Escenario
Lunes 29 de Mayo de 2017

La Palma de Oro de Cannes fue para un filme que critica la corrección política

La comedia "The Square" se coronó con la máxima distinción en el prestigioso festival francés. Joaquin Phonenix y Diane Kruger también festejaron

El sueco Ruben Ostlund hizo gritar al público asistente a la gala del Festival de Cannes al recoger su premio. Les invitaba a ser políticamente incorrectos como uno de los artistas que aparecen en su película "The Square", que ayer se alzó con la Palma de Oro de la 70ª edición del Festival de Cannes. "The Square", una comedia oscura y nórdica sobre la corrección política, es la quinta película del director de 43 años y se centra en la historia de un curador de un museo (interpretado por el actor danés Claes Bang), que prepara una instalación sobre la tolerancia y la solidaridad, denominada La Plaza ("The Square"), pero en su vida privada se verán cuestionadas esas convicciones. Los otros premios relevantes de la competencia fueron para Joaquin Phoenix (mejor actor); Diane Kruger (mejor actriz) y Nicole Kidman, que no pudo asistir a la ceremonia, quien tuvo una distinción especial por su trayectoria (ver aparte).

Pedro Almodóvar lo había adelantado, al afirmar que la película ganadora habla de la "dictadura de ser políticamente correcto, que es tan terrible y horrible como cualquier otra dictadura", aseguró en rueda de prensa el presidente del jurado que entregó el premio principal junto a Juliette Binoche.

Ostlund, que concurría por primera vez por la Palma de Oro, ya se llevó Premio del Jurado en la sección Una Cierta Mirada por "Snow Therapy". "Es una película formidable y un equipo formidable", dijo al levantar el trofeo.

Sofia Coppola, que fue distinguida como mejor directora, llevó al certamen una elegante revisión de "La seducción", la cinta de Don Siegel que protagonizó Clint Eastwood en 1971. Ambientada en los años de la Guerra Civil estadounidense (1861 y 1865), Kidman regentea una escuela de señoritas sureña, cuya pacífica vida se ve alterada con la llegada de un soldado unionista (Colin Farrell). "Nunca intenté hacer un remake sino hacer mi propia versión. Espero que se vea como las dos partes de una misma historia", señaló Coppola cuando presentó la cinta.

Aunque la directora alemana Maren Ade ("Toni Erdamn"), miembro del jurado, indicó que Coppola era la primera mujer en ser distinguida con el galardón a la mejor dirección, en realidad la rusa Julia Solntseva obtuvo ese mismo premio con "Los años de fuego" en 1961, el año en que Luis Buñuel se hizo con la Palma de Oro por "Viridiana".

"120 Battements par minute", del francés Robin Campillo, y protagonizada por el actor argentino Nahuel Pérez Biscayart, está centrada en el activismo contra el sida en los años 90 en Francia y se llevó el Gran Premio, el segundo en importancia del certamen francés. "Amé «120 Battements» de principio a fin, pero como he dicho, la Palma de Oro a «The Square» fue unánime", manifestó Almodóvar al explicar las decisiones del jurado.

El director manchego no pudo contener las lágrimas al recordar esta película. "Campillo cuenta la historia de muchos héroes que han salvado la vida", explicó Almodóvar sobre este trabajo, centrado en la lucha de los activistas contra el sida en París en los años 90, cuando la enfermedad todavía era muy desconocida y se propagaba sobre todo entre drogadictos y los miembros de la comunidad homosexualidad.

La actuación de la alemana Diane Kruger, víctima de un atentado racista en "Aus dem Nichts", de Fatih Akin, fue recompensada con el premio a la mejor actriz. "Estoy embargada de emoción", dijo al recoger el premio y también dio las gracias a Akin por creer en ella. "No puedo aceptar este premio sin pensar en todas las personas que se han visto afectadas por atentados de terrorismo", añadió la actriz, quien aseguró además sentirse especialmente orgullosa por un galardón que llega con su primer papel en una producción alemana.

Si el premio a Kruger fue recibido por la prensa entre aplausos, aún lo fue más el que se entregó al estadounidense Joaquin Phoenix por "You Where Never Really There", un drama sobre un veterano de guerra con tendencias suicidas. El actor, considerado uno de los mejores de su generación y distinguido con la Copa Volpi hace cinco años en Venecia por "The Master", no podía creerlo al escuchar su nombre y se quedó clavado en su butaca. Subió al escenario con su smoking y casi pidió perdón por ir en zapatillas deportivas, pues "no esperaba tener que subir al estrado", según dijo.

La directora del filme, Lynne Ramsay, se alzó además con el premio al mejor guión, distinción que comparte con el griego Lanthimos. El Premio del Jurado fue para una de las cintas preferidas de la crítica, la rusa "Loveless", de Andrey Zvyaginstsev, quien quiso dar las gracias expresamente a Will Smith.

La 70ª entrega del Festival de Cannes baja el telón de una edición en la que ninguno de los los 19 títulos a concurso consiguió arrebatar a la crítica de forma unánime. Sin embargo, Pedro Almodóvar sí señaló que en varias ocasiones tuvo la sensación de haber visto una "obra maestra". No obstante, precisó, las películas necesitan tiempo para ser consideradas clásicos.

euforia sueca. El realizador Ruben Ostlund celebró al ganar por "The Square". Almodóvar y Binoche, felices.

María Luz Climent Mascarell

DPA

Comentarios