Edición Impresa
Viernes 13 de Enero de 2017

Es tiempo de aclarar

La señora Milagro Sala no está siendo investigada por sus opiniones políticas. Tiene el más absoluto derecho de decir lo que quiera.

La señora Milagro Sala no está siendo investigada por sus opiniones políticas. Tiene el más absoluto derecho de decir lo que quiera. Lo que es objeto de los procesos judiciales que se le siguen es la comisión de hechos delictivos. Son varios, abarcan diversos artículos del Código Penal, pero todos son manifestaciones del empleo arbitrario de fondos públicos en su provecho y de la fracción que lidera, y del uso de la violencia como herramienta de construcción política. No hay ningún elemento que indique que no se respeta en su caso el debido proceso. Lo que cuestionan algunos sectores es que se la prive de la libertad mientras se sustancian las causas. Pero, si bien la libertad es la regla hasta la existencia de condena, los ordenamientos procesales prevén la atribución de los jueces de denegarla en ciertos supuestos. Es lo que ha ocurrido en el caso de Sala, porque –por muy fundadas razones– se presume que, como cabeza del Estado paralelo que edificó en estos años, podría obstaculizar la obtención de pruebas. La conductora de la Túpac Amaru centró su defensa en motivos políticos, no jurídicos. En lugar de rebatir los cargos en su contra, se limitó a sostener que es una "perseguida política". Así no se cansó de decir que la procesaban por ser "negra" y defender al pueblo contra los villanos que lo quieren oprimir. Supongamos que es la persona mejor intencionada del mundo y que sus adversarios son perversos: ¿eso le da derecho a violar la ley a gran escala? Para ella, para el kirchnerismo y para la izquierda populista latinoamericana, sí. No importan los medios, sino los fines. Lo que sería intolerable en un dirigente de centro o de centro derecha, es admisible en Sala, que representa al "pueblo" contra el "neoliberalismo". La misma defensa política ensaya Cristina Kirchner. Al ser procesada por asociación ilícita, preguntó a través de su desopilante cuenta de twitter si también lo sería el 46% de los argentinos que la votó en 2007 y el 54% que la votó en 2011. La traducción de ese curioso interrogante sería esta: "Como el pueblo me votó, soy impune".

Pero el Estado de Derecho se apoya sobre otras premisas. Se basa en una proposición aparentemente paradojal, que es de muy reciente data en la historia de la humanidad: que el Estado, que crea el Derecho, al mismo tiempo se somete a él. Es el Estado como abstracción y los concretos funcionarios que adoptan las decisiones. La señora de Kirchner podría haber sido votada por el 99% y ese dato no debería influir para nada en el ánimo de los jueces que deben juzgarla. Sabemos que esto no ocurrió en el pasado, pero es una patología que debemos superar.

Jorge R. Enríquez

Algo huele mal en Buenos Aires

Lo que pasa en Buenos Aires nos irrita también a los ciudadanos del interior del país que vemos la indolencia de los responsables para darle fin a tantos delitos que muchas veces lo comenten un puñado de dirigentes prepotentes que vaya a saber a qué partido político pertenecen. Quiero agregar que al dirigente gremialista, Néstor Segovia, que pomposamente sale en los medios con aire de "perdonavidas", alguien muy cansado de los atropellos gratuitos de este patotero ignorante le hizo una denuncia penal. Lo que no se anima el gobierno o los responsables que deben garantizar el cuidado de los usuarios que la pasan muy mal. El expediente 234/2017, caratulado "Denuncia"- Sorteo-, asignado al Juzgado Criminal y Convencional Federal 2- Denunciante: Wieder Isaac - Denunciados: Segovia Néstor - Asociación gremial de trabajadores del Subte y Premetro - Pianelli Roberto Claudio - Delito: Entorpecimiento de Servicios Públicos (Art.194), Asociación Ilícita - Extorsión. En esto debe jugarse la Justicia y sin demoras, porque el daño que cometen a todos los usuarios que necesitan imperiosamente viajar a sus trabajos y un sinfín de situaciones impostergables, es muy perjudicial.

Alejandra Pérez Ortega

DNI 10.115.142

Tucumán


N. de la R. La autora de la nota se refiere a los frecuentes paro de subtes que se llevan a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los trastornos que genera en los trabajadores .

Necesitamos hechos concretos

Estoy, como toda mi vida, leyendo La Capital y querría saber qué guío a quien puso en primera plana el título "Arroyo Seco, un peligro para los jóvenes". ¿Por qué estigmatizó a esa población? Si se sigue leyendo el diario del 8 de enero, páginas 3, 4 y 5, se verá que el problema de los "boliches" es nacional. En la página 3 se mencionan otras localidades donde también hay "boliches" concurridos por jóvenes rosarinos y también barrios periféricos de la ciudad, lo que indica que el peligro no es sólo de Arroyo Seco. Menciona otros establecimientos de la localidad como si todos fueran iguales, desconociendo la realidad de cada uno. Se debería empezar por la acción municipal y policial. Sabemos que gente drogada hay en todas partes del país. Me da la impresión, reforzada por lo que dijo un referente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica que no se piensa en velar por la seguridad y salud de la gente, sino porque al ir a poblaciones aledañas merma la concurrencia a los de nuestra ciudad. Y esos lugares bailables de Rosario no son "castos y puros"; lo vemos en escándalos, peleas, agresiones molestas a los vecinos, entre ellos, y al incumplimiento de leyes y disposiciones (aparecen en el diario). Debemos iniciar una cruzada multisectorial para buscar soluciones y no paliativos. No se necesitan declaraciones de buenas intenciones que queden flotando en el aire, sino hechos concretos que involucren a las autoridades y a la población en general.

Nélida González

DNI 1.045.395

Donald Trump y la carrera nuclear


El presidente electo de los Estados Unidos y su equipo dejaron bien en claro que a partir del 20 de enero el nuevo gobierno estará muy atento a lo que hagan los países en materia de desarrollo nuclear. Sean Spicer, futuro portavoz de la Casa blanca, aseguró que Donald Trump actuará de la misma forma en caso de que una nación extranjera tome la decisión de incrementar su arsenal nuclear. De golpe se produjo un endurecimiento de las posturas de Washington y Moscú respecto a tan delicada cuestión. Hace un mes el presidente Vladimir Putin ordenó a las autoridades militares reforzar a partir de 2017 la capacidad nuclear de Rusia con misiles con capacidad para atravesar cualquier escudo defensivo. La reacción de Trump no se hizo esperar: a través de Twitter manifestó que Estados Unidos debía fortalecer y expandir su capacidad nuclear. Spicer expresó a la CNN que Estados Unidos no se cruzará de brazos si otras potencias anuncian su decisión de aumentar su capacidad nuclear. Para intentar calmar los ánimos, Putin dijo que no veía nada raro en la decisión de Trump de fortalecer su arsenal nuclear ya que se trataba de una promesa de campaña. Por su parte, Trump dio a conocer una carta que le envió su par ruso en el que expresa su deseo de que ambos colosos puedan restablecer el marco de cooperación bilateral y situar la colaboración entre Washington y Moscú en un nuevo nivel cualitativo. Esta nueva apuesta a una competencia nuclear entre Estados Unidos y Rusia no hace más que cerrar una etapa histórica caracterizada por la hegemonía de la república imperial. Lo que Francis Fukuyama denominó "el fin de la historia" al período posterior a la caída de la Unión Soviética, aparentemente ha llegado a su fin.

Hernán Kruse


El valiente y tan maltratado jubilado

El jubilado ya sabe que cuando nombran un nuevo director de Pami tiene que prepararse y cubrirse el trasero. Porque es muy probable que el nuevo venga con ideas "revolucionarias" que seguramente perjudicarán al jubilado, que en este caso es el perejil. Este director habla de solidaridad, palabra ligada a la discrecionalidad y de subsidios, ligada a la corrupción. Y empieza por cortarles de un plumazo los medicamentos a muchos jubilados. Señor director, le diré que el jubilado que les hizo los aportes durante 30 o 40 años puede tener auto, lancha, avión y si quiere un terreno en la Luna. Usted no puede discriminarlo si el se gana su dinero trabajando. No puede coartar sus derechos adquiridos. Menem me hizo de Máxima, una AFJP privada, sin que asintiera (el hecho de que no me negara era asentir). Idea revolucionaria. Luego, como no retiré esos fondos, se los quedaron vaya a saber quién. Otra idea revolucionaria. Y a raíz de ello, tuve que pagar una moratoria. Hace diez años que me jubilé y todavía trabajo. Por ello, tengo una pick up modelo 2007 y puedo pagar medicina prepaga (la cual pago desde hace ya 40 años). Obviamente que si no trabajara no lo podría pagar. O sea, que tengo que dejar de trabajar, vender mi pick up y renunciar a mi medicina prepaga, para no tener que pagar los $2.000 de medicamentos que necesito mensualmente. En este caso, si necesitara atención medica, ser internado, tendría que ser atendido en el Pami II de Rosario, en el cual tendría que caminar 20 o 30 metros desde mi habitación, arrastrando el suero en esos portasueros que las ruedas ni giran para trasladarme al baño más cercano, que muchas veces no funciona y se encuentra en pésimas condiciones (me consta por familiares que han vivido tan desagadable experiencia). ¿Por qué usted, que es tan valiente y revolucionario, no le exige a Cristóbal López los aportes que no realizó durante años y le expropia algo de un plumazo y con eso compra medicamentos? O emprende contra las grandes empresas contratistas, como Telecom, que tercerizan para no hacer aportes. O contra el Estado mismo que contrata gente en negro. Esa debería ser "su lucha" y no contra los jubilados perejiles. Y si no puede, si no se anima, haga algo importante: venga a arreglar el botón del baño del Pami II que no funciona hace rato.

María Luisa Avila

Comentarios