Escenario
Domingo 09 de Abril de 2017

"I Pagliacci" y "Suor Angélica", dos joyas de la ópera y un elenco de lujo en el teatro El Círculo

Suor Angélica" tiene música de Giácomo Puccini y esta será la primera audición para Rosario en versión completa, mientras que "I Pagliacci" es libreto y música de Ruggero Leoncavallo.

Hoy se estrenan "I Pagliacci" y "Suor Angelica", a las 19, en el teatro El Círculo, con la dirección musical de Carlos Vieu y la dirección escénica de Rubén Martínez.

Ambas óperas, cuya función inaugural para el Abono 2017 será el martes a las 20.30, tienen como punto central la discriminación de género y la violencia inherente a dicha acción, enuna contribución desde el arte operístico para tomar conciencia de este flagelo.

"Suor Angélica" tiene música de Giácomo Puccini y esta será la primera audición para Rosario en versión completa, mientras que "I Pagliacci" es libreto y música de Ruggero Leoncavallo.

"Suor Angelica" es una dama de la nobleza que da a luz un hijo, siendo soltera, y es recluida por su familia en un convento, del cual nunca saldrá, siendo víctima de la violencia cultural, mientras que la protagonista de "I Pagliacci", Nedda la esposa de Canio, es asesinada junto a su amante por su marido celoso.

El elenco está integrado por primeras figuras de la lírica: el tenor Enrique Folger, la soprano Paula Almerares y el barítono Leonardo Lopez Linares, en los roles protagónicos; junto a las mezzosopranos Anabella Carnevali y Graciela Mozzoni, los tenores Andrés Novero y Daniel Gómez López, y el barítono Ismael Barrile más el Coro de la Opera de Rosario y el Coro de Niños.

La sociedad que pinta "I Pagliacci", "es una sociedad desalmada, y los personajes también son desalmados, todos se maltratan con violencia. Canio, el payaso, está con una mujer mucho más joven que él, Nedda, que recogió en la calle; sabe que ya no es un hombre joven, se siente inseguro y agrede, teme la impotencia", asegura el cantante Enrique Folger.

Paula Almerares, una de las más bellas voces argentinas, y que ya es conocida por el público local por haber sido protagonista de una antológica "Lucía de Lammermoor", se siente muy compenetrada en las dos mujeres que debe dar vida, Suor Angelica y Nedda: "Tengo que decir que me enamoré del rol de Suor Angelica, es una joyita; no es una ópera larga, dura casi una hora y es perfecta en su desarrollo. Angelica se sumerge en el misticismo como forma de escapar de los recuerdos de su familia y de su hijo, sabe que allí en el convento está el futuro de su vida, por haber transgredido las leyes patriarcales, y cuando se entera de la muerte de su hijo, se suicida. En realidad, la violencia cultural inherente a la sociedad medieval, la asesinó", dice.

Comentarios