Escenario
Martes 24 de Enero de 2017

"Cada disco es un testamento, y este más por el tiempo que pasó"

Moris lanzó "Ayer, hoy y siempre". El nuevo álbum, el primero de estudio desde 2011, es un compendio de once canciones. Contiene nuevas versiones de clásicos y otras nuevas

El legendario cantautor, pionero y figura clave del rock argentino, quien acaba de lanzar "Ayer, hoy y siempre", un nuevo álbum de estudio, calificó a la música como una "pasión inagotable". "Cada disco es un testamento y este más por el tiempo que pasó", expresó el trovador, cuyo último trabajo de estudio había sido "Familia canción", de 2011, un registro compartido con su hijo Antonio Birabent.

A 50 años del lanzamiento de "Rebelde", la canción que marcó el inicio del rock argentino, junto a Los Beatniks, la banda que compartía con Alberto "Pajarito" Zaguri, Moris sigue haciendo gala con su nuevo trabajo del estilo que lo llevó a la popularidad.

"Ayer, hoy y siempre" es un compendio de once canciones, entre las que pueden encontrarse material compuesto especialmente para este disco y nuevas versiones de clásicos como "Ayer nomás" o el tango "Tomo y obligo".

El disco se destaca por las excelentes interpretaciones de Moris, a la altura de sus trabajos más recordados; la mixtura de distintos géneros que dan cuenta de los ritmos que forjaron su particular estilo y letras en las que están presentes la bohemia, las postales urbanas y la crítica social.

En tal sentido, en el disco conviven el rock tradicional de "Presidente" o "40.000.000", con el boggie de "El gusano", la balada de "Rubia sudamericana" y los ritmos flamencos en "Golpea", entre otros ejemplos.

En el plano lírico, la crítica social, ya sea de manera críptica como en un estilo más directo, tiene su correlato en las mencionadas "El gusano", "Presidente" y "40.000.000"; aunque también se hacen presentes las posturas filosóficas ante la vida como en el caso de "Nada a nadie".

Humor

Pero más allá de la profundidad de las letras, el humor también tiene su lugar como en "La Trampa", que cuenta con la colaboración de Antonio Birabent, en donde en plan divertido y con la excusa de la conquista amorosa, se ponen en juego las diferencias generacionales.

Protagonista indiscutible de la generación que dio el puntapié inicial del rock en la Argentina, a partir de clásicos como "El Oso", "De nada sirve" y "Pato trabaja en una carnicería", Moris emigró a España a mediados de los '70, en donde repitió la historia y se constituyó como pionero del rock en español en la Península Ibérica, con canciones como "Sábado a la noche" y su versión de "Zapatos de gamuza azul", de Carl Perkins.

Al respecto, su disco "Fiebre de vivir", en el que lo acompañaban los integrantes del ahora mítico grupo Tequila, entre los que estaban los argentinos Ariel Rot y Alejo Stivel, es uno de los registros más importantes del rock español de aquellos años.

Con motivo de la publicación de "Ayer, hoy y siempre", grabado gracias al apoyo de la Sociedad General de Autores y Editores, y con la colaboración de músicos como Lolo Micucci y Colo Belmonte, Moris respondió vía mail a la agencia Télam, el concepto del álbum.

—¿Qué significa para usted editar un nuevo disco?

—Cumplir con el rito de sacar cada tanto un disco. Como una gallina, poner huevos al ritmo de la naturaleza. La industria de los discos necesita material "fresco" y, supuestamente, "novedoso".

—¿Tiene expectativas a la hora de lanzar un nuevo disco o ya no presta atención a eso?

—Sí, expectativas en cuanto a la crítica y la reacción del publico. Cada disco es un testamento y este más, por el tiempo que pasó. La música es una pasión inagotable.

—¿Hace uso de las nuevas tecnologías a la hora de grabar o prefiere hacerlo a la vieja usanza?

—Produjimos el disco con el viejo método, mezclado con lo más actual, que suele dar buenos resultados.

—¿Cómo fue el proceso de selección de material para este disco?

—Las nuevas composiciones fueron compuestas a propósito para este disco y algunas rescatadas de viejos cuadernos de la memoria.

—En el disco hay una versión de "Ayer nomás" muy diferente a la original. ¿Por qué eligió volver a grabarla? ¿Analiza los riesgos que supone la comparación entre ambas versiones?

—Creo que "Ayer Nomás" soporta el tiempo por su letra y el sentimiento que acompaña la misma música. Estoy contento de cómo quedó. No analizo esos riesgos.

—¿Cómo surge la idea de mezclar de manera tan notable el tango y el rock en "Tomo y obligo"?

—"Tomo y obligo" la estrené en 1990 en Obras Sanitarias y me empeciné en mezclar los dos estilos que parecían irreconciliables.

—¿Considera que la crítica social, tan presente en su obra, logró cambios en la sociedad?

—Muchas cosas cambiaron en estos 50 años y la crítica social siempre ayuda.

en familia. Moris con su hijo, Antonio Birabent, con quien compartió su último trabajo discográfico.

Comentarios