Escenario
Sábado 07 de Octubre de 2017

"Dejamos una butaca vacía porque el Negro seguro va a venir"

Los actores presentan el sábado próximo "Demoledores", basada en textos de Roberto Fontanarrosa.

El 2017 ha sido un año de homenajes a diez años de la muerte de Roberto "el Negro" Fontanarrosa, ese genio rosarino que hizo reír a varias generaciones de argentinos. Era humorista, narrador, ilustrador y fanático del fútbol, de su querido club Rosario Central. Con más de doce libros de cuentos y tres novelas editadas y adaptadas para teatro, cine y televisión, llega el turno de los comediantes Coco Sily y Daniel Aráoz, quienes además eran amigos del Negro. "En Rosario vamos a dejar una butaca vacía porque estamos seguros que el Negro va a venir", coinciden Sily y Aráoz, quienes le rinden tributo a Fontanarrosa con su espectáculo "Demoledores", el sábado próximo en el teatro Astengo.

"Fue una gran presencia en mi vida, era un tipo con una cualidad literaria impresionante y con una calidad humana mayor, era un tipo simple, generoso, creativo... y no lo digo ahora sólo por el homenaje", aclaró Sily. Es que tanto él como Aráoz lo conocieron y acompañaron en la última etapa de su vida, esa en la que Fontanarrosa luchó con dignidad su enfermedad.

"Por supuesto que el disparador es homenajearlo al Negro, a nuestro querido y amado Negro, que extrañamos con el corazón y homenajeamos a través de lo que él nos ha dejado que es su literatura, que lo mantiene vivo y presente en todos nosotros", agregó Aráoz. Ambos actores se emocionan al recordarlo, la voz al punto de quebrarse, como cuando a uno se le hace un nudo en la garganta y no puede seguir hablando. Coco Sily admite que no conoció jamás a alguien que transite una enfermedad terminal, -que degrada el físico más que la mente-, con tanta humanidad.

Tanto Aráoz como Sily venían a Rosario a visitarlo, a compartir comidas, charlas, momentos que para ellos fueron de gran aprendizaje. "El Negro desplegaba, en un medio tono, un humor desopilante que nos dejaba a todos a con la boca abierta", recordó Coco, que mientras estaba ocupado haciendo su espectáculo "La cátedra del macho", reaccionó y se dió cuenta que en 2017 se cumplían diez años de la muerte de Fontanarrosa. "Caí que se venía esta fecha tan importante y le dije a Daniel que no estaría nada mal bajarnos de nuestros proyectos y dedicarle algo al Negro, en lo personal era muy importante hacerlo", dijo Sily.

Hace años que ambos actores no trabajaban juntos, pero mantienen su amistad intacta y con un simple llamado telefónico y sin dudarlo empezaron a darle forma a "Demoledores", obra que después de varios meses en cartel en Buenos Aires traen a nuestra ciudad la semana próxima.

Para "Demoledores" el dúo adaptó dos cuentos de Fontanarrosa, "El rey de la milonga" y "La Nela y el Gordo", y se evocará a grandes dúos cómicos del país como Olmedo y Porcel, Pelele y Barbieri. En un guiño futbolero también citaron a otros dos dúos de la redonda, como Bochini y Bertoni, y Babington y Brindisi.

El espectáculo fue escrito por Aráoz, Sily y Pedro Saborido, con la dirección de Matías Strafe. "Pedro fue convocado esencialmente para escribir una crítica hacia el espectáculo mismo, de manera atemporal, es un remate. Hacemos la crítica porque el actor popular ha sido siempre maltratado por la crítica; Olmedo a partir de su muerte tomó un estado de prócer, pero si leés las críticas de sus espectáculos no eran generosas, siempre se ha ponderado la falsa intelectualidad argentina, y no han sido generosos con los que hacían comedia, que hacían entretener a la gente con un humor más directo", explicó Sily.

Saborido es realizador y escritor audiovisual, conocido por guionar famosos programas de televisión, trabajando junto a Diego Capusotto; en "Demoledores" se encargó de la coordinación autoral y de darle un toque final a los textos. "Fuimos armando un homenaje al teatro rioplatense; lo maravilloso de Olmedo, por ejemplo, es que toma el teatro rioplatense y lo lleva a una expresión de barrio popular y lo universaliza también, donde todos entendemos lo que está pasando", agregó Aráoz.

Según la opinión de ambos actores, los grandes humoristas argentinos siempre han sido empáticos con la gente, personas a los que se referencia como familiares, que no toman distancia como los intérpretes más clásicos sino que esencialmente es gente común, muy identificada con el colectivo imaginario del argentino medio.

Coco Sily enumera su "Olimpo" en cuanto a grandes humoristas nacionales, las figuras que lo representan y referentes del espectáculo popular: Don Pelele, José Marrone, -el ya mencionado- Olmedo, y en la actualidad Enrique Pinti, Guillermo Francella, Antonio Gasalla. "Son un faro en mi profesión", dijo.

Por su parte, Daniel Aráoz contó que en este espectáculo no faltan tampoco Les Luthiers: "Ellos son unos maestros, una cosa maravillosa, quisimos recordarlos con un humilde homenaje? ¡estamos lejos de ser Les Luthiers! También hay guiños al Parakultural, por ahí decimos malas palabras? hicimos un trabajo de mucho ensayo y logramos una obra de teatro sólida cómicamente", explicó el intérprete que viene de destacarse en el filme "Una especie de familia", por el que ganó un premio como mejor actor en el Festival de Biarritz.

La estructura del show de esta noche, entonces, estará nuevamente basada en la literatura de Fontanarrosa, bien conocida por ambos actores, que ya interpretaron algunos de los cuentos del libro "Usted no me lo va a creer" hace algún tiempo atrás para el espectáculo "Aryentains". "En la obra se ve a los actores como preparándose para actuar el cuento, nos cambiamos arriba del escenario, hacemos de mujer, de la Pocha y su mejor amiga? definiría nuestro humor como muy rioplatense", explicó Sily.

Dentro de lo costumbrista y de otro género bien argentino, el grotesco, está también la elección de Daniel Aráoz con el cuento "El rey de la milonga".

"Es el relato de esos tipos que están en la milonga, que viven ahí y que ése es su mundo, un mundo de excesos pero extremadamente noble, hay una moral que hace funcionar Fontanarrosa en su literatura y tiene un final sorpresivo, hermoso y potente, además es su homenaje al tango, ¡mirá vos che!", se emociona Aráoz, quien siempre tuvo un perfil tanguero.

El valor de la amistad. "Es un autor muy difícil de leer en público, en un tren o en un colectivo, porque te saca unas carcajadas imposibles de disimular y quedás regalado ante la gente", dijo Coco Sily sobre el estilo de Fontanarrosa, y agregó que le enseñó mucho de la vida.

Aráoz explicó: "El gran mensaje del Negro era el diálogo, la generosidad para entender al otro y encontrar en la amistad la posibilidad de resolver los problemas del mundo, el valor de la amistad es la herencia enorme que nos dejó".

El dúo cómico recupera ese mensaje, el de "reírnos con el otro y no del otro". Continúa Aráoz: "De eso hablaba el Negro, de poder encontrar el diálogo, porque en la exacerbación de la diversidad del otro llega rápido el insulto y ya es mucho más difícil volver, pero en el bar uno siempre termina amigándose porque por suerte existe la disculpa y el perdón, en los bares todos somos iguales".Cita entre líneas a "La mesa de los Galanes", ese grupo de amigos que debatían, se peleaban y se volvían a amigar. Y a modo de conclusión agregó: "Volvemos a la tierra del Negro para recordar todos juntos el amor y el respeto inmenso que le tenemos, en Rosario vamos a dejar una butaca vacía para él, que seguro va a venir a vernos".

Comentarios