La ciudad
Viernes 06 de Enero de 2017

Escándalo con un taxista ebrio que estacionó mal y resistió a que le llevaran el coche

El incidente se produjo en un minimarket de Balcarce y Brown cuando personal de la secretaría de Control le pidió al chofer chofer que moviera la unidad y comprobaron su estado de ebriedad.

Un taxista en evidente estado de ebriedad protagonizó hace instantes un gran escándalo luego de que personal de la secretaría de Control Urbano detectara que la unidad estaba mal estacionada y al aparecer el chofer, comprobaron que éste estaba totalmente ebrio y ofreció resistencia.
El chofer admitió en declaraciones radiales que el auto estaba mal estacionado pero que "no estaba manejando" pero cuando los inspectores de la Municipalidad le realizaron el test de alcoholemia comprobaron que la medición dio 2,17. Fue en la zona de Brown y Balcarce.
"Yo llegué con el auto estacionado, fresco, después me mamé".
En diálogo con el programa "El primero de la mañana", que se emite por La Ocho, el chofer del taxi RA 1461, quien dijo llamarse Gerardo Giordano, intentó contar en un evidente estado de ebriedad cómo se había producido el incidente y contó que "yo no estaba sobre la unidad. Está bien, estaba mal estacionado, pero presenté todos los papeles. Yo al taxi lo manejo solo. No estaba arriba del taxi. Yo llegué con el auto estacionado, fresco, después me mamé (sic)".
Embed

Cuando le preguntaron cómo pensaba irse del lugar en ese estado contó que "pensaba irme con un taxi o en colectivo. Yo soy el titular del taxi, terminé el turno a las 10 de la noche, ponele. Después fui de unos amigos, fui a comer una picada, después me fui a Carcarañá y después vine para acá. Ahora voy a ver qué hago porque los papeles estaban en regla".
El hombre se quejó del escándalo que se había provocado: "Por estar mal estacionado no creo que haya tanto kilombo. Pero yo no estaba manejando, sino, ¿cómo lo estacioné tan bien? Yo había terminado de laburar".
El conductor del taxi RA 1461 fue sometido al examen de alcoholemia y el resultado arrojó 2,17.
Una de las inspectoras de la secretaría de Control de la Municipalidad que intervino en el operativo indicó que "se le hizo la prueba de alcoholemia (al taxista) dando positivo, se labraron las actas correspondientes y se va a remitir el vehículo al corralón. El hombre no estaba manejando pero estaba estacionado sobre cordón amarillo. Al intervenir la inspectora, porque la falta es causal del remisión, aparece esta persona en aparente estado de ebriedad y allí se solicita apoyo".


Comentarios