Cacho Castaña
Miércoles 10 de Mayo de 2017

"Acá deben 100 palos verdes pero se pasean por Europa; esto es joda"

El cantante criticó a Cristina Fernández de Kirchner y también fustigó a la Corte Suprema por el 2 x 1 que beneficia a los represores.

Recuperado y sin el tubo de oxígeno que lo acompañó en sus últimas apariciones públicas, Cacho Castaña presentó en sociedad su nuevo disco y DVD, "En vivo", en el emblemático Café La Humedad. El álbum es un registro completo de una noche inolvidable en el teatro Gran Rex de Buenos Aires, un show con 23 clásicos de la música argentina. Allí se pueden escuchar éxitos como "Café La Humedad", "Cacho de Buenos Aires", "La reina de la bailanta", "Garganta con arena", "La gata Varela", "Septiembre del 88", "Ojalá que no puedas", "La felicidad" y "Naranjo en flor", entre otros. Como invitados figuran Adriana Varela y Palito Ortega.

Un Cacho vestido con una remera negra y vivos dorados, a tono con su reloj y cadena colgante, dialogó con Télam en el emblemático boliche de Montserrat, sentado en un sillón blanco estilo Luis XV en el VIP del lugar. Sin pelos en la lengua, el legendario cantante criticó a la Justicia argentina, que permitió a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner salir del país pese a estar procesada en una causa judicial, a la vez que fustigó el fallo de la Corte Suprema que beneficia con el 2 x 1 a represores.

Ni una menos

Fiel a su estilo, Humberto Vicente Castagna, tal como dice su documento de identidad, recibió a la prensa de excelente humor, bebiendo un cortado chico y pidiéndole a las cámaras que tomen la remera que compró en Miami, a la vez que, jocoso, sostenía: "Si hoy escribo «Si te agarro con otro te mato», estamos hasta las pelotas".

En defensa de su invención artística, la ex pareja de Mónica Gonzaga aclaró que "una canción no te lleva a matar a nadie", sino que, por el contrario, "lo que te puede llevar es la droga o una mala educación desde chico, si crece con falencias y (más tarde) se encuentra fajando a una mina o enfierrado", explicó. "Esa canción la cantaba en sentido metafórico y divertido. No es un tema machista, para nada", opinó Cacho sobre la letra que dice: "Si te agarro con otro te mato, te doy una paliza y después me escapo. Dicen que yo soy violento, pero no te olvides que yo no soy lento. Dicen que yo soy celoso, pero no te olvides que yo fui tramposo".

A su vez, si bien se mostró a favor del movimiento "Ni una menos", que puso sobre el tapete la discusión por los derechos de las mujeres, Castaña sostuvo que por momentos se genera "una mezcolanza", debido a que "todos los días repiten el eslogan y el marque el 144 (la línea de atención a las víctimas de violencia de género)", tras lo cual, opinó, no sabe "si está tan bueno, porque la abundancia en todo es malo porque crea la duda". "En este tema —comentó— tiene que tomar carta el Estado y los jueces, porque siempre caemos en lo mismo. Estamos tratando de acomodar las cosas, pero al otro día se van caminando. Deben 100 palos verdes y se pasean por Europa, y al que roba una manzana lo meten preso. Esto es joda", afirmó.

"¿Lo dice por Cristina, que está justamente en ese continente?", preguntó Télam, a lo cual, con sorna, los ojos agrandados y entre risas, Castaña respondió, estirando las vocales finales: "No, ¿te parece? Todo lo contrario".

El compositor también arremetió contra el fallo de la Corte Suprema de Justicia que otorgó el beneficio del 2 x 1 a un represor condenado por delitos de lesa humanidad, al decir irónicamente: "Ya que estamos, que pongan el 3 x 1 y listo, si esto es un viva la pepa. Si total ya todo es lo mismo. Al país lo veo como el orto", disparó. "De todas formas —agregó, complaciente—, yo le pongo fichas y sé que vamos a salir. Como los negros, Argentina tiene un Dios aparte. Va a tardar, pero vamos a salir con laburo, esfuerzo y sacrificio", aclaró.

Planes para una película

En 2015, Cacho Castaña estuvo al borde de la muerte, internado en coma por dos meses y fue sometido a una traqueotomía que le puso en jaque el habla y, por ende, el canto.

Recuperado y sin el tubo de oxígeno que lo acompañó en sus últimas apariciones públicas, Cacho no pierde la esperanza de continuar presentando su nuevo CD todos los sábados en el Café La Humedad, a la vez que advirtió que corre tras el deseo de dirigir una película y que, para ello, cuenta con la asistencia de su amigo Palito Ortega.

"Va a ser una película muy violenta, en la que todo el mundo se desnuda, cierra la puerta y se arma un bolonqui bárbaro", dijo entre risas. "Yo la dirijo y ya la tengo acá", agregó señalándose la cabeza y acotó: "No le tengo más miedo a nada. Estuve dos meses en coma, no iba a hablar nunca más y ahora estoy cantando".

"Tomo agua mineral"

De todas formas, Cacho sostuvo que "mientras Dios" no le quiete la "dicha" de escribir canciones, él disfruta de la vida. "Hoy tomo agua mineral, no fumo, estoy aburrido y hago gimnasia. El Cacho de hace 20 años no hubiera sido feliz así, pero la verdad es que no sé qué le diría, porque ese Cacho estaba drogado. No me acuerdo de nada", admitió.

Su adicción a la cocaína fue algo recurrente es esta etapa de rehabilitación y enfermedad pulmonar (sufre de EPOC), al punto de que fue el tema central en la presentación de su libro el año pasado, en el Teatro Maipo. Sin embargo, en esta oportunidad, se centró en su primer DVD con CD, lanzamiento que lo devolvió a las bateas tras 5 años de ausencia y que, según comentó, lo puso "muy feliz" por haberlo compartido con Palito Ortega y Adriana Varela, sus "hermanos del alma".

Con respecto a su futuro artístico, Cacho afirmó que por el momento no tiene nada decidido, aunque advirtió: "Siempre hay algo para escribir. Si no escribo, me muero. Necesito escribir todos los días, aunque a veces son porquerías que no se pueden creer. Me cuesta estar sin escribir", aseguró.

Comentarios