Escenario
Martes 06 de Junio de 2017

Al fin Bob Dylan envió su discurso y podrá cobrar el Nobel

En un archivo de audio el creador de "Like a Rolling Stone" habló de Buddy Holly pero también de Homero como sus fuentes de inspiración

Bob Dylan entregó finalmente a la Academia Sueca su discurso de aceptación del premio Nobel de Literatura, en el que habla de Buddy Holly pero también de Homero como fuente de inspiración de sus canciones.

"El discurso es extraordinario y, como se esperaba, elocuente. Ahora que el discurso ha sido entregado, la aventura de Dylan está llegando a su fin", escribió ayer en una nota en su blog Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca que cada año otorga los prestigiosos galardones.

La Academia, que el pasado 13 de octubre sorprendió al mundo otorgando el Nobel de Literatura al cantautor estadounidense, tuvo que esperar luego más de dos semanas antes de que Dylan se manifestara. Asimismo, el cantante tampoco quiso ir en diciembre a la ceremonia de entrega porque dijo tener su agenda cubierta.

En el discurso, leído por el propio Dylan en un archivo de audio disponible en la web de la academia, el músico habla de la relación entre sus letras y la literatura.

"Cuando recibí el Nobel de Literatura empecé a preguntarme exactamente cómo mis canciones están relacionadas con la literatura", dijo Dylan.

Luego cita a músicos que lo inspiraron, como Buddy Holly, cuya música "me cambió la vida", y libros que lo impactaron, entre ellos "Moby Dick", de Herman Melville, o "Sin novedad en el frente", de Erich Maria Remarque.

Dylan, autor de canciones emblemáticas como "Blowin in the Wind" y "Like a Rolling Stone", también habla de Ulises, el protagonista del poema épico de Homero "La Odisea". "Los vientos lo sacuden y le hacen dar vueltas. Vientos agitados, vientos fríos, vientos hostiles. Viaja lejos y el viento lo devuelve", afirma.

Dylan, que recibió el premio por haber creado "nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense", según la academia, asegura que no le importa el significado de sus letras. "Lo único que importa es si una canción conmueve. No necesito saber lo que significa (...) He escrito todo tipo de cosas en mis canciones. Y no me voy a preocupar sobre lo que significan", asegura en el discurso.

Fecha que se vencía

Bob Dylan tenía hasta el 10 de junio para entregar su discurso de aceptación si quería recibir el premio en efectivo de ocho millones de coronas ($923.000 dólares), que es la dotación del Nobel.

La normativa de la academia indica que hay que entregarlo en un plazo máximo de seis meses después del 10 de diciembre, la fecha de la ceremonia de entrega de premios que coincide con el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel. El discurso puede tomar cualquier forma, dictado en la ceremonia oficial, grabado o incluso puede ser una canción.

Después de meses de silencio, Dylan aceptó finalmente el 1 de abril el diploma y la medalla de oro del Nobel en una ceremonia privada con los 12 miembros de la Academia Sueca en Estocolmo, donde tenía previsto dos conciertos. "Hubo muy buen ánimo, hubo champán", dijo tras esa reunión la secretaria permanente de la academia. Pero, según Maria Schottenius, crítica literaria del periódico sueco Dagens Nyheter, la experiencia con Dylan y su tardanza en aceptar el galardón obligará a hacer cambios en el futuro.

No es la primera vez que un ganador del Nobel de Literatura no acude a la ceremonia de entrega, pero por razones distintas. Hasta ahora, el filósofo francés Jean-Paul Sartre ha sido el único laureado en rechazar el premio, en 1964.

Comentarios