Televisión
Lunes 15 de Agosto de 2016

"Hay que pensar los proyectos a largo plazo"

El director Daniel Burman encaró tres trabajos para la pantalla chica en asociación con Netflix, Mediapro y la cadena O Globo.

El director Daniel Burman, autor de "El abrazo partido", "El nido vacío" y "El rey del Once", entre otros filmes, decidió proyectar su trabajo y el talento argentino al mundo. El realizador selló la alianza de su productora con la compañía internacional Mediapro para encarar tres proyectos de ficción por año para televisión regional y nuevas plataformas. Además formalizó una colaboración con Netflix que se constituye en la primera producción argentina para esa plataforma internacional. Se trata del thriller en 13 capítulos titulado "Edha", ambientado en el mundo de la moda, y, también, terminó de grabar "Supermax", en asociación con O Globo, de Brasil, y grabada en Río de Janeiro y Jujuy sobre un grupo de reclusos.

"Encontramos un socio para ponernos a codesarrollar esos proyectos de ficción para televisión y nuevas plataformas que para mí es el nuevo paradigma de la televisión en el cual el espectador es sofisticado", explicó Burman sobre el acuerdo con la compañía. El Grupo Mediapro trabajó con directores como Woody Allen, Alex de la Iglesia, Roman Polanski y Oliver Stone, entre otros. Actualmente produce, junto con Sky Italia, HBO y Canal Plus Francia, la serie "The Young Pope", dirigida por Paolo Sorrentino ("La grande bellezza") y protagonizada por Jude Law, Diane Keaton y Javier Cámara.

Burman, que acaba de terminar la serie "Supermax", una puesta conjunta entre la cadena brasileña Globo, TV Pública Argentina, Mediaset España, TV Azteca de México y Teledoce de Uruguay, y se emitirá en el 2017 por la pantalla pública argentina, resaltó que "con Mediapro compartimos una filosofía parecida con el tiempo que le queremos dar al desarrollo de los proyectos y cómo los queremos hacer".

Burman contó que "tenemos un equipo grande, más de 20 autores trabajando con nosotros, la compañía lleva mi nombre (Oficina Burman) y contamos con mucha gente dispuesta a un trabajo intenso y a largo plazo. Hoy en día los proyectos exigen pensar a largo plazo".

Por otra parte, "Edha", el proyecto para Netflix, será la primera serie de Argentina en sumarse a Netflix. Escrita por Burman, Mario Segade y el equipo de escritores de Oficina Burman, los 13 episodios de una hora seguirán la vida de Edha, una exitosa joven diseñadora de moda y madre soltera, quien se encuentra en una encrucijada que cambiará su vida para siempre. Mientras lidia con tomar la decisión que la llevará a otro nivel dentro del mundo de la moda, conoce a un atractivo inmigrante convertido en modelo. La pasión desenfrenada entre los dos se mezclará con el profundo deseo de venganza de él.

Identidad argentina. "La invitación de Netflix para crear su primera serie original en Argentina es la oportunidad más grande que he tenido en mi carrera. Con una fuerte identidad local estamos creando un proyecto que busca conectar con una audiencia global. En una misma plataforma, más de 81 millones de usuarios tendrán la oportunidad de establecer una conexión íntima con nuestra historia", dijo Burman.

"Edha" se une al resto de series Originales de Netflix producidas en Latinoamérica, como "Club de Cuervos", que va por su segunda temporada; "Ingobernable", de México y protagonizada por Kate del Castillo; "Narcos", una mirada al mundo de Pablo Escobar; "3 por ciento", un thriller posapocalíptico y la primera serie de Netflix en portugués, y el proyecto sin título aún de Jose Padilha basado en los eventos actuales de Brasil.

"En los últimos años comenzó a pesarme la repetición de los procesos de hacer cine, una suerte de perder ese entusiasmo infantil y en ese momento encontré en el hacer series de televisión un ámbito de desarrollo más amplio y complejo para hacer esto que es contar algo a alguien", confesó Burman.

Según indicó el realizador, las diferencias con hacer cine son que "cambian algunas cuestiones, el cuadro es un poco más chico, a veces tenés menos tiempo, a veces menos o más recursos, pero contás con dos actores frente a una cámara que tienen que interpretar lo que no son, y la cosa no cambia mucho. Hoy en día los bordes son mucho más difusos y no fue un salto sino una continuidad con un cambio".

En relación a la experiencia televisiva, indicó que "mucho se ha hablado de que lo que cambió es lo que se ve, y para mí lo que cambió es cómo se ve: uno no consume diez capítulos de cualquier cosa", consideró. "Se ha elevado mucho la vara. El espectador -opinó- es mucho más exigente y exige tiempo de desarrollo, y en ese sentido existe un sistema colaborativo, donde no hay un creador o cabeza única para alcanzar esos estándares de calidad que las audiencias globales están pidiendo".

Recorrido

Comentarios