La ciudad
Miércoles 08 de Junio de 2016

"Es una tranquilidad para todos los argentinos, especialmente los rosarinos"

Patricia Bullrich dijo que la ciudad padeció "al cartel de Los Monos con sicarios, muertes entre bandas y dinero para compra de policías".

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó ayer que la detención de Ezequiel "Monchi" Machuca Cantero, uno de los líderes de la banda delictiva "Los Monos", representa una "tranquilidad para todos los argentinos y, especialmente, para los rosarinos que sufrieron a este cartel con utilización de sicarios".

Además, en diálogo con la prensa tras el inicio del operativo de traslado de Machuca a Rosario, aseguró que la banda estaba "absolutamente" desarticulada y advirtió que el gobierno va "a buscar una por una a las personas que están prófugas y cometieron algún delito".

"(La detención de Machuca) es una tranquilidad para todos los argentinos y, especialmente, para los rosarinos que sufrieron a este cartel con utilización de sicarios, muertes entre bandas y utilización de dinero para compra de agentes policiales", enfatizó Bullrich, al referirse a la captura concretada en Buenos Aires.

En el Congreso. Por otro lado y primera vez en sus casi seis meses de gestión, Bullrich, se presentó ante la comisión Bicameral de Fiscalización de Organos y Actividades de Seguridad Interior para defender los cambios "relevantes" que encaró desde que asumió en su cargo.

Ante diputados y senadores reunidos en el salón Illia del Congreso, la ministra destacó el "redimensionamiento" de la Policía Federal, el énfasis de la Gendarmería en el control de las fronteras y la creación de nuevos organismos gubernamentales, entre otras cuestiones. Y en lo que fue una de sus mayores definiciones, anunció que aspira a tener fuerzas de seguridad "bien pagas, bajando los niveles de corrupción y que sean eficientes".

Sobre la Gendarmería, indicó: "Analizamos un sistema de anillos" y que su primer foco debe ser el control de la "entrada del narcotráfico en la frontera norte. El objetivo es frenarlo antes de que entre". Y dijo que el segundo anillo debe ser el control de las "rutas principales donde se va a desarrollar una tarea con presencia" para dar con los narcotraficantes.

Luego, Bullrich subrayó: "Le hemos dado una dimensión que no tenía" al Consejo de Seguridad Interior, que reúne a las autoridades de seguridad de los gobiernos nacional y provinciales.

Según publicó el portal Parlamentario.com, la ministra ponderó la creación de la Dirección Nacional de Control de Integridad de las Fuerzas de Seguridad con "cuatro bloques de tareas: control toxicológico, patrimonial, ambiental y operativo". Dijo al respecto que la obligatoriedad de presentar declaraciones juradas para todos los miembros de las fuerzas de seguridad es una de sus primeras medidas y que vendrán más.

A modo de resumen, Bullrich sostuvo que pretende fuerzas de seguridad "bien pagas, bajando los niveles de corrupción y que sean eficientes".

Secuestros. En otro orden, tras una consulta del diputado del Frente Renovador Sergio Massa, la ministra se refirió a las versiones que indican que en los últimos meses aumentaron los casos de raptos: según su información, los secuestros bajaron un 27 por ciento en la provincia de Buenos Aires respecto del 2015.

"El secuestro es de alta preocupación social, genera mucha incertidumbre y desazón, tiene que ver con esta forma de variación que hace el delito, aparece en entradera, de golpe es un secuestro express", afirmó Bullrich.

Por su parte, la senadora Anabel Fernández Sagasti, del Frente para la Victoria, indagó a la funcionaria respecto a una iniciativa oficial para traspasar las escuchas telefónicas a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

"No tengo información oficial que sea así", respondió Bullrich. Aunque reconoció que existe "un problema enorme con situaciones de riesgo" en torno a las escuchas.

Comentarios