Escenario
Domingo 28 de Mayo de 2017

La cruel certeza de lo inevitable

La obra se presenta como una reflexión acerca de quién es y qué lugar ocupan los integrantes de una familia a la luz de las imposiciones patriarcales

Los pájaros suenan estridentes en el silencio de las siestas de campo. Y muchas veces la inmensidad, la lentitud del tiempo y hasta el aburrimiento desatan tragedias. Precisamente de eso que sucedió hace 17 años prefirieron no acordarse tres primos hasta que la venta de la chacra los vuelve a reunir mientras los mandatos familiares siguen haciendo estragos, agazapados, como el fantasma del abuelo, a la espera de otra calamidad. Con buenas dosis de suspenso, tensa, atrapante y sobrecogedora en su cruel certeza de lo inevitable, "El acto ciego" forma parte, con dramaturgia y dirección de Juan Hessel, de la renovación de la cartelera del Centro de Estudios Teatrales (CET, San Juan 842) y subirá a escena los sábados de junio y julio.

La obra se presenta como una reflexión acerca de quién es y qué lugar ocupan los integrantes de una familia a la luz de las imposiciones patriarcales, presión que los llevará a querer repetir un extraño experimento que terminó mal. Un buen indicio para mantener a la platea expectante.

EL EXPERIMENTO. Los primos son una Lorena Rey profundísima en su composición de quien disiente con regresar en el tiempo pero tira la primera piedra, un abrumador Nahuel Rodríguez Chumillo albergando un ser descentrado y obsesivo, y una tan dulce como oscura Lucrecia Zamboni con su pasado de paciente psiquiátrica a cuestas.

La acción se enmarca en un logrado juego de pasadizos entre los ventanales y paredes verdes de enredaderas de las típicas galerías de las casas de campo, objetos que le sirven al director para anclar el clima de estupor ante el estrafalario acto en ciernes.

Sobre el peso de los encasillamientos que provee la estructura familiar, el delgado límite entre la locura y la genialidad, y el pasado irresoluto que regresa sin piedad, trata "El acto ciego", una puesta con hipnóticas actuaciones, un argumento atrayente y un planteo moral que se resuelve en una peligrosa reunión de primos y en la soledad del campo. Mientras la estridencia de los pájaros se hace insoportable.

Comentarios