Escenario
Martes 12 de Septiembre de 2017

"Esta es una película sobre cómo lidiar con la angustia y el enojo"

La directora argentina Natalia Garagiola habló de su primer filme "Temporada de caza", que fue premiado la semana pasada en el prestigioso Festival de Venecia.

Después de ser premiada la semana pasada en el Festival de Venecia, este jueves se estrena en los cines de Rosario "Temporada de caza", el primer largometraje de la directora argentina Natalia Garagiola. La película, que explora la tensa relación entre un padre y su hijo adolescente, fue distinguida con el máximo reconocimiento de la Semana de la Crítica, una sección paralela del prestigioso festival europeo. El filme transcurre entre las gélidas montañas y los inhóspitos bosques de la Patagonia, donde se desarrolla una historia de rabia contenida, rebeldía y redención.

"Es un reconocimiento muy grande, es impresionante, no lo puedo creer", dijo Natalia Garagiola sobre el galardón que ganó en Venecia. "Estar seleccionada era ya un premio para mí y para todo el equipo", aseguró la cineasta, que se llevó un premio dotado con 5.000 euros (unos 6.000 dólares) y que le permite "pensar en una segunda película ya en serio". "Es un voto de confianza para el nuevo proyecto", dijo la directora, que ya tiene en mente cuál podría ser su segundo largometraje.

Garagiola admitió que se sintió aliviada por la buena respuesta del público en Venecia. "Al estrenar sentís que se está legitimizando algo. Por otro lado es el cierre, el final de un largo proceso de trabajo. Vos podés terminar, pero no hasta que se prueba con el público. Ahora ya está, es del mundo, no es más mía, porque no hacés estas cosas para quedártelas. Es como muy, muy gratificante", explicó.

"Temporada de caza" pone en la mira la relación entre un padre y un hijo. El debutante Lautaro Bettoni personifica a un adolescente al que, a la rebeldía e inconformidad de su edad, se suma la muerte de su madre. Su situación con el marido de ésta (Boy Olmi) resulta difícil, entonces se marcha a la otra punta del país, a la Patagonia, a conocer a su padre biológico, un cazador profesional al que da vida Germán Palacios, que interpreta el papel con tal precisión que parece que nunca hubiese hecho nada diferente.

La directora se sirve de esto para construir la relación entre el joven que se siente en un mundo que no es el suyo, con un padre al que no conoce, que tiene una nueva familia y cuya vida consiste en avistar posibles presas. Con pocos diálogos, pero con detalles que son casi como pinceladas, la realizadora construye esa relación en la que el joven suelta sus miradas displicentes y sus respuestas irreverentes mientras el padre lo trata con la rudeza del mundo en el que se maneja, pero teniendo siempre presente el amor que tiene por un hijo al que apenas pudo conocer porque vivía a cientos de kilómetros de él.

A Garagiola las relaciones vinculares en general le generan una gran curiosidad. "Es algo reconocible, pero siempre está como muy intervenido de cosas muy particulares, siempre hay pequeños detalles con todo un mundo que son esas personas", explicó. "Todo el mundo se puede leer en una familia", aseguró. La directora admitió que en el cine está muy vista la relación padre-hijo, "pero hay pequeños detalles que la hacen por un lado muy universal, pero también muy particular. Esta es una película de rito de pasaje, sobre el silencio, sobre cómo lidiar con el duelo, con la angustia y con el enojo", enfatizó.

Uno de los méritos de Garagiola, de los muchos que se intuyen en este trabajo, es mostrar ese padre e hijo en medio de la esa naturaleza imponente que es la Patagonia nevada. A ella le gusta cuando en el cine se da la falta de control, algo que —en su opinión— se fomenta en un espacio tan abierto, tan a la suerte de las fuerzas de la naturaleza. "El conflicto tan íntimo contrasta con el espacio amplio y eso genera una gran tensión. Adentro de ese espacio tan grande puede pasar cualquier cosa, es como una amenaza", apuntó la realizadora de 35 años.

Lucrecia Martel, una referente

"Temporada de caza" —que se exhibió en esa vidriera de cazatalentos que es la Semana de la Crítica de Venecia— cuenta en la producción con el respaldo del también director Gonzalo Tobal y de Rei Cine, la productora de Lucrecia Martel, quien se lució en Venecia con su película "Zama", que se estrenó fuera de concurso. Coincidir con Martel en el festival fue para Garagiola un plus añadido a la maravillosa experiencia de La Mostra. "Es una directora que admiro muchísimo, mi directora preferida. Es increíble estar trabajando en la misma productora, es alucinante, es como conocer al genio absoluto, me parece alucinante", señaló la realizadora debutante.

Tras pasar con éxito por Venecia, "Temporada de caza" también competirá en la sección Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián, que tendrá lugar del 22 al 30 de septiembre. Después la película seguirá su recorrido internacional en los festivales de Chicago y Hamburgo.

María Luz Climent Mascarell

DPA

Comentarios