Escenario
Martes 04 de Abril de 2017

Christopher Nolan regresa con una historia de la Segunda Guerra

El director de la trilogía de Batman dejó de lado la fantasía para filmar "Dunkerque", que refleja una épica evacuación de soldados aliados en 1940

El reconocido director Christopher Nolan ("Memento", "El origen", "Interestelar") nos ha hecho alucinar con sus películas de fantasía. Trabaja a una escala obstinadamente cinemática y pareciera que ningún concepto, ya sea la trilogía de Batman o el mundo de los sueños, es demasiado grande para el visionario cineasta. Sin embargo, su más reciente película, "Dunkirk" ("Dunkerque"), que se estrena el 21 de julio en Estados Unidos, lo saca de la fantasía al mundo real con la historia de la evacuación de soldados aliados de esa playa en Francia en mayo y junio de 1940.

   "Como cineasta uno siempre está buscando una brecha en las películas culturales, y Dunkerque es una historia con la que la gente británica creció, está en su ADN prácticamente, pero no había sido abordada en una película. Así que para mí era una brecha muy emocionante", dijo Nolan sobre su nuevo filme en la reciente conferencia CinemaCon en Las Vegas. "Pasé un número de años tratando de encontrar el ángulo para abordarla, el ángulo de ataque para contar esta historia. Así que se nos ocurrió la idea de crear un filme muy experimental, uno que en lugar de tratar de contar la política de la situación, la situación geopolítica, te pusiera realmente en la playa donde 400.000 personas están atrapadas, rodeadas por el enemigo y enfrentando la aniquilación o rendición. El hecho de que no terminó en aniquilación o rendición hacen que sea una de las historias más maravillosas de la humanidad", aseguró el realizador.

   Según Nolan, "la idea es tratar de tomar la experiencia completa y colocar a la audiencia ahí. ¿Cómo sería estar en la playa, estar en un bote tratando de cruzar el canal? Es un reto enorme, pero es exactamente el reto que uno busca en el cine", afirmó. El director dijo que la película no es sobre un personaje en particular, sino más bien sobre sobrevivir. "Dunkerque es un suceso tan universal, y que involucra a tanta gente, que tratar de encapsular los detalles específicos de la experiencia humana no era el camino a tomar. Decidimos tratar de vivir en el momento de la experiencia, el deseo inmediato y humano de sobrevivir. Es la película más humana que yo haya hecho porque es sobre el deseo de sobrevivir. Quisimos afrontar eso y hacer lo que yo llamo una narrativa muy de presente, en la que uno está en el momento con los personajes. No pasamos demasiado tiempo discutiendo quiénes fueron antes y quiénes serán después", se explayó.

   Nolan aclaró que "Dunkerque" no es una "película de guerra". "Es una historia de supervivencia y, primero y principal, una película de suspenso", enfatizó. "Aunque tiene un alto nivel de intensidad, no necesariamente incluye los aspectos sangrientos del combate, tan bien logrados en tantas otras películas. Realmente tratamos de tomar un ángulo diferente y de lograr intensidad de otro modo. Me gustaría mucho que distintos tipos de personas se lleven algo de la experiencia", apuntó.

   Antes de la filmación trascendió que la producción había comprado un avión antiguo de 5 millones de dólares para estrellarlo. Pero el director negó esta información. "Usamos aviones realmente antiguos y los volamos para la película, pero también construimos modelos a escala real para destruirlos. Costó mucho dinero pero no tanto como eso. ¡Nunca lo haría! Obviamente nunca. Estos aviones son tan hermosos y tan valiosos por tantas razones, que les tengo mucho respeto. El Spitfire es la máquina más gloriosa", afirmó.

   El realizador de 46 años no quiso reconocer que ha evolucionado desde "Interestelar", pero confirmó que "Dunkerque" requería de un gran nivel técnico. "En realidad no me corresponde hablar de los asuntos creativos más grandes, pero desde el punto de vista técnico, para mí «Dunkerque» es una historia que he querido contar por mucho tiempo pero que no tenía la pericia técnica para poder hacerlo. Rodamos toda la cinta con película de gran formato, algo que no habíamos hecho antes. Con cada filme siempre hemos incluido algo de fotografía IMAX, pero esta película está hecha casi enteramente en IMAX y lo que no, en gran formato. Debería ser una presentación muy sólida", señaló.


Comentarios