Escenario
Sábado 03 de Junio de 2017

Conectados desde el ritmo y la emoción

El pianista Hernán jacinto y el cantante Fabio cadore actúan hoy en el parque españa. adelantarán temas de su segundo disco, "Acto II"

"El show con Fabio (Cadore) para mí es un gran desafío ya que abordamos diferentes ritmos, texturas y sonidos. También hago de «corista». Estamos muy conectados desde lo rítmico y eso hace que todo se haga más emocionante y cautivante; además él es un gran cantante y guitarrista, y es muy cómodo y fácil tocar a su lado, porque todo fluye", anticipa el pianista Hernán Jacinto el formato del show a dúo que dará junto al guitarrista y cantante brasileño hoy a las 21.30, en el Parque España. Después añade: "Nos conocimos por intermedio de una amiga en común, Anita Kalikies. Ella nos presentó en la primera visita de Fabio a la Argentina. Al principio yo fui parte de su banda y luego decidimos armar el dúo y así poder grabar nuestro primer disco. Ahora terminamos de grabar nuestro segundo disco «Acto II» , y tuvimos la suerte de contar con grandes artistas invitados, como Fito Paez, Lenny Andrade y Aca Seca trío".

Fue en 2010 que el pianista porteño y el cantante brasileño subieron juntos por primera vez a un escenario. Desde entonces crearon un puñado de canciones que bordearon el bossa nova, el bolero, el ljexá y con un buen toque de jazz.

Jacinto trabajó con músicos de renombre como Pedro Aznar, Luis Salinas, Luiz Alberto Spinetta y Hugo Fattoruso. Como compositor e instrumentista, recibió el Premio Clarín de revelación en jazz del año, tras lanzar su primer álbum solista "Lua", en 2011.

¿Cómo se inició tu interés en el jazz?

—Desde muy chico, cuando un amigo me regaló mi primer disco de jazz, "Bill Evans Live in Buenos Aires, Vol 3". Al principio sólo me interesaba, o conocía, la música clásica, principalmente el período del romanticismo, algo de la obra de Astor Piazzolla, y otro poco del rock especialmente británico y estadounidense. Además fui muy incentivado por mis padres, ya que ellos me llevaban a cuanto festival de jazz aparecía. Más tarde, en mi adolescencia, tuve la suerte de poder compartir algunas jams con Luis Salinas, Javier Malosetti, Juan Cruz de Urquiza y varios más que me marcaron el camino y fueron un gran incentivo.

—Tocaste con Spinetta, él escuchaba mucho jazz, admiraba a Bill Evans y Herbie Hancock, dos grandes pianistas del género... ¿cómo fue esa experiencia?

—Increíble. Un artista verdadero, lleno de misterios, colores y una gran fuerza creadora; de inagotables recursos. Estar cerca de él era una gran aventura y un incentivo constante. Además era super humilde, lo cual lo convertía en alguien aún más increíble. Tuve la suerte de compartir con él, no sólo shows, sino almuerzos, cenas, charlas y más.

Actuaste con una larga lista de músicos, ¿cuál te ha dejado algo distinto, un aprendizaje importante?

—Todos me dejaron grandes enseñanzas, sin importar edades, experiencias, diferencias... Estar cerca del arte en general fue moneda corriente en mi vida, y poder compartir con tantos músicos admirados fue muy gratificante y motivante. Desde Pedro Aznar, Rubén Rada, pasando por Darryl Jones o George Garzone, todos bien diferentes pero que no dejan de transmitirte conocimientos y experiencias, desde una pequeña charla hasta en un concierto completo.

—Participás de varios grupos al mismo tiempo, ¿cuáles son las ventajas y desventajas?

—Creo que la única desventaja que encuentro es que a veces no me alcanza el tiempo físico para todo.

—Tenés listo un nuevo álbum, ¿de qué se trata?

—En realidad estoy grabando mi tercer disco solista en trío, con Pipi Piazzolla en batería y Jerónimo Carmona en contrabajo y Yotam Silberstein en guitarra como músico invitado. Es toda música original, y un pequeño puñado de músicas de artístas como John Coltrane, Carlos "El Negro" Aguirre y Luis Alberto Spinetta.

Comentarios