Escenario
Martes 18 de Abril de 2017

Katy Perry confesó su militancia juvenil contra los conciertos de Madonna

Más cercana durante su infancia a Dios que a las estrellas de rock, la cantante reconoció que alguna vez intentó boicotear un show de la Reina del Pop.

La cantante Kaye Perry puede parecer un huracán sexual en sus sugerentes videos, pero su infancia y su juventud estuvieron más cerca de la iglesia que de los escenarios, y más próxima a Dios que a los músicos de rock. Aunque hubo un momento en que ambos mundos se tocaban: cuando Katy iba a boicotear los shows de Madonna y Marilyn Manson.
"En mi familia sabíamos de la existencia de Madonna y de Marilyn Manson porque íbamos a sus conciertos a boicotearlos", admitió la artista, educada en un entorno estrictamente cristiano. En una entrevista que concedió a la revista Vogue, Perry sostuvo: "Íbamos a la iglesia los domingos por la mañana, los domingos por la noche, los miércoles... No se celebraba Halloween y los regalos de Navidad te los traía Jesús, no Papá Noel. Esa fue toda mi infancia, mi adolescencia y primeros años de juventud... Al día de hoy todavía sigo desprendiéndome de capas resultado de cómo me condicionaron en aquella etapa".
Katy sostuvo que aún le queda "mucho por aprender. No se me permitía hablar con personas gays y había cierto componente de racismo. Pero yo nací haciendo preguntas, haciendo preguntas sobre todo desde el primer momento, y estoy muy agradecida de ser así. Mi curiosidad me ha traído hasta aquí".
Todo cambió cuando descubrió a Freddy Mercury y Queen. "Nunca antes había escuchado una explicación tan imaginativa de cómo vivir la vida. Esa fue mi primera toma de contacto con ese mundo, y me encantó. Me sentí libre y aceptada", sostuvo.

Comentarios