite con mucha belleza y arte el sentimiento. Todavía es la forma segura de tener siempre energía y dedicación.

—¿Cómo ve la actualidad cubana?

   —Con los cambios constantes como pasa en los demás países. Con mi Cuba linda, compartiendo la vida diario con mis vecinos y compatriotas como cualquier vecino más. Lo que está pasando en el mundo es muy intenso, por lo sucedido recientemente en París deseo que las almas humanas tengan la paz presente.

   — En una entrevista reciente, usted dijo que le gustaría reencontrarse con García Márquez, ¿qué le diría si se le diera esa oportunidad?

   —¡Ah!, cuando suba a cielo, le diré algún secreto junto a los ángeles... ¡un secreto!

   —¿Cuál es el alma más pura y linda de Buena Vista?

   —Le invito que vaya al show y usted mismo pueda decidir.. no puedo decir uno en especial porque todos son especiales. Es importante que entienda que el Buena Vista Social Club es un proyecto de grupo y que no hubiera sido igual sin un Ibrahim sin un Compay, como tampoco lo es hoy en día sin un Rolando Luna o Guajirito Mirabal. Todos son ángeles, los que están y los que ya no estan. Son puros y lindos.

Comentarios