Escenario
Jueves 31 de Agosto de 2017

"En todas partes hay cumbia con mensaje y cumbia superflua"

Lourdes Garnica, voz líder del grupo colombiano y argentino, expuso las diferencias de calidad en el género. Mañana, en Galpón de la Música

Nacieron en Madrid, pero no son españoles, sino colombianos. Sin embargo, más de uno asegura que Huevo de Iguana es una banda rosarina. En esa mixtura intercultural, donde no hay fronteras pero sí parches que vibran con alto sentimiento, suena Huevo de Iguana."En Rosario se escucha, se baila y se hace cumbia. La gente esta ávida de ritmos con percusión y fiesta", dijo Lourdes Garnica, voz líder y una de las compositoras de la banda de cumbia colombiana que mañana, a las 21.30, presenta su disco debut en Galpón de la Música (Estévez Boero y el río).

Para saber por qué esta banda de integrantes colombianos y argentinos se llama así, hay que leer la explicación de la carismática cantante: "El nombre Huevo de Iguana surge por la analogía de la música tradicional y este animal representativo de la costa caribeña de Colombia, de donde es también la música que hacemos. Allí los huevos son un platillo exquisito, sin embargo está prohibido comerlos, pues se llevó a las iguanas al borde de la extinción, dado que hay que sacrificarlas para comerse sus huevos, ya que los incuba dentro de sí", arrancó Garnica y luego completó la idea: "Lo que sucedía hace diez años atrás con el folclore es que estaba siendo mezclado con muchas otras músicas, como el jazz, la electrónica y el rock, entre otras, pero no surgían grupos nuevos que hicieran música tradicional. Así que somos el huevo que no sacrifica a la madre musical, sino que la perpetúa, llevando la música a la par de las mixturas modernas".

Garnica también habló del poco frecuente ADN de la banda: "De los cinco integrantes, tres somos colombianos, de un municipio que se llama Madrid, en el departamento de Cundinamarca, muy cerca de Bogotá; y de los dos argentinos, uno es de Pujato y el otro de Villaguay, pero vivimos todos en Rosario. Hacemos música en esta ciudad hace 6 años, así que somos un poco de aquí y un poco de allá".

"La cumbia que late", de su autoría, abre el disco homónimo, integrado además por versiones de cantautores del Caribe como Las Alegres Ambulancias, José Barros y Manuel Saenz, entre otros. Pero Huevo de Iguana está en la vereda de enfrente de la cumbia cheta que explota en los charts y en los boliches. Y la cantante tiene algo que decir al respecto. "Creo que la cumbia como ritmo está mucho más allá, porque aunque su origen sea colombiano, es un ritmo que a lo largo de Latinoamérica se ha mezclado con la identidad de cada país y habla de la realidad de cada contexto. Al ser un ritmo tan sabroso llegó a rayar hasta en lo burdamente comercial, como la cumbia cheta, que como otros ritmos muy comerciales no tiene absolutamente ningún mensaje. Hay tantas cumbias como países que la han adoptado, y si hablamos de calidad, en todas partes hay cumbia con mensaje y poesía y también cumbia superflua", destacó la intérprete.

"De Rosario lo que nos sedujo primero fue el río, luego la calidez de la gente y también la movida cultural", destacó tras remarcar que fueron "siempre muy bien recibidos" y que lograron "un intercambio cultural con la ciudad". "Ahí está el vínculo, porque en Rosario se escucha, se baila y se hace cumbia. La gente esta ávida de ritmos con percusión y fiesta", indicó Garnica, para rematar: "Mucha música colombiana es conocida de hace décadas y nosotros traemos algunas de esas canciones en sus versiones originales, así que a partir de ahí ya tenemos conexión. El resto son tierra, tambores y cuerpos".

Comentarios