Escenario
Martes 07 de Febrero de 2017

Joaquín Sabina brilló con sus clásicos en Villa María

Con una síntesis de su prolífica obra, el artista español fue la gran figura del domingo en el Festival de Peñas que finaliza esta noche.

Joaquín Sabina fue la gran estrella del Festival de Peñas en Villa María que culmina esta noche. El artista español actuó el domingo y brindó un show distendido y cálido con un contundente set de canciones, sostenido por una banda que sonó potente y prolija. Al igual que India Martínez y José Luis Perales, que también cantaron en el festival, Sabina llegó a la Argentina el jueves para realizar este único concierto.

Temprano y puntual, su propia voz en off dio saludó al público: "Bienvenidos a quinientas noches y ninguna crisis" antes de ingresar con su sombrero "sabinero" ante la multitud que lo aguardaba ansiosa.

Blusero y cómplice con su público, arrancó su concierto de dos intensas horas con "Esta noche contigo". Con un apoyo audiovisual que acompañó cada una de las canciones, el artista recorrió el ancho escenario una y otra vez provocando el delirio en sus fans. Su voz luce gastada, pero firme y su público fiel celebra cada una de sus canciones.

"Hace casi dos años que no subimos a los escenarios, estamos nerviosos", confesó. "Llegaré a los setenta en los escenarios, pero sentado", bromeó antes de cantar, cómodo en su banqueta, "Barbie superstar", jugando con la pollera escocesa de José Sagaste mientras éste se destacaba con su solo de saxo.

Recordó la figura de Leonard Cohen y pidió que "celebremos el Nobel de Bob Dylan", además de disculparse por no estar en forma. "No importa que esté sentadito, ¿no? Ya iré cogiendo forma en los próximos meses", prometió, antes de cantar la bella "Peces de ciudad".

La gente lo aplaudió y alentó a encontrar el tono que le era esquivo en el arranque de "Cerrado por derribo", en rumba flamenca, un ritmo que siempre le resultó cómodo para componer y expresarse.

De su recordado encuentro con Fito Páez, rescató "Llueve sobre mojado", en dúo con el guitarrista Jaime Azúa. Para darse un respiro, cedió la escena a sus inseparables Pancho Varona y Antonio García de Diego. "Ya ven ustedes que me rodeé de chicos que cantan mejor que yo, pero cobran menos", dijo ya relajado en el regreso, y cantó con Mara Barros la celebrada "Una canción para Magdalena".

Luego de "Más de cien mentiras", como un payador, improvisó versos para presentar a los músicos. Ancló nuevamente en la Argentina, con una nueva versión de "Con la frente marchita". El saxo en lugar del bandoneón le restó el color tanguero original. "19 días y 500 noches", fue el hit rumbero tan esperado que hizo delirar a miles.Con "Contigo" y las rancheras enganchadas "Noche de bodas" y "Y nos dieron las diez" comenzó la despedida.

Tour y disco nuevo

"No acostumbramos ir a festivales, éste nos venía mal porque estamos en plena preparación del nuevo disco, que sale en abril", explicó Sabina, y anunció que "en septiembre estaremos un mes de gira por Argentina".

Del disco que se viene, estrenó un tema: "Lo niego todo", con un sonido impecable.

La tercera noche del evento cerró con la actuación del ascendente sexteto salteño Los Huayra. Cumplieron el sueño de tocar en el festival y disfrutaron del show de Sabina mezclados con el público.

El "festival de festivales", que cumple cincuenta ediciones, finaliza hoy con los shows de Carlos Vives, Abel Pintos, Luciano Pereyra e India Martínez. Soledad Pastorutti será la invitada de Vives y además participará como conductora en el imponente escenario "Hernán Figueroa Reyes" del anfiteatro "Centenario.

Comentarios