Jueves 02 de octubre de 2014
Jueves, 28 de julio de 2011  01:00 | Escenario

El sexo que calienta la web

El video pornográfico de Silvina Luna que explotó en la web parece el corolario de una seguidilla que conjuga exposición extrema en internet a cambio de mayor fama. Ya nadie se pone colorada por salir desnuda en poses non sanctas. A esta altura, el video de Wanda Nara teniendo sexo oral parece un cuento de Heidi.

Por Pedro Squillaci / Escenario

El video pornográfico de Silvina Luna que explotó en la web parece el corolario de una seguidilla que conjuga exposición extrema en internet a cambio de mayor fama. Ya nadie se pone colorada por salir desnuda en poses non sanctas. A esta altura, el video de Wanda Nara teniendo sexo oral parece un cuento de Heidi.

La rosarina ex "Gran Hermano" simplemente dijo que la del video polémico fue ella, que el que aparece en la imagen es su novio y que fue "hace algunos años", como si el efecto calendario le diera alguna supuesta inmunidad. Y dale que va.

Ese acto de intimidad fue filmado con una cámara casera, puesta en el techo de un auto, y alguien la subió a la red. Hoy el video se puede ver como cualquiera escena hot de cualquier página porno.

El abogado de Silvina, Martín Leguizamón, contó al programa "AM" (Canal 5), que no hay que confundir libertad de prensa con la violación del derecho a la intimidad. "No tengo dudas de que ese derecho tiene que ser respetado", dijo el letrado. Y parece un chiste. Según Leguizamón el citado video "está causando un perjuicio muy grande". Y acá viene la parte en que la hipocresía se hace más evidente.

Ninguna mujer famosa que aparece en poses hot o porno, como en este caso, tiene un perjuicio. Ningún programa de ningún canal la bajará de un proyecto a una joven vedete, actriz o modelo por tener sexo en la web. Todo lo contrario, le lloverán ofertas y quizás jugosos contratos.

Desde Wanda Nara para acá, todo suma en el mundillo de la web y la farándula. Pero ahora parece que se puso de moda, alguién tiró una bomba de exposición a ultranza y las esquirlas se expanden. A saber: Juana Viale y Gonzalo Valenzuela en 200 o 300 fotos con poses eróticas, Silvina Escudero en una foto supuestamente amateur con una mancha de semen en su pecho; Romina Ricci mostrando una lola; la animadora infantil Panam en poses sugerentes; Karina Mazzocco desnuda y embarazada; más Karina Jelinek, Claudia Ciardone, y Graciela Alfano sentada sobre el inodoro de su baño.

Como si fuera poco, en el mundo del todo vale, ninguna quiere quedar como una monja. Moria Casán cuenta que recibió una propuesta de sexo a cambio de un departamento. "Y obvio que acepté", dijo la diva al aire. Para no ser menos, Nicole Neumann contó que le ofrecieron 50 mil dólares por sexo, pero ella, en cambio dijo que no. Mirá vos.

"Si ellas no tienen nada que ocultar, por qué lo vamos a ocultar nosotros", le dijo el periodista Luis Ventura, de "Intrusos", a Escenario. El límite debería estar en el sentido común, el buen gusto, en pensar que no por ser noticia sirve difundir cualquier cosa a cualquier precio. Sería una manera de parar la bola de nieve antes que nos asfixie la pavada.

Como una peli porno

No hay límites. Todo se puede ver. Es el lema de hoy. Silvina Luna aparece con su novio en la soledad de un viñedo. Primero toma vino desde el pico de la botella, después muestra las lolas, se quita la bombacha, se toca la vagina, muestra la cola, tiene sexo oral con su chico y él le hace el amor. Parece la descripción del filme “Fornicando en el viñedo”. Pero no. Patético.

certifica.com