Escenario
Domingo 18 de Junio de 2017

"Cómo dijera Violeta", la obra de nuevo circo que vuelve a las tablas para despedirse

La obra "Cómo dijera Violeta" vuelve al ruedo el fin de semana que viene para rescatar la poética de la artista chilena, a cien años de su nacimiento.

Luego de las sucesivas presentaciones en Rosario, Santa Fe y Buenos Aires durante el 2015 y 2016, la obra de nuevo circo "Como dijera Violeta" vuelve al ruedo en el 2017 para conmemorar los 100 años de nacimiento de la cantautora chilena Violeta Parra y despedirse del teatro rosarino. En este caso se presentará los días sábado 24, a las 21, y domingo 25, a las 20, en la Escuela Municipal de Artes Urbanas (Galpón 15).

"Como dijera Violeta" es el primer espectáculo producido y creado por el elenco de la Escuela de Trapecistas Aire de Mar, que después de 10 años formando acróbatas aéreos en la ciudad de Rosario la producción, puso en marcha, en 2015, esta obra con ribetes circenses con la misión de meterse de lleno en la producción de la artista para crear, contar, mover, decir, danzar parte de lo que la vida y, sobre todo, la poética ha despertado en sus directoras, Mariela Sánchez y Ana Osella.

El espectáculo, que regresa a las tablas en busca de captar nuevas miradas, cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro (INT) y fue ganador de la residencia del Emau. Con seis artistas en escena, música original, la voz en off de la particular artista chilena y una apuesta importante a lo visual.

Desde esta nueva perspectiva del circo donde la acrobacia, la danza, los cuerpos son un medio para crear y no un fin en sí mismo "Como dijera Violeta" busca recrear la belleza de la obra de Parra tan comprometida con su pueblo y su tiempo, tan fuerte desde sus contenidos, y al mismo tiempo tan actual.

Se trata de las dos últimas funciones de la obra que en ocasión del aniversario del natalicio de la chilena renueva la escena con el entusiasmo del festejo y de la despedida. Luego de dos años de presentaciones en la ciudad y en otras localidades se cierra un ciclo pero las puertas siempre quedan abiertas al juego y a la poética que el circo y la Parra han sabido darnos.

Comentarios