Domingo 21 de diciembre de 2014
Martes, 17 de mayo de 2011  11:19 | Escenario

Los cinco peores momentos del primer programa de Tinelli

Volvió Marcelo Tïnelli y la televisión lo vivió como el gran acontecimiento del año. ¿Valió la pena? Para los gerentes de comercial, sí, el programa hizo picos de 40 puntos de rating y eso se traduce en la recaudación publicitaria del envío. Para la gente, no, porque el programa fue más de lo mismo.

  • Mirá el video de la apertura "ShowMatch" 2011

Por Ricardo Luque / La Capital

Pretendidamente cómico, el primer programa de la temporada 2011 de "ShowMatch" fue una galería del terror. Desde las parodias, que en tiempos de Pachu y Pablo eran logradas y ahora apenas insulsas, hasta las imitaciones que, pese al esfuerzo de los actores, acaso por la falta de tiempo para poder trabajarlas, no fueron logradas. Y lo peor: las ironías de Marcelo Tinelli, que cargó haciendo el inocente contra sus rivales de siempre, Susana Giménez y Mario Pergolini.  

1- La boda real: el programa arrancó con una parodia del casamiento del príncipe Guillermo y Kate Middleton, sobre las imágenes de la boda se hizo un doblaje en el que los personajes invitados a la ceremonia hacían comentarios pretendidamente graciosos sobre el regreso a la televisión de Marcelo Tinelli. El tenor de los chistes era digno de "Café Fashion". Un ejemplo: entran el príncipe Carlos y Camila Parker Bowels y él pregunta: "¿Trajiste la petaca?", a lo que ella responde: "La tengo escondida en el sombrero".

 

2- La gran apertura: para los productores de "ShowMatch" cuanto más gente hay en el piso mejor. El año pasado participaron de la la coreografía inicial del programa 300 bailarines, este 420. Hubo de todo, danza aérea, acrobacia, deportes callejeros, cama elástica y caño. También, una cantante, Laura Conforte, la estrella de "La novicia rebelde", que interpretó "Across the Universe", de los Beatles. Como si fuera "Love" del Cirque de Soleil, pero con coreografía de Tito y Pelusa. John Lennon y Paul McCarney ni enterados, claro.

3- Las ironías de Marcelo: envalentonado por el "minuto a minuto", que ayer le dio picos de 40 puntos de rating, Tinelli se cree y actúa como si fuera el Rey de la Televisión. Así fue como, con ese tonito falsamente provinciano que usa cuando quiere hacerse el vivo, le pego a su eterno rival Mario Pergolini. "Un beso grande a Pergolini. Y te quiero decir algo, Mario: Me encanta verte en la pantalla de El Trece. Te estamos esperando con los brazos abiertos", le dijo. También le pegó a Susana Giménez, sobre la que dijo, irónico, que "está divina".

4- Los invitados "sorpresa": para el "gran debut" Marcelo sumó a las que, a criterio de Ideas del Sur, son rutilantes figuras de la pantalla chica. Mariano Martínez, que no sólo es un actor pésimo sino también un bailarín inexpresivo, si no fuera por los abdominales marcados, que son la delicia de las chicas/os, su participación sería olvidable. También estuvo el "Burrito" Ortega. Se ve que a falta de Ronaldinho, vaya uno a saber para qué lo habían convocado, cualquiera venía bien. Hasta Cormillot, que bailó tap con dudosa elegancia, pero mejor que Tinelli.

5- La copia infiel: con un "gran esfuerzo de producción", Marcelo logró retener en sus filas a Martín Bossi, que fue tentado por Susana Giménez para que se vaya a Telefé. La pregunta es ¿para qué?, porque su imitación de Ricky Martin no sólo fue fallida sino también de dudoso gusto, sobre todo porque no se pareció en nada al cantante portorriqueño y porque se mofó de su familia gay. Freddy Villareal no le va en saga con su parodia del bailecito de Román Riquelme en la propaganda de papas fritas. Le sale mejor a Matías Almeyda...

 

certifica.com