La ciudad
Sábado 03 de Septiembre de 2016

"Es un cachetazo más, lo sentimos como una burla", lamentó la banda Raras Bestias

Joel Pereyra, de Raras Bestias, expresó su indignación por el ascenso de un inspector que está imputado en la causa del Café de la Flor.

El ascenso de un inspector imputado en la tragedia del Café de la Flor, en la que murió un músico de Raras Bestias, despertó duros cuestionamientos por parte del sector opositor político local y también de los integrantes de la banda, quienes manifestaron que con esta decisión del gobierno municipal se sienten "burlados, con impotencia, como si se nos estuvieran riendo en la cara".

El funcionario Pablo Andrés Akerman se encuentra implicado en la causa judicial por la habilitación del bar donde el bajista Adrián Rodríguez falleció tras recibir una descarga eléctrica sobre el escenario, en octubre del año pasado. Ahora lo ascendieron de cargo y será coordinador de la Dirección de Habilitación. Así lo hizo público un informe de La Capital.

"La verdad es que es un cachetazo más, lo sentimos como una burla. Es inaudito que alguien que está sospechado por una causa lo asciendan así como si no hubiera otra persona capaz de asumir esos cargos. Es muy raro todo", exclamó ayer Joel Pereyra, el cantante de Raras Bestias.

"A nosotros nos tomó por sorpresa, imaginate que un tipo que apruebe un lugar, ahora va a tener gente a cargo. Nos deja sin palabras. Lo que sentimos es pura impotencia, como si se nos estuvieran riendo en la cara", confió uno de los líderes de la banda.

Asimismo, el cantante advirtió que "lo que pasó no fue sólo a Raras Bestias, sino a toda la sociedad rosarina. Uno sabe que a cualquier local que entra, este tipo tuvo a su cargo inspeccionar, ¿cómo puede ser que le den más poder del que tenía antes? Es como una burla", reclamó enfáticamente Pereyra, quien reveló que el grupo está esperando el juicio, pero "nos hubiera gustado que fuese otra la carátula, y no dolo eventual".

Red social. En tanto, desde Facebook, los músicos de la banda expresaron su profundo dolor por la situación que están atravesando. "Desde Raras Bestias queremos decir que a tanto dolor se nos suma otro puñal. Los que gobiernan en nuestra ciudad se nos siguen riendo en la cara. Ya sabemos que la Justicia en nuestro país deja mucho que desear, no vamos a descubrir nada nuevo si decimos y contamos todo el mal accionar y la implementación de las leyes por parte de muchos de los responsables de impartir justicia. La corrupción e impunidad que nos supera día a día es un puñal que se va clavando lentamente en el corazón y en el alma de los rosarinos, el poder que encubre a los sectores más corruptos se nos burla".

En un extenso comunicado, remarcaron que sienten "dolor, impotencia, angustia, resignación, bronca, indignación, injusticia... muchos son los sentimientos que podemos enumerar desde el 12 de octubre de 2015 a la fecha. Pero las esperanzas, la fuerza, el empuje, la honestidad, la entereza, y los principios; eso es algo que no muchos pueden llevar con orgullo. Nosotros sí porque no vamos a bajar los brazos hasta que paguen lo que le hicieron a Adrián".

En julio. Si bien la decisión oficial del gobierno municipal de ascender al inspector Pablo Andrés Akerman ocurrió el 11 de julio, fecha en que la fiscal ya le había imputado los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público con falsificación ideológica de documento público en dos hechos en concurso real entre sí, recién se conoció públicamente el jueves tras una nota de La Capital.

Los integrantes de Raras Bestias expresaron que esperan justicia para este caso.

Comentarios