Escenario
Domingo 28 de Mayo de 2017

La fiebre youtuber llega al escenario de Plataforma Lavardén

Yao Cabrera y Fabri Lemus (Dos Bros), Anto Puñales y Alexander WTF actúan hoy en Sarmiento y Mendoza

Está claro que la forma de interactuar entre los adolescentes y sus ídolos ha cambiado, ya no depende de lo que expone la pantalla televisiva, sino que son los propios adolescentes los que crean y descubren a sus ídolos. Eso explica el fenómeno de los youtubers, que está en su punto más alto, con referentes como Germán Garmendia, conocido como Soy Germán, con más de 50 millones de suscriptores en todo el mundo, que ganan millones de pesos por 5 minutos de video.

    Yao Cabrera (Dos Bros), Fabri Lemus (Dos Bros), Anto puñales y Alexander WTF, cuatro de los youtubers latinos populares, con más de 5 millones de suscriptores, que se hicieron famosos por subir videos con monólogos en los que cuentan anécdotas de la vida cotidiana hasta sketches humorísticos, llegan a Rosario para presentar "Challenge la obra", un espectáculo en el que traspasan a la pantalla para contactarse en vivo y en directo con sus seguidores.

   Antes del show, que será hoy, a las 21.30 en Plataforma Lavardén (Mendoza y Sarmiento), Yao, Fabri y Anto charlaron con Escenario sobre cómo es trabajar de "youtuber", sobre la fama, sobrre el cambio de género, sobre el sufrimiento adolescente y sobre el fenómeno de la ballena azul.

    Los uruguayos Yao y Fabri, de 20 años, cuyo nombre artístico es "Dos Bros", suben videos haciendo retos extremos como vomitar y comer vómito, darse cachetazos, chuparse los dedos de los pies, darse un beso de lengua entre ellos y bromas al estilo noventoso de "Videomatch" o "Jackass".

   "La idea de ser Youtuber nació hace 3 años. No nos habíamos llevado ninguna materia en el colegio, teníamos tiempo libre y pensamos en hacer algo para hacer reír a la gente. El primer video fue re improvisado, no teníamos ni cámara. A la gente le gustó, y un mes después subimos el segundo video y explotó todo", cuentan los Dos Bro que ya está instalados en Capital Federal y que tienen fans que oscilan entre los 9 y los 18 años.

   El caso de Anto, de 21 años, es similar, nacida en Montevideo, comenzó a hacer videos porque no terminó la secundaria y sus amigos le decían "hacé algo productivo de tu vida".

"Lo hacía para sacarme el estrés y divertirme, como un hobbie", cuenta la joven que también ya se mudó a Buenos Aires. Pero sus videos van más allá del humor, Anto está transitando un cambio de género, de mujer a hombre, y publica todo el proceso en su canal de Youtube en videos titulados como "Mi primera inyección de testosterona". "En Uruguay lo estaba haciendo de manera ilegal, por mi cuenta. Pero en Argentina quiero hacer las cosas bien. Di un mal ejemplo de no esperar y más sobre un tema así que es sobre salud, tenés que tener un respaldo médico sí o sí", relata Anto que se llamará Ian Valentín. "Antes de llegar a esto intenté aceptarme como nací, con cuerpo de mujer, tratando de ser femenina. Hasta que en un momento mi cabeza hizo un stop y dije «no me hallo en este sexo, no me siento cómodo», incluso cuando me trataban en femenino, me molestaba. Mi mamá y mi papá aún no se acostumbran a llamarme en femenino".

   En ese sentido, la Youtuber asegura que con sus videos les da un apoyo a todos los que están pasando por una situación similar: "Hay gente que critica y otra que apoya. Al mostrar algo así le das un soporte a los que están pasando por lo mismo y no se animan a decirlo, no sólo por los riesgos de salud, también por los riesgos sociales, como perder los amigos o que tus padres no lo acepten. Primero está la felicidad de uno, después están los demás", sentencia.

Trabajo del Siglo XXI. Yao y Fabri se mudaron juntos "porque esto es un trabajo de 24 horas". "Fabri está durmiendo y yo tengo ganas de hacerle un broma y ahí ya tengo un video hecho", cuenta Yao sobre la profesión de Youtuber. "La idea fue divertir a la gente, la fama fue después. No nos dimos cuenta de lo que generamos hasta que lo vimos". "YouTube te paga por las visitas y por otro lado te contactan marcas como Fanta o Nike y aplicaciones, cuánto más seguidores tengas, más trabajo tenés", detalla Yao quien era jugador de fútbol profesional y masajista pero dejó de hacer todo lo que hacía para dedicarse cien por ciento a Youtube y todo lo que genera alrededor; redes sociales, radio y televisión.

   Para Fabri, "Internet cambió el mundo" pero aclara que eso "no está bueno". "En mi infancia salía a jugar en la vereda, y hoy les dan el celular a los chicos. Por un lado están más seguros porque están en sus casas, pero no es lo mismo. Pero ser YouTuber tiene de positivo que todas las personas puedan expresarse libremente ante una cámara. Todos tienen una oportunidad. No tenés que hacer un casting y que un productor te acepte. Si queres ser cocinero, podés hacer un video en YouTube cocinando y puede funcionar y podés triunfar. En internet hay una oportunidad que antes no había".

Fans. "Paso las 24 horas del día con el celular en la mano, los fans son muy exigentes, es un trabajo muy completo porque tenés que estar en contacto permanente en Facebook, YouTube, Twitter, Snapchat,. Si no ponés algo, los fans te preguntan «¿qué te pasa?», dice Yao. Cosultado sobre si esto es la vida real, virtual o es lo mismo, asegura que "es la vida real". "Vivimos de esto y dependemos de los fans". "Los fans son FBI, averiguan la dirección de tu casa y se quedan las 24 horas en la puerta, ya tuve que cambiar el número de teléfono varias veces. Es inexplicable el cariño que sienten", confiesa.

Ballena azul. "Hacemos cosas extremas pero siempre ponemos advertencias porque sabemos que el público imita todo. También hacemos campañas sociales con Unicef. Está bueno dar el ejemplo", cuenta Yao. Por eso cuando las noticias se invadieron con la ola de suicidios por el juego ruso de retos "La ballena azul", Yao y Fabri tomaron una postura contundente: "Apenas salió hicimos un comunicado para que los chicos no lo hagan". Pero Yao contó una realidad de la que poco se habla: "Los fans se cortan muy seguido, se lastiman las muñecas, quizás para llamar la atención. Sufren mucho en la casa, no tienen nadie que los apoye o se pelean con su familia. Hay miles de personas que mueren todos los días cortándose. Convivimos con eso todo el tiempo, en el meet and greet los abrazás y te das cuenta de que algunos se cortan. Y nadie salió a decir que la gente se muere por cortarse. Los chicos se sienten refugiados en nuestros videos. Por lo menos estamos ahí para que en los 10 minutos que duren nuestros videos piensen en otra cosa y se genera un contacto muy fuerte, por eso tenemos tantos fans".


Comentarios