Escenario
Jueves 07 de Septiembre de 2017

La guerra de Malvinas en un filme que apunta a "humanizar" el drama

Malvinas es una herida que no cierra. "QTH", protagonizada por Osqui Guzmán junto a Gonzalo López Jatib, Juan Manuel Barrera y Jorge Sesán, se estrena hoy en Rosario para echar algo de luz a las esquirlas de la guerra.

Malvinas es una herida que no cierra. "QTH", protagonizada por Osqui Guzmán junto a Gonzalo López Jatib, Juan Manuel Barrera y Jorge Sesán, se estrena hoy en Rosario para echar algo de luz a las esquirlas de la guerra. El director Alex Tossenberger, quien vivió de cerca la causa Malvinas, hace foco en esta problemática desde el derrotero de un suboficial, un cabo y dos marineros que en 1982 tenían la misión de controlar la entrada estratégica del Canal de Beagle. "Tratamos de no hacer una película de buenos y malos, sino de humanizar una situación que desbordaba a todos", dijo Tossenberger.

—"QTH" remite a identificar una ubicación. ¿De alguna manera el título remite indirectamente a una falta de norte que todos tenemos con la causa Malvinas?

—"QTH", exactamente, remite a ubicación. Y sí, nosotros lo pensamos en relación a cuál es nuestra ubicación acerca de un tema tan susceptible como Malvinas en relación al pasado y al futuro.

—Volver a Malvinas es como una herida que nunca cierra. ¿Eso te motivó a hacer esta película con la idea de ayudar a la reflexión?

—Soy parte de esa generación y el cine es una herramienta fundamental para mantener viva la memoria y la necesidad de reflexión.

—El personaje de Osqui Guzmán es una caricatura de los militares poderosos. ¿Los suboficiales reales en aquel contexto eran mucho peores?

—El personaje de Osqui puede resultar estereotipado por momentos por su rol, pero en realidad no lo es, porque quienes vivimos el servicio militar, esas acciones y humillaciones eran moneda corriente. Pero en este caso también está humanizado y sufre de las consecuencias del conflicto. Tratamos de no hacer una película de buenos y malos, sino de humanizar una situación que desbordaba a todos.

—¿Qué proyecto cinematográfico tenés por delante: algo más relajado o bien otro que está en la misma sintonía?

—Tenemos varios proyectos en carpeta a la espera de la declaración del Incaa. Son un poco más comerciales, pero siempre con contenido, con tramas complejas entre personajes, locaciones impresionantes y finales inesperados. Vamos a ver.


Comentarios