Escenario
Miércoles 28 de Junio de 2017

"Fanny la fan" arrancó prometiendo pero no pudo con "Las estrellas"

La comedia familiar protagonizada por la encantadora Agustina Cherri muestra el detrás de escena del universo televisivo a un ritmo vertiginoso, sin perder cierta mirada de ilusión, propia del melodrama.

"Fanny la fan", la nueva apuesta de Underground para el "prime time" de Canal 5, comenzó anteanoche para contar la historia de una chica educada a través de la pantalla chica, con un gran despliegue de elenco y producción que, de acuerdo a datos de Ibope, anotó 12.4 de rating y no logró desbancar a "Las Estrellas", su competidora de El Trece que obtuvo 15.3.

   La televisión desde hace tiempo se ocupa de sí misma para hacer humor con envíos realizados a partir de material de archivo, se vuelve testigo e invasora de hallazgos y miserias "personales" a través de los programas de chimentos que hablan sobre otros programas, mientras produce y reproduce el medio hasta el infinito.

   La comedia familiar protagonizada por la encantadora Agustina Cherri muestra el detrás de escena del universo televisivo a un ritmo vertiginoso, sin perder cierta mirada de ilusión, propia del melodrama.

Luciano Cáceres, Nicolás Furtado, Verónica Llinás, Gabriel "Puma" Goity, Julieta Díaz, Soledad Fandiño, Andrea Bonelli, Benjamín Amadeo, Laura Novoa, Mex Urtizberea, Tomás Fonzi y Tomás Kirzner (hijo de Adrián Suar), entre otros, integran el elenco al que Calu Rivero se incorporará durante las próximas semanas.

   Lo artificial, los excesos de las "figuras", junto con el narcisismo desbordado entre decorados de cartón, parece erigirse otro protagonista del cuento, aunque con el transcurso de los capítulos se verá si la metaficción logra seducir.

   En el primer capítulo de la tira predominó un tono cómico, con interesantes toques delirantes, poco frecuentes en la pantalla para la presentación de los personajes, y algunos de ellos ya prometen estallar en cualquier momento, como el director televisivo a cargo de Luis Ziembrowski, o el de Laura Cymer, en la piel de una fan de culebrón al borde del ataque de nervios.

Muy buenas actuaciones y un cuento especial que irá desplegando sus secretos que ya se presienten, una cualidad inherente al melodrama que ojalá pueda desplegarse sin quedar atrapado en el universo de una pantalla que gusta de mirarse al espejo, con humor y cierta distancia crítica.

Comentarios