Ovación
Lunes 08 de Agosto de 2016

Es un jugador de excelentes condiciones

Por Sebastián Abreu.

Nadie puede negar que se trata de un jugador de excelentes condiciones. Tal vez sea del paladar del hincha de Central, pero hoy eso es relativo porque en otros momentos llegaron jugadores con otras características a las de Teo y respondieron, como son Niell, Ruben, Larrondo, yo. Lo que tendrá que hacer es adaptarse a lo que es jugar en Central e interpretarlo rápido para aplicarlo a lo táctico y así colaborar con el entrenador. Deberá acostumbrarse a jugar con otro centrodelantero, que hoy es Ruben, y ese será otro paso en el que tendrá que mostrar inteligencia para sacarse provecho uno con otro. No lo conozco personalmente y no puedo opinar sobre su personalidad, pero un jugador que jugó un Mundial, que estuvo en Racing, River y Sporting de Lisboa tranquilamente se puede esperar que esté a la altura de Central. No creo que lo sorprenda la exigencia con la que se va a encontrar porque es algo que ya vivió en otros lugares. Hoy está defendiendo a su selección en los Juegos Olímpicos, siendo capitán del equipo, y eso es muestra de su jerarquía. Tácticamente fue referencia de área y gozó de acompañantes y ahora se va a encontrar con una referencia como Ruben, quien ya tiene claro cómo se juega en este equipo. Será Teo quien deba adaptarse y quien tendrá la obligación de hacerlo cuanto antes. La exigencia la tendrá y en ese sentido depende de la pasión que tenga cada uno por el fútbol a la hora de sentirse un privilegiado de jugar en un club como Central, sabiendo que siempre va a tener un estadio lleno, empujando en todo momento. Un jugador eso lo toma como un privilegio y a partir de ahí se debe disfrutar. Para Teo será clave no tomarlo como una presión o una mochila. A todos les gustaría estar en esta situación y somos pocos los que pudimos vivirla. No tendrá que hacer ni más ni menos que lo que venía haciendo en su carrera, sabiendo que llega a un club espectacular, que te respalda en todo momento, pero con mucha exigencia.

Comentarios