Escenario
Sábado 06 de Mayo de 2017

Catherine Fulop y Darío Grandinetti, en un guiño al Negro Fontanarrosa

estrenará el jueves 20 de julio, no sólo por ser el Día del Amigo, sino que además es un día después del décimo aniversario de la muerte del dibujante, escritor y humorista rosarino.

Darío Grandinetti y Catherine Fulop se metieron de lleno en un cuento de Fontanarrosa. Fue ayer, en Virasoro al 200, y dentro de un Mercedes Benz. Ella de entallado vestido blanco y él de impecable camisa y corbata ratificaron su oficio en el rol de las criaturas de "El asombrado", con dirección de Héctor "Nene" Molina, que es uno de los 6 cortos que integrarán "Lo que se dice un ídolo". El filme se estrenará el jueves 20 de julio, no sólo por ser el Día del Amigo, sino que además es un día después del décimo aniversario de la muerte del dibujante, escritor y humorista rosarino Roberto "Negro" Fontanarrosa.

   "El asombrado", que es la historia de un hombre que perdió su sombra, contó además con la participación de Claudio Rissi y actores locales, que ayer también rodaron junto a Grandinetti en el escenario del teatro El Círculo, además de la locación de Rueda al 200, donde se grabaron interiores y otras escenas de calle en barrio Tablada.

   El Nene Molina hizo marcaciones precisas durante el rodaje, en el que se trabajó durante una larga jornada para llegar a tiempo con las exigencias de la filmación. Sin embargo, prevaleció un ambiente distendido, en donde no faltaron las carcajadas, ya sea por alguna ocurrencia de Grandinetti, una salida de Fulop o por el propio texto del Negro.

   Los otros cinco cuentos que conforman "Lo que se dice un ídolo" son "Sueño de barrio", dirigido por Néstor Zapata, con Chiqui Abecasis y Pablo Granados; "Elige tu propia aventura", de Hugo Grosso, con Luis Machín; "Vidas privadas", realización de Gustavo Postiglione con Julieta Cardinali, Norman Brisky y Gastón Pauls; "No sé si he sido claro", de Juan Pablo Buscarini, con Dady Brieva; y "Semblanzas deportivas", que es una animación de Pablo Rodríguez Jáuregui.

Comentarios