Escenario
Viernes 03 de Febrero de 2017

A 25 años de una historia que fue un fracaso

El último protagónico de Drew Barrymore en la televisión fue hace 25 años, nada menos. En 1992, cuando aún era una adolescente, participó en la breve telenovela "2000 Malibu Road", muy seductora y con cabello corto, pero estuvo sólo seis capítulos al aire antes de ser cancelada por baja audiencia.

Debutó en cine en 1980 con "Estados alterados", de Ken Russel, y tras pasar por "E. T." , de Steven Spielberg, comenzó a consolidarse en la pantalla grande transformándose en una de las actrices más reconocibles de Hollywood en los 90 y la primera mitad del nuevo siglo.

Fue por eso que su aparición en la pantalla chica se hizo cada vez más esporádica: uno que otro telefilme, además de prestar su voz para series animadas como "Los Simpsons" y "Padre de familia", y muy poco más.

"Santa Clarita Diet" la encuentra en otra instancia de su carrera. Alejada de los problemas de drogas y alcohol tan típicos de los ex niños prodigios hollywoodenses, Barrymore logró hallar su lugar en el mundo en las distintas variantes del género del humor, como lo prueban su participación en la reversión de "Los ángeles de Charlie", las comedias románticas "Jamás besada", "Amor en juego" y las colaboraciones con Adam Sandler en "La mejor de mis bodas", "Como si fuera la primera vez" y "Luna de miel en familia".

Comentarios