Martes 25 de noviembre de 2014
Martes, 03 de septiembre de 2013  01:00 | Escenario

"Aviones", la nueva película animada de Disney llega este jueves a los cines de Rosario

Una historia que cruza los cielos del mundo para llevar un mensaje. El filme, inspirado en el éxito de "Cars", cuenta las aventuras de Dusty, un avión fumigador que sueña con convertirse en piloto de competición.

 

Todo por un sueño. Dusty (en el centro) debe superar un montón de obstáculos y armarse de valor para poder participar en una exigente competencia.

Después del éxito de "Cars", los estudios Disney regresan ahora a la pantalla grande con "Aviones", que este jueves se estrena en los cines de Rosario. El gran desafío de la película animada es que los aviones se transformen en personajes tan entrañables como el Rayo McQueen, Mate o Doc Hudson, los vehículos que cobraron vida en "Cars" y la convirtieron en un fenómeno.

La nueva apuesta de la factoría Disney cuenta la historia de Dusty, un avión fumigador que sueña con participar en una competencia aérea de altos vuelos. Pero Dusty no fue construido para competir, y lo peor es que le tiene miedo a las alturas. Así que recurre al experimentado aviador Skipper, que lo ayuda a clasificarse para enfrentarse a Ripslinger, el vigente campeón del circuito de carreras. Dusty deberá demostrar su valor para alcanzar alturas inimaginables y también le enseñará al mundo lo que hay que hacer para levantar vuelo.

"Aviones" está dirigida por Klay Hall ("Los Simpson", "Los reyes de la colina") y fue producida por Traci Balthazor-Flynn ("Bambi II", "El origen de la Sirenita"). El productor ejecutivo es nada menos que John Lasseter, el hombre detrás de películas como "Toy Story", "Bichos", y "Cars".

El candidato ideal. A Klay Hall le interesaban los aviones mucho antes de que "Aviones" emprendiera vuelo. Así que cuando Lasseter le preguntó al veterano de los estudios Disneytoon si quería dirigir un largometraje ambientado en los cielos, no lo dudó. "Siempre me han gustado los aviones. Mi padre estaba en la Marina y su padre también fue piloto. Se pasaron la vida volando y me contagiaron su pasión por la aviación", dijo Hall. "Cuando era pequeño, mi padre y yo comprábamos unas hamburguesas y unas Cocas y nos íbamos al aeropuerto local a ver aterrizar y despegar aviones. Yo me sentaba a su lado y dibujaba, mientras él me contaba las características de los aviones. Aún conservo algunos de aquellos dibujos", recordó.

La pasión de Hall por la aviación lo convirtió en el candidato ideal para dirigir la película. Pero el director ya estaba embarcado en otro proyecto cuando le llegó "Aviones". A sugerencia de John Lasseter, Hall pasó más de seis meses elaborando una historia ambientada en la frontera del Oeste americano y con el tema del ferrocarril. "Soy un gran aficionado a la Historia, igual que John, y la historia estaba repleta de trenes de vapor", contó. "Cuando todo empezaba a encajar, John me llamó y me dijo: «¿Qué te parece cambiar de rumbo y trabajar en una película sobre aviones?». Me quedé callado un segundo. John dice que en cuanto la sangre volvió a subirme al cerebro después de levantarme del suelo, le dije que sí. Le dije que si había algo que me gustaba más que los trenes, eso eran los aviones", afirmó.

Hall, Lasseter y el guionista Jeff Howard se reunieron desde el principio para decidir cuál sería la historia. "Estuvimos sentados cinco o seis horas en una habitación pequeña", dijo Howard, al que le encantó la oportunidad de hacer un "brainstorm" con Lasseter. "Todos lo respetamos muchísimo en el plano creativo. Fue genial que nos invitaran a compartir ideas con él. Allí surgió la idea de un avión fumigador que quiere ser piloto de competición. Le pusimos el nombre de Dusty ese primer día y hablamos de una carrera alrededor del mundo en la que conocería a pilotos de otros países", recordó.

Hall, por su parte, afirmó: "Creo que la gente se identificará con «Aviones» porque es una gran historia de alguien que siempre lleva las de perder. Encierra un mensaje que nos puede resultar útil a todos nosotros: si creemos en nosotros mismos, abandonamos nuestra vida cómoda y superamos los miedos que nos impiden dar un paso adelante, los resultados son alucinantes. Y eso es exactamente lo que le ocurre a Dusty en esta película. Es un avión fumigador que nunca vuela por encima de los 300 metros, pero que sueña con ser el piloto aéreo más rápido del mundo. Tiene que superar un montón de obstáculos y necesita armarse de valor para ser algo más que un avión fumigador", relató.

La película se desarrolla en varios lugares del mundo, lo que es un aliciente para que el público viva una gran aventura, en opinión de la productora Traci Balthazor-Flynn. "Dusty nunca se ha alejado demasiado de casa, así que está descubriendo el mundo", afirmó. "La película visita lugares que Dusty no ha visto nunca, al igual que muchos de nosotros. Tiene personajes de todo el mundo, personalidades con las que podemos identificarnos. Se trata de una auténtica aventura, un road movie en el aire", aseguró.

Humor, acción y sentimiento

El director de “Aviones”, Klay Hall, se incorporó a Disney en 2005, después de una larga trayectoria en la pantalla chica. “Yo siempre había hecho comedia. Pasé diez años en «Los Simpson» y luego en «Los reyes de la colina». Así que cuando llegó el momento de escribir la historia de «Aviones» el humor era un ingrediente clave, junto con el tipo de acción que exige una película sobre aviones, sin olvidar los sentimientos y la autenticidad”, apuntó el realizador. Hall afirmó que el equipo encargado de elaborar la historia encontró la mezcla perfecta. “Lo más divertido de hacer una película de animación es que trabajás en equipo. La animación es un arte que exige la máxima colaboración, porque se necesita un ejército de gente con talento para hacer este tipo de películas”, remarcó.

certifica.com