Escenario
Viernes 30 de Diciembre de 2016

La madrina del punk cumple 70 y sigue con su agenda completa

La poetisa y cantante de rock sopla hoy velitas, mientras continúa presentando su autobiografía "M Train".

Patti Smith, la poetisa que encontró en la canción uno de los canales más efectivos para desarrollar su obra, cumple hoy 70 años en medio de una intensa actividad artística que incluye el reciente lanzamiento de "M Train", una nueva autobiografía y una resonada participación en la última ceremonia del Premio Nobel de Literatura, en donde interpretó una canción del homenajeado Bob Dylan.

   Considerada "la madrina del punk", por haber sido, a mediados de la década del '70, una de las figuras centrales del incipiente movimiento que, en la ciudad de Nueva York, se concentraba en el famoso club CBGB, lugar por el que desfilaron The Ramones, Talking Heads, Television y Blondie, entre otros peso pesados del género, Smith dotó a este estilo musical de un lenguaje heredero de los llamados poetas "malditos" franceses.

   Amante de Arthur Rimbaud, Antonin Artaud y Paul Verlaine, esta artista se convirtió en cantante casi de casualidad, a raíz de rutinas en donde acompañada por el guitarrista Lenny Kaye recitaba poemas propios y ajenos, con una entonación que se acercaba al empleado por los viejos trovadores.

   La temática elegida y el salvajismo que alcanzaban sus performances en el escenario cuando llegaba al clímax de sus recitados le aseguraron un lugar dentro del movimiento punk que tenía su correlato al otro lado del océano en Londres.

   Previamente, la poetisa había participado en una obra de teatro de Sam Shepard, en tanto que a lo largo de los años publicó varios libros, entre los que destacan algunos de poesías y los autobiográficos "Just kids" y el reciente "M Train", en una prueba de sus diferentes intereses artísticos.

   Nacida en Chicago, en el seno de una familia de clase obrera, con padres que le endilgaron una férrea educación religiosa, Smith creció en la ciudad de Nueva Jersey, en donde debió emplearse en una fábrica para sobrevivir, al terminar el colegio. Sin embargo, las inquietudes artísticas de la joven y su espíritu crítico la empujarían a renunciar a ese estilo de vida para radicarse en la cosmopolita ciudad de Nueva York.

   Así como años más tarde recordaría la alienación de trabajar en una fábrica en su primer single "Piss factory", también rememoraría con rencor su educación religiosa cuando le agregó a uno de sus grandes éxitos, el cover "Gloria", del grupo Them, liderado por Van Morrison, la frase "Jesús murió por los pecados de alguien pero no por los míos" al inicio de la canción.

   Al igual que su ídolo Bob Dylan, aunque diez años después, Smith tomó contacto en la Gran Manzana con los círculos intelectuales, en donde convivían amantes de la música, la poesía, el teatro, la pintura y la fotografía.

   En ese contexto, conoció a su gran amigo, el fotógrafo Robert Mapplethorpe, compañero de andanzas con el que se dio el gusto de visitar París, cuna de sus admirados poetas, y pronto se convirtieron en una de las parejas más pintorescas del arte emergente neoyorkino.

   Hacia mediados de la década del 70, la cantante se transformó en uno de los números más importantes del CBGB, en donde con una banda que ejecutaba furiosos ritmos, cantaba sus oscuros poemas en un estilo teatral.

   

su gran disco. Tras la edición del simple que incluía un cover de "Hey Joe", el tema cuya versión más conocida la grabó Jimi Hendrix, y "Piss Factory", lanzó "Horses", su disco más recordado, producido por el ex Velvet Underground John Cale, que incluía la mencionada "Gloria", "Redondo Beach" y una versión de "My generation", de The Who.

   Además de ser considerado uno de los discos más influyentes en la historia del rock, "Horses" también es recordado por la foto en blanco negro de portada, realizada por Mapplethorpe, en donde se la podía ver a Smith con un look andrógino.

   Las frenéticas presentaciones en vivo de Smith tuvieron un alto cuando en 1977 sufrió un grave accidente al caer del escenario al foso para orquestas, durante un concierto en Florida, mientras realizaba un hipnótico baile al interpretar "Gloria". En ese contexto iba a llegar su hit más importante "Because the night", una creación compartida con Bruce Springsteen, que significaría su último gran hito antes de abandonar la escena por más de una década, en un lapso en el que se dedicó a la familia que formó junto a Fred "Sonic" Smith, guitarrista del radicalizado grupo MC5.

   Tras sufrir el golpe de dos muertes cercanas, la de su marido y la de su amigo Mapplethorpe, Patti Smith regresó a la escena, a mediados de los '90, en una gira junto a Bob Dylan, impulsada por el poeta Allen Ginsberg y el cantante de REM Michael Stipe. Desde entonces, la cantautora no paró de editar discos y libros, además de cosechar importantes reconocimientos, como su ingreso al Salón de la Fama del Rock and Roll en 2007 o haber sido nombrada Comandante de la Orden de las Artes y las Letras del Ministerio de Cultura de Francia.

Hernani Natale / Télam


Comentarios