Información Gral
Jueves 08 de Septiembre de 2016

Es un porcentaje grande de chicos que están en condición de vulnerabilidad

"Las cifras dan cuenta de un porcentaje muy grande de niños que se encuentran en condición de vulnerabilidad. Para realizar la evaluación de las condiciones alimenticias, se realizó un test de 12 preguntas, de las cuales muchas indagan sobre las experiencias de hambre de los niños", aseguró la coordinadora de la investigación de la UCA, Ianina Tuñón.

"Las cifras dan cuenta de un porcentaje muy grande de niños que se encuentran en condición de vulnerabilidad. Para realizar la evaluación de las condiciones alimenticias, se realizó un test de 12 preguntas, de las cuales muchas indagan sobre las experiencias de hambre de los niños", aseguró la coordinadora de la investigación de la UCA, Ianina Tuñón.

"El contexto macroeconómico argentino a fines de 2015 se caracteriza por un elevado déficit fiscal, una economía con indicadores claros de estancamiento, falta de inversiones, escasa capacidad de crear nuevos empleos e inflación creciente, además de una situación de indigencia económica sostenida y contenida a través de los programas de transferencia de ingresos y políticas de subsidios", precisó la especialista.

Si bien hubo mermas en el lapso de cinco años de los principales indicadores, la pobreza infantil todavía se mantiene en niveles muy elevados en la Argentina.

Se estima que en 2015, uno de cada cuatro niños (24,7 por ciento) pertenecía a hogares con las necesidades básicas insatisfechas (NBI). Eso representa un indicador de la pobreza de tipo estructural tradicional, que refleja las oportunidades existentes en una sociedad en aspectos clave del desarrollo humano y social de la infancia (hábitat de vida, inclusión educativa de los niños de entre 6 y 12 años y del jefe de hogar y la tasa de dependencia).

Respecto a las cifras de la pobreza estructural, la mayor merma se dio entre 2009 y 2010, mientras que a partir de 2011 hasta el 2015 la cifra se mantuvo en pleno ascenso. "En cuanto a los derechos a la crianza, salud e información, hay inequidades muy significativas. La inequidad social es muy evidente y tendría que estar entre los principales temas de atención para las políticas públicas", añadió Tuñón. El Barómetro de la Deuda Social Argentina identifica, estudia, monitorea y evalúa la dinámica y los alcances de la Deuda Social entendida como déficit en las capacidades de desarrollo humano e integración social de la población. Además, evalúa el efecto de las políticas y acciones públicas-privadas que inciden sobre su estado y evolución.

Comentarios