Escenario
Martes 20 de Junio de 2017

Carrie Fisher había consumido cocaína, heroína y éxtasis días antes de su muerte

Así lo reveló la autopsia realizada a la actriz de "Star Wars". Sin embargo, no se pudo determinar qué impacto tuvieron las drogas en su deceso

Carrie Fisher tenía cocaína y otras drogas en su organismo cuando se sintió mal en un avión el año pasado, según el reporte de su autopsia, pero los investigadores no pudieron determinar qué impacto tuvieron éstas en su deceso.

   El reporte difundido ayer establece que la legendaria actriz de "Star Wars" pudo haber consumido cocaína tres días antes del vuelo del 23 de diciembre en el que se sintió enferma. Cuatro días después falleció. También dice que se hallaron rastros de heroína, otros opiáceos y MDMA (conocido como éxtasis), pero que no pudieron determinar cuándo Fisher consumió esas drogas. Los hallazgos se basan en pruebas de toxicología hechas con muestras tomadas cuando la estrella ingresó a un hospital en Los Angeles.

   Las autoridades forenses declararon que Fisher murió de apnea del sueño y una combinación de otros factores. Un comunicado de prensa emitido el viernes pasado menciona que se encontraron drogas en su cuerpo, pero no proporcionaba detalles.

   El reporte completo publicado ayer contiene una explicación detallada de los resultados, como por qué los investigadores creen que Fisher consumió cocaína al menos tres días antes de su vuelo. "En este momento la importancia de la cocaína no se puede establecer en este caso", dice el reporte.

   También señala que mientras que se detectó heroína en su organismo por un breve período de tiempo, los investigadores no pudieron determinar cuándo Fisher usó esta droga o el éxtasis. Las pruebas toxicológicas hallaron otros opiáceos en el sistema de la actriz, incluyendo morfina, aunque el reporte señala que la morfina pudo haber sido una consecuencia de la heroína.

   "La señora Fisher sufrió lo que parece ser un ataque al corazón en el avión acompañado por vómitos y un historial de apnea del sueño. Basados en la información toxicológica disponible, no podemos establecer la importancia de múltiples sustancias que fueron detectadas en la sangre y tejido de la señora Fisher con respecto a la causa de muerte", detalla el reporte. Entre los factores que contribuyeron a su deceso está la acumulación de grasa en las paredes de sus arterias, dijo la oficina del forense la semana pasada.

   El hermano de la actriz, Todd Fisher, no respondió de inmediato a un mensaje en busca de información. Todd Fisher dijo el viernes que no le sorprendía que las drogas hayan contribuido al deceso de su hermana. "Les diría, desde mi perspectiva, que ciertamente no es noticia que Carrie consumiera drogas", comentó. Recordó que su hermana escribió extensamente sobre su uso de drogas y dijo que muchas de las drogas que consumía fueron recetadas por médicos para tratar sus problemas de salud mental.

   Fisher luchó por años con problemas de drogadicción y salud mental. La actriz admitió que fumó marihuana a los 13 años, usó LSD antes de los 21 y que a los 24 le diagnosticaron desorden bipolar. Fue tratada con terapia electroconvulsiva y medicamentos.

   "No me sorprende que parte de su salud fuera afectada por las drogas", dijo Todd Fisher. Y agregó que la condición cardíaca de su hermana probablemente empeoró por su hábito de fumar, así como por las medicinas que tomaba. "Si quieren saber qué la mató, todo eso", afirmó.

Comentarios