Escenario
Martes 26 de Septiembre de 2017

El "aullido a la luna" de un director preocupado por el destino del mundo

Darren Aronofsky asegura que su película "¡Madre!", protagonizada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem, es "una montaña rusa"

Al igual que en su película "El cisne negro", el director Darren Aronofsky presenta en "¡Madre!" a artistas creativos, y de alguna manera monstruosos, que usan y consumen a la gente a su alrededor. Y toca la forma en que el éxito y la fama pueden destruir con imágenes sangrientas y perturbadoramente literales. Protagonizada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem, Aronofsky asegura que este filme de terror que se estrena el jueves en los cines rosarinos, es su "aullido a la luna", provocado por la angustia ante el estado de la sociedad y en especial el medio ambiente.

El polémico director aseguró que si bien la mayoría de sus películas requieren años, escribió el primer borrador del guión en cinco días. "Simplemente brotó de mí", dijo. "Surgió de vivir en este planeta y de ver lo que está pasando a nuestro alrededor y no poder hacer nada. Tenía mucha rabia y mucha ira, y simplemente quise canalizarlo".

Los espectadores que esperan naturalismo probablemente deberían quedarse en casa. El mismo Aronofsky dijo que la película es una alegoría. Antes de convertirse en "¡Madre!", el título tentativo era "Day Six" (sexto día), el día en que Dios creó a la humanidad, según el Génesis, y le dio el dominio sobre la Tierra. Esto hace que los personajes sean tanto arquetipos como personas, lo que fue un reto para el elenco. Lawrence, quien ha interpretado a diversas mujeres fuertes, da vida a una ayudante tímida que parece destinada a sufrir.

Por su parte, Lawrence admitió que este fue el papel más difícil de su carrera. "Era un personaje completamente diferente a todos los que había hecho antes y me llevó a un lado completamente diferente de mí misma, que no conocía", reconoció la actriz.

En los ensayos previos al rodaje, que duraron tres meses, el director la ayudó a contactar con ella misma de una forma desconocida. "Es lo más difícil que he tenido que sacar de mí misma nunca", agregó la actriz que protagonizó de la saga "Los juegos del hambre".

Agregó que la película habla "de la insaciable necesidad que todos tenemos ahora, especialmente con el internet. Simplemente queremos más y más y más". Aunque el filme es oscuro e inquietante, Aronofsky se declaró un optimista en cuanto al destino del planeta. "Estados Unidos es esquizofrénico", dijo el director que contó que el filme surgió como una "experiencia extraña" que comenzó cuando empezó a pensar en lo que está pasando en el planeta y en el hecho de que nadie hace nada para remediarlo.

"Tenía mucha rabia e ira y quería volcarlo en algo emocional. Escribí el primer borrador en solo cinco días, se lo enseñé a Jennifer, que se mostró emocionada por la idea y, de repente, estábamos haciendo una película", explicó el realizador.

Sobre su país, señaló: "América en estos momentos está esquizofrénica. Ha pasado de estar en la Cumbre (del clima) de París a retirarse. Es trágico, pero de esta forma se ha revelado quién es el enemigo y así ahora podemos atacarle".

Lo cierto es que el filme, que parece al inicio una historia de terror que no se llega a materializar, que pasa por el thriller psicológico y que se convierte una locura, en un campo de batalla sin reglas. Aronofsky reconoció que se ha inspirado mucho en "El ángel exterminador", de Luis Buñuel, de ahí la idea de meter toda la estructura social en una sala.

Y aunque la protagonista es la madre, en la causa de todo está ese autor que quiere ser el centro de atención del mundo.

Lawrence y Bardem interpretan a una pareja identificada únicamente como Madre y El que vive en la clásica casa vieja y aislada de los filmes de terror. El es un poeta con un bloqueo creativo; ella se dedica a restaurar la casa tras un incendio devastador.

Pero de pronto. unos invitados misteriosos, interpretados por Ed Harris y Michelle Pfeiffer, desatan eventos perturbadores que se vuelven cada vez más raros. Imaginen una mezcla entre "Rosemary's Baby" ("El bebé de Rosemary") y los infernales paisajes atestados de El Bosco.

Ecos de la crítica

El estreno del filme se realizó durante el Festival de Cine de Vencompitió, junto a otras 20 películas, del León de Oro, el máximo galardón del prestigioso concurso italiano.

Allí. tras la proyección, el filme despertó desde admiración, hasta náuseas e impresionó a algunos críticos. Hollywood Reporter la calificó como la "bacanal de manicomio" al final de la película. Otros se preguntaron qué significaba todo eso. Aronofsky, quien ganó en León de Oro en 2008 por "El luchador", reconoció que la película es "un cóctel muy, muy fuerte".

"Desde luego que habrá gente que no quiera ese tipo de experiencia. Y eso está bien", dijo a reporteros. "He dejado en claro que este es un paseo en montaña rusa, sólo debes subir si estás listo para dar un giro completo unas cuantas veces".

Variety concluyó que el filme era impresionante pero vacío, una "pesadilla barroca que no se trata de más nada que sí misma". Pero con respecto a las apreciaciones de la crítica especializada, el director fue claro: "Siempre va a haber diferencias de opinión sobre lo lejos que vas".

misterio en el bosque. Javier Bardem y Jennifer Lawrence interpretan a Madre y El, una pareja que vive aislada en una casa incendiada.

Las pantallas celebran la semana del cine nacional

Entre el 1 y el 4 de octubre se celebrará la semana del cine argentino, un evento especial, organizado por el INCAA, que busca celebrar las producciones nacionales. Se ofrecerán proyecciones especiales de películas nacionales a un único precio promocional de $35 en las salas comerciales e independientes y en la red de Espacios INCAA). "Los padecientes", "Mamá se fue de viaje" y "El fútbol o yo" serán algunos de las películas argentinas exhibidas en las salas locales. Además, reconocidas figuras del cine y la televisión interactuarán con el público, presentando películas o cortando boletos.

Comentarios