Gran Hermano
Miércoles 25 de Mayo de 2016

La polémica estrategia de Belén generó críticas, disculpas y una frase: "¡Aguante la ficción!"

La azafata protagonizó una verdadera escena teatral al fingir que lloraba por un comentario que le hizo Dante y que a ella la lastimó. Toda la casa compró y creyó en su historia.

Atrás quedaron los brindis y las sonrisas en "Gran Hermano". Los veinte participantes que ingresaron a la casa, arrancaron a jugar con todo y las discusiones y peleas se van convirtiendo en un protagonista más del juego.
En esta oportunidad, a Belén Cavanay se la vio llorando desconsoladamente cerca de uno de los pasillos de la Casa, al punto que entre Luifa Galesio y Lucas Tissera tuvieron que calmarla.
"No le pueden decir eso a una mina", decía la chica refiriéndose a un supuesto compañero que le dijo que no la respetaba. "No quiero hacer quilombo" respondía cuando le preguntaban quién le dijo eso.
Embed

Pero finalmente Belén tuvo una sorpresiva reacción ante las cámaras cuando quedó sola en el cuarto y reveló a las cámaras su estrategia. Se olvidó de las lágrimas y empezó a bailar y a hacer morisquetas. "¡Aguante el quilombo!", lanzó, como toda una villana de telenovelas.
Enterados todos en la casa, Belén no tardó en llevar a sus compañeros para que culpen de su reacción a Dante, el muchacho nudista del juego. "Este Dante se cree fuerte. Vos seguí con la joda, chiquito", afirmó en una monólogo a solas para las cámaras. Y parece que le funcionó porque el participante terminó ofreciéndole disculpas... ¡por lo que no había dicho!

Comentarios