Escenario
Miércoles 06 de Septiembre de 2017

Hilda Lizarazu: "Este fue un año de homenaje al rock nacional"

La cantante dará un recital a dos guitarras y dos voces junto a Federico Melioli, en el marco de una gira por la provincia.

Lo primero que pregunta al comienzo de la entrevista es si el lugar donde tocará queda cerca del río. Le gusta el Paraná, el contacto con la naturaleza y el paisaje del Litoral. Además, se llevó un valioso recuerdo de Rosario en junio pasado, en el show de cierre del evento "Voy por la paz", que convocó a cinco premios Nobel en el Monumento a la Bandera. El 2017 viene distinto para la cantante y compositora Hilda Lizarazu: giró "liviana" por el país con su guitara, reversionó himnos del rock argentino - esa música que ama y con la que se crió y creció- y disfrutó de otras facetas artísticas con las que convive desde siempre: la fotografía y la radio. Hilda Lizarazu llega nuevamente a la ciudad para interpretar un puñado de canciones propias y ajenas que conforman el repertorio emblemático del rock nacional, en un formato simple a dos guitarras, acompañada por un músico y amigo de larga data, Federico Melioli.

"Con Federico trabajo hace más de diez años; este show será una entrega íntima y despojada, haremos algo de mi repertorio y otro poco de los clásicos del rock nacional, celebrando La Balsa del año 67", contó Hilda. La cantante recorrerá Santa Fe con su gira "Pura Fe" y esta noche la cita será en Distrito Siete (Ovidio Lagos 790), a las 21.

"No soy una eximia guitarrista, lo que hay son arreglitos musicales que hacen que una canción se haga más llevadera cuando la estás interpretando de a dos, agregamos algunos teclados que van disparados en una secuencia sonora y ambos hacemos voces; las canciones son las clásicas de mis épocas de Man Ray, otras de mi etapa solista y de ahí pasamos a «una que sepamos todos»... así vamos armando ese sabor del encuentro musical", detalló la artista sobre el show de hoy, en plan relajado y a dúo.

Postales del rock

Desde pequeña escuchaba bandas nacionales y, aunque dice no haber tenido estímulo externo, sus padres se dieron cuenta que tenía buen oído musical. "De alguna manera todo eso llegaba hasta mí, escuchaba Los Gatos, Aquelarre, Invisible, Almendra, mezclado con cosas sajonas como Génesis; me formé en el mismo colegio pupilo que Charly y Nito Mestre, escuchaba mucho «Vida» de Sui Generis", contó Hilda. Aunque tocaba la guitarra "tímidamente", no proyectaba la música como carrera profesional, siempre tomó como un juego el asunto de cantar, fue la vida misma con sus vueltas que la llevó a profesionalizarse. "Ya sea con Suéter, con Los Twists, con Man Ray o Los Enfermeros con Charly me fui forjando y formando, también dándome experiencia empírica porque no es que yo estudié para ser cantante y hacer canciones, se me fue dando al hacerlo", explicó sobre sus inicios.

Al terminar el secundario Hilda trabajó como fotógrafa pero de golpe, por intrépida y curiosa y con un gusto por cantar, fue trazando en paralelo una carrera musical. "Tengo un ático en mi «terraza del cielo»; es un pequeño espacio con estantes llenos de carpetas, todas clasificadas por año, con negativos 35 mm y 6x6, y como buena fotógrafa prolija tengo todo clasificado por toma, el revelado con químicos también lo hacía yo... por eso mi parte en la muestra de Charly es todo foto analógica, no hay nada digital".

hilda2.jpg

Además, Hilda se dedicó este año a hacer un programa de radio junto a su pareja Lito Vitale, en el que afirma sábado a sábado ir conociendo un montón de música nueva. Le encanta Marilina Bertoldi, Eruca Sativa, Mil Hojas, Señorita Carolina, Ignacia y celebra que haya tantas mujeres hoy haciendo música y liderando grupos, trabajando en sus ideas. Al preguntarle si ella piensa que tuvo que ver en abrir ese camino a las mujeres en el rock nacional, da un paso al costado.

"No soy una referente"

"No me pienso en ningún lugar, ni tampoco me veo como una referente, sí tal vez de vida o de persona, no sirve tener demasiado ego, prefiero tratar de ver si me salen algunas cosas o disfrutar de hacer lo que hago y día a día encararlo de esa forma, tratar de ser buena en lo que hago a mi manera".

Lizarazu está en un momento de plenitud en el que no está disconforme con nada de su pasado ni su carrera, está feliz con lo que la vida le devuelve a diario y lo define "como un árbol majestuoso que cada primavera entrega lo que puede dar". Sin embargo, reniega un poco de lo que cuesta salir de gira, "la situación está compleja y para nosotros seguir tocando como banda es complicado, vamos modificando los formatos sonoros para poder seguir adelante".

Y se toma una pausa para hablar de actualidad, sobre el caso de Santiago Maldonado. "Es una desgracia, tengo el deseo de que se pueda solucionar el tema pero lo veo complejo, es un puñal que tenemos en lo profundo, este y un montón de otros casos" explicó.

En lo personal, ella prefiere seguir como "esa hormiga que guarda las carpetas", seguir adelante sin joder a nadie, presentarse a sí misma como una laburante artística y seguir buscando la creatividad donde la pueda encontrar. "Voy buscando la poesía, y si bien estoy informada y voto, estoy sobresaturada de toda la hoguera informática constante, llega un momento que prefiero no prender la tele.... que se yo, de verdad siento que es como un páramo para el alma conectar con otras cosas, si te metés en el mundo de las noticias es material altamente tóxico", reflexionó.

Lizarazu seguirá en su viaje musical por Cañada de Gómez, Casilda y Chanear Ladeado, tal vez prepare canciones para un disco nuevo, y dejó unas palabras a modo de conclusión: "la vida es hermosa y corta y tenemos que encontrar la belleza; la oscuridad y claridad van siempre juntas, pero elijo beber de la copa de la alegría".

hilda3.jpg


Un homenaje en vida a Charly García

En julio de este año Hilda Lizarazu participó de la muestra de fotos sobre Charly García, con más de 200 imágenes dedicadas a su vida y su carrera. Expusieron además Nora Lezano y Andy Chervniasky, otras dos incansables fotógrafas que como Lizarazu acompañaron a García en giras, en su círculo privado y hasta hicieron tapas de sus discos. "La muestra es una hermosura, fue muy fuerte hacer un homenaje en vida a Charly en este marco de los 50 años de rock argentino; fue increíble, fue como abrir la caja de Pandora y encontrar un montón de imágenes que a través del tiempo se fueron convirtiendo en históricas, yo sólo las tomaba por amor a la fotografía y a la luz", contó la cantante.

Comentarios