Escenario
Jueves 25 de Mayo de 2017

El día en que el Negro Fontanarrosa se dio una vuelta por la Bolsa

"Fontanarrosa, lo que se dice un ídolo" se presentó ayer en Rosario. Actores y realizadores elogiaron la figura del humorista

El Negro Fontanarrosa se pegó una vuelta ayer por la tardecita en el hall de la Bolsa de Comercio. A diez años de su partida, seis directores rosarinos decidieron homenajearlo con seis de sus cuentos en la película "Fontanarrosa, lo que se dice un ídolo" y ayer se hizo la presentación oficial del largometraje producido por Carrousel Films y la Fundación Nueva Generación Argentina. Tanto los productores, como los actores presentes y los realizadores coincidieron en un punto, y es que la mención de "ídolo" que viste el título de la película no es puro cuento.

   "El Negro Fontanarrosa ha sido para mí realmente lo que dice esta película. ¿Viste que se titula «lo que se dice un ídolo»? Bueno, para mí, literariamente era un ídolo. A mí me despertaba pasión", dijo Juan Pablo Buscarini, motorizador de este proyecto, quien tuvo a su cargo "No sé si he sido claro", protagonizado por Dady Brieva.

   Mientras se acomodaban los directores para ofrecer la conferencia de prensa, Darío Grandinetti dijo lo suyo: "Yo estoy como rosarino más que nada y cualquier cosa que tenga que ver con El Negro y te inviten a participar es un orgullo. En mi caso Héctor (Molina) sabía que yo quería hacer «El asombrado» así que no dudé cuando me llamó".

   Grandinetti, que encabeza ese relato junto a Catherine Fulop y Claudio Rissi, dijo por qué lo atrajo siempre ese cuento. "El Negro era tan pillo, porque usaba ese humor y detrás de esa aparente superficialidad hablaba de algo muy profundo, que es la necesidad que tiene siempre un ser humano de que el otro lo observe y lo registre".

   Hugo Grosso, que hizo "Elije tu propia aventura", con Luis Machín, consideró que tiene "cierto pudor con el lugar común de la rosarinidad, dado que se puede caer en una cosa del conformismo. Sin embargo, Fontanarrosa es la rosarinidad en sí misma y ha dado en la idiosincracia del rosarino, pero ironizando, poniéndolo siempre cercano al ridículo y vinculado al grotesco".

   Chiqui Abecasis y Pablo Granados están en pleno rodaje de "Sueño de barrio", dirigida por Néstor Zapata, quien por ese motivo llegó demorado a la conferencia.

Para Chiqui esto es mucho más que un sueño de barrio: "Tenía ganas de hacer cine hace mucho tiempo y no se me daba. Y en mi primera película se me dio justo esta combinación, hacer cine; en mi ciudad; y en homenaje al Negro. Es más, si tengo que pagar, pago para hacerla". Granados destacó que "es maravilloso seguir esa letra divina que no necesita nada de agregados y adornos, escrita por alguien popular y culto al mismo tiempo como era el Negro".

   Postiglione, responsable de "Vidas privadas", con Julieta Cardinali y Gastón Pauls, apuntó que lo importante es que cada uno pueda dar su enfoque en el universo Fontanarrosa. "Esa fue mi búsqueda, realizar un material que nos sirva para poder hablar de nuestra propia mirada". De reojo, quizá escapado de una animación de Pablo Rodríguez Jáuregui, otro de los realizadores de esta producción, merodeaba el Negro en la Bolsa de Comercio. Lo que se dice un ídolo.

Comentarios