Escenario
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

"Golpe al corazón", el culebrón que asoma entre un sultán y Josué

Debutó el lunes con alto rating en Canal 5. La tira de Enrique Estevanez es un aliciente ante la invasión de ficciones extranjeras

En tiempos de sultanes turcos y tierras prometidas brasileñas, ver una telenovela costumbrista argentina es agua en el desierto. "Golpe al corazón" salió a pelearla con armas genuinas: responder al culebrón más tradicional desde una historia de amor bien contada y con algún guiño a temas de actualidad. Y vaya si le fue bien en el debut, con 16.1 puntos de rating fue anteayer el tercer programa más visto, y eso que compitió con "ShowMatch", que le ganó por un punto y monedas. Ojalá sea el puntapié inicial para el repunte de la ficción nacional.

Sebastián Estevanez y Eleonora Wexler conforman la pareja protagónica de la tira de Enrique Estevanez, que va de lunes a viernes, a las 22.15, en una producción de Telefe que se ve por la pantalla de Canal 5. Química les sobra a los dos actores para este formato, y lo demostraron desde el primer minuto en un cruce de personajes que remite mucho a "Dulce amor" e incluso a "Amor en custodia". La diferencia entre jefa y empleado motoriza nuevamente la trama principal. Wexler es la doctora Marcela Ríos, una competente profesional en un hospital donde habrá mil historias; y Estevanez es el enfermero Rafael Farías, un ex boxeador que abandonó su carrera el día que iba a consagrarse campeón del mundo. Hasta aquí parecería más de lo mismo, pero no.

Ella en realidad quedó ciega tras ser ferozmente golpeada en una situación de acoso callejero y pudo recuperar la vista por un transplante de córneas. Lo que enlaza todo es que esas córneas son de la esposa fallecida de Rafael. Pero hay más. La mujer de Rafael, que estaba embarazada, es abandonada por quien ocasionó el accidente: un doctor que venía dormido tras una guardia y se escapó tras ver a la mujer muerta. ¿Quién es ese doctor? Sí, adivinaron, el marido actual de la doctora Marcela Ríos, y de ahora en más el villano a vencer (logrado rol de Ramiro Blas).

Por allí pasará el nudo principal, pero "Golpe al corazón" tiene otras historias satélites que funcionan bien entre sí y sirven para captar distintos tipos de público, del juvenil al más adulto. En esa galería de personajes y temáticas entrará Miguel Angel Rodríguez (Pedro), un ex combatiente de Malvinas que se debate entre dos amores (los personajes de Natalia Lobo y Viviana Saccone); el vínculo de seducción entre María del Cerro y Victorio D'Alessandro; sumados a los cotizados roles secundarios de Claudia Lapacó, Germán Kraus y Georgina Barbarossa, y hasta la búsqueda de identidad y un guiño al tema de la inclusión.

Sin ser nada de otro mundo, "Golpe al corazón" pide pista desde un espacio tan auténtico como merecido. Y vale reiterarlo: en este contexto de deslumbramiento por ficciones extranjeras es saludable que una novela sin doblajes apueste a golpear al corazón.

Comentarios